Prince of Persia (2008)

Un joven vaga por el desierto buscando a su mula perdida, la cual cargaba con todos su bienes y tesoros adquiridos en sus aventuras. Su camino se cruza con el de una joven amenazada por unos soldados. El joven salva a la chica, la cual resulta ser una princesa llamada Elika, y la escolta al palacio Ormazd, lugar de reposo del arbol de la vida que encierra al malvado dios de la oscuridad y la corrupción, Ahriman. El padre de Elika logra romper el sello que retenía a Ahriman extendiendo la corrupción. El joven y Elika comenzarán una aventura para detener a Ahriman y sus subditos gracias al poder de Ormazd que alberga la princesa.

pop2008cover

El pasado año, Ubisoft probó suerte con el relanzamiento de una saga iniciada a finales de los 80 por Jordan Mechner con el juego de título homónimo. Tras una decente cifra de ventas con la saga de «Las arenas del tiempo«, se pretendió aprovechar la nueva generación de consolas para reinventar el carisma del príncipe. Desde mi punto de vista el resultado no ha llegado a cuajar.

La historia es muy descafeinada, casi infantil y, a pesar de no tener canciones, bien podría pasar por un largometraje de la Disney, los diálogos se acercan a los estereotipos de las películas de aventuras juveniles. Solo el final logra sorprender y darle un toqué más oscuro al argumento, y por oscuro me refiero al corazón de nuestro protagonista.

prince-of-persia-prodigy-34_resized

El aspecto gráfico es el más destacable del juego al contar con el buen hacer del equipo de Ubisoft Montreal que ha optado acertadamente por el cell shading dando un toque interesante al atractivo diseño de los personajes que pululan por los escenarios movidos por una versión modificada del motor gráfico Scimitar, utilizado en Assassin’s Creed. Dichos escenarios, por cierto, para mí son lo mejor del juego por lo bien detallados y ambientados que están, cosa apreciable desde los puntos más altos.

El aspecto sonoro está también bien cuidado, sobretodo el doblaje español, que es uno de los mejores que he visto en mucho tiempo en el mundo de los videojuegos. La música la pone Inon Zur heredando algunas de las composiciones que Stuart Chatwood realizó para la saga de «Las Arenas del Tiempo».

prince-of-persia-prodigy-28_resized

La jugabilidad es bastante buena, teniendo en cuenta que tiende a simplificar las acciones del principe respecto a la anterior saga. Con tal solo dos botones tendremos todo hecho, y únicamente en las batallas tendremos que aplicarnos un poquito. Si a esto le añadimos el aliciente de que no podemos morir gracias al poder de Ormazd, tenemos un juego demasiado fácil cosa que le ha llevado a ser criticado por ello además, al igual que a su compañero de banquillo Assassin’s Creed, se le ha acusado de repetitivo por su mecánica de juego a pesar de poder englobarse en la categoría de juegos sand box.

Concluyendo, Prince of Persia no deja de ser un título de primera linea gracias a su sobresaliente desarrollo, pero su facilidad y lo descafeinado de la historia lo dejan en un quiero y no puedo. Parece mentira que todavía no hayan logrado superar la magia de aquel título de 1989…

Enlaces relacionados
Web oficial.
Crítica en Xboxgo de mi compañero Loki.
Espacio en Gameocracy, la red social de videojuegos.

Artículos relacionados