ATENCIÓN: CONTIENE SPOILERS

Bueno. Ya puedo opinar sobre la tercera entrega de la segunda saga de Star Wars que en realidad es la primera. En fín, que con esta entrega, George Lucas cierra una trilogía endosada con calzador a los nerds y que no alcanza ni por asomo la calidad de las primeras entregas cinemátográficas de la serie. Con esta serie de precuelas, Lucas alcanza su objetivo de ganar más dinero a costa de adolescentes virgenes.

La película empieza con las aventuras de Obi Wan y Anakin al rescate de Palpatine. Anakin ya aparece vestido de negro, que cosas, como Luke en el Episodio VI. Debe ser una regla Jedi: “Si te cortan la mano con una espada laser tienes que vestir de negro en la siguiente entrega.“. Una mano, que por cierto Anakin mueve con la fuerza y, posteriormente, su hijo Luke tendrá que conformarse con una patatera mano biónica. Aunque esa no es la única incoherencia entre ambas trilogías.

¿Y que puedo decir de Padme? La minimamente carismática princesa de los Episodios I y II ha sido substituida por una completa lerda que mantiene dialogos absolutamente estupidos con el no menos lúcido Anakin Skywalker: “-¿En que piensas? -Estoy enamorada de ti. -No, yo estoy mas enamorado de ti. -No, yo. -No, yo, tontita. -Cuelga. -Cuelga tu -No, cuelga tu.” y asin, sucesivamente. Por no hablar de lo estupido de su muerte. “Clinicamente esta bién pero la perdemos porque no tiene ganas de vivir” es el diagnostico de un robot minutos antes de que esta fenezca despues de expulsar a dos lozanos bebes mientras Darth Vader da sus primeros pasos a lo Boris Karloff.

El resto de la película es igual de absurda, espectacular pero absurda. Yo entiendo que miles de artistas tanto digitales como diseñadores e ilustradores convencionales han invertido mucho esfuerzo. Con ellos no me voy a meter ya que son simples trabajadores como los que murieron en la segunda estrella de la muerte. Debo decir que han hecho un trabajo magnífico en esta broma de guión del señor Lucas. Eso sí… ¿tenían que esperar al ultimo cuarto de hora de la tercera película para que, de repente, los diseños se acercaran a la trilogía rodada en los 70? Señor Lucas ¿no podría haber empezado en el Episodio I ahorrandonos este absurdo lapsus anacrónico? Es decir, incluso el diseño de los decorados de Space Balls de Mel Brooks es mucho más coherente. Por no hablar que los valores filmicos y narrativos de esta son excelentes, caballerete, en comparación con los I,II y III.

Podria tirarme mas tiempo hablando de mas incoherencias como el regreso al guión de los midiclorianos (¿los sacó Lucas de un anuncio de yogur?), los superpoderes de R2D2 y la celeridad con la que se le deforma la cara a Palpatine una vez ya se sabe definitivamente que él es el malo maloso… pero solo me lamentaré por Natalie Portman, Ewan Mcgreggor y Samuel L. Jackson profesionales que han sufrido mucho tiempo a un director que no tiene ni idea de lo que es el concepto de actor.

Ah. Puede que no se me note, pero me gusta Star Wars, tanto que considero los episodios IV, V y VI excepcionales. Pero el marketing de esta nueva entrega no ha nublado mi criterio. Aunque el wookie se vista de seda, wookie se queda. Una película mala siempre es una película mala (o tres).

Ah, un spoiler mas para los seguidores de los episodios I, II y III:

You will die alone!

Artículos relacionados

X-Men: Primera Generación (X-Men: First Class)
Los Vengadores (The Avengers)
¿Qué podemos esperar de Capitán América: Civil War?