Brain Damage

Photos from Brain Damage

Brian (Rick Hearst) se despierta dolorido de una siesta con la nuca bañada de sangre, el responsable es Elmer, una criatura ancestral que se alimenta de cerebros. Para ello, el bicho necesita parasitar un humano en el que desechar el «zumo» del cerebro de sus victimas directamente en el de su anfitrión, convirtiendo a este en adicto. Brian comenzará a tener una relación enfermiza con la criatura.

Brain Damage es una cinta de terror de 1988 bastante interesante a la par que casposa. Se le ha etiquetado de comedia de horror debido a lo carismático del bicho, el cual no solo come cerebros sino que hace chistes e incluso canta. Debo confesar que me la esperaba muchísimo peor. Al final me tuvo bastante entretenido y me ofreció un par de escenas bastante originales con un nivel de gore bastante decente y con dignos efectos especiales, como la escena en que Brian se saca el cerebro por la oreja acabando en un torrente de sangre.

Captura2
El amigo Elmer

Esta película es la segunda que dirigió Frank Henenlotter, el cual tenía su pedacito de público ganado con la primera película que dirigió, Basket Case, la cual se convertiría en trilogía en los 90 y ha sido su trabajo con mas trascendencia internacional. Yo no las he visto pero me las apunto.

¿Que sería de una producción casposa sin actores casposos? Residuos de agencias de talentos californianas se dan cita en esta película. Únicamente Rick Hearst ha sobrevivido como un prolífico actor de culebrones norteamericanos como «Hospital General» y «Belleza y Poder«. Ojo no estoy diciendo que la aportación de dichos actores sea negativa, para nada. Esta clase de película, sin esta clase de actores perdería mucho. Si no fijaros en las grandes producciones de terror con actores de renombre y guionistas de chichinabo. Cuanto más grande es la producción, más dura es la caída. Como Brain Damage no tiene grandilocuencia ninguna, no tiene este problema e incluso resulta simpática y cercana.

Me despido con la lección mas valiosa que podemos obtener de la película. Cuidado al hacer una felación a un desconocido. No sea que, en vez de con un pene, acabes con un bicho come cerebros en la boca.

Captura1

Si os apetece verla, aquí esta el torrente, yo pasé un buen rato. Absteneros los no políglotas, no hay manera de encontrar subtítulos en español.

Actualización: Los chicos de Nekrofílmicos también la han analizado. 🙂

Artículos relacionados