Indiana Jones and the Staff of Kings

indypsp

Los nazis buscan el báculo de Moisés, Indiana Jones insiste en que debería estar en un museo. Hasta ahí, nada raro. De no ser que es el argumento de un videojuego zafio y absurdo. Como si no hubieran tenido bastante vapuleando su imagen con la lamentable cuarta entrega cinematográfica, lanzaron un nuevo videojuego para Wii, PS2, Nintendo DS y PSP. Argumento muy manido, con nazis y chica mona metidos con calzador para «no romper el espíritu de las aventuras de Indy».

La entrega Nintendo DS era infumable, no duré ni 10 minutos. La versión de PSP prometía con un estilo gráfico más decente. Al final ha sido un bluff como una castaña. El juego es una sucesión de niveles cortos con un estilo de juego «fast-food», algo que ha propiciado Nintendo gracias a la legión de casual gamers que les están enriqueciendo. Eso sí, ese formato propicia que completes el juego en poco tiempo, poquísimo. Si hubiera pagado por él me hubiese sentido estafado. Menos mal que la critica especializada lo ha puesto en el lugar que le corresponde con notas acordes a la calidad de la que presume.

Lucas Arts, eso es lo que pasa cuando contratas a A2M, los desarrolladores de los juegos de High School Musical y otras «joyitas» para DS y Wii.

Artículos relacionados