Hellbound: Hellraiser II

Hellraiser2b

Tras los acontecimientos en los que, junto a su familia, se vio implicada con los cenobitas, Kirsty (Ashley Laurence) se encuentra bajo observación en un centro psiquiátrico. El encargado de supervisarla es el Dr. Channard (Kenneth Cranham), muy interesado en la historia de Kirsty y cuyo hobby real es el estudio de «la configuración del lamento», la peculiar caja que abre las puertas del infierno. Siguiendo el caso de Kirsty, se hace con el viejo colchón en el que murió Julia (Clare Higgins) y sacrificando a enfermos mentales logra devolverla a la vida. Mientras, Kirsty recibe mensajes de socorro desde el infierno, convencida de que su padre necesita ayuda se escapa del centro psiquiátrico ayudado por Kyle (William Hope), el ayudante del Dr. Channard. Una vez ha terminado de ayudar a Julia, Channard utiliza a Tiffany (Imogen Boorman), una niña autista con especial talento para los puzzles, para abrir la configuración del lamento…

hellbound-1
Clare Higgins en una bella toma

Hellbound: Hellraiser II es uno de los pocos ejemplos de secuelas que enriquecen, en conjunto, lo aportado por la primera entrega. Clive Barker se limitó únicamente a escribir el guión, cediendo los mandos a Tony Randel el cual, desde mi punto de vista, aprueba con nota. Esta entrega profundiza en el misticismo cenobita y ata cualquier cabo que quedara por atar.

Entre las incógnitas desveladas en esta película, conocemos el origen de Pinhead e intuimos el pasado de sus compañeros. Oh, grandes los Cenobitas. Tanto en la anterior entrega como en esta, despiden nobleza y, en cierto modo, se rigen por unas reglas sorprendentemente éticas. Los Cenobitas solo acuden a por quien les convocan, como bien lo demuestra Pinhead al defender a Tiffany después de que esta abriera la caja y sus compañeros se interesasen por ella. Por cierto, conocemos también que los Cenobitas se crean en una cámara especial.

hellbound-2
El infierno según Barker

Esta vez, el espectador es invitado al infierno y consigue asombrar. Muy interesante el concepto elaborado por Barker y, aunque sea tópico decirlo, posee algunas imágenes propias del infierno de Dante. ¿Quien dice que el infierno tiene que estar envuelto en llamas? Lo único que cojea un poco de esas imágenes es que el infierno está bastante vacío y la mayoría de veces solo vemos pasillos y más pasillos.

Los efectos especiales son bastante mejores que en la anterior entrega, destacando el impresionante Cenobita Doctor en el que se convierte Channard. La interpretación esta a la altura de la primera aunque Clare Higgins está un poco más sosa.

hellbound-3
Laurence y Boorman

Si no habéis visto Hellraiser y Hellbound, recomiendo que las veáis y os quedéis con el sabor de boca que dejan. Esta claro que para gustos, colores. A mi me han gustado bastante, teniendo en cuenta mis gustos rarunos, claro.

En breve os hablaré de como destrozar una figura carismática comentando las innecesarias secuelas, que no son pocas y que han creado una saga de chichinabo.

Artículos relacionados