Zombies! Zombies! Zombies!

Un científico crea una cura que mata las células del cancer… y al resto de células manteniendo al huésped con vida. El celador del laboratorio, pensando que es una nueva modalidad de crack de diseño se lleva el virus para colocarse con un par de prostitutas. Las prostitutas están en rivalidad con las chicas del Grindhouse, un club de striptease de la zona. Cuando el virus convierte a una de las prostitutas en zombie, estalla el brote de muertos vivientes. El único sitio seguro de la zona es el club.

¡Ay, ay, ay! Todavía me duele. Parece que uno no escarmiente de ver películas y subproductos de serie Zn. La cinta de la que me vengo a lamentar hoy es «Zombies! Zombies! Zombies!«, un producto destinado a videoclub y con menos presupuesto que los accionistas de Lehman Brothers.

No es el hecho de que haya poco presupuesto, sino lo pésimamente rodada que esta esta película por lo que merece palos a raudales. Un par de chicas Playboy de segunda y los amiguetes del director (no voy a mencionar nombres) son los «actores» y «actrices» que se cagan en las bases de cualquier método interpretativo. Incluso los que hacen de zombies lo hacen mal e incluso, en algún plano, se puede ver como se están riendo. El sonido es cutre de cojones, esta grabado directamente con la cámara y tiene mucho ruido. Por cierto, no, no es 35 mm. Lo único que se salva es algún efecto gore.

Paso de hablar más os dejo unas cuantas imágenes y me largo, no me apetece hacer una crítica decente.




Si os interesa, u os queréis vengar de alguien, aquí está el torrent.

Artículos relacionados