avatar-movie

Ayer, finalmente, me uní al rebaño mainstream y fui a ver Avatar harto de las conversaciones que surgían a mi alrededor sobre la película. Ahora que recuerdo, las conversaciones eran más sobre el 3D y poco sobre el argumento. Ahora entiendo porqué.

James Cameron ha vuelto a vender la moto, 12 años más tarde de la sobrevalorada y plagiadora Titanic. Ojo, no fui al cine esperando esto, solo quería pasar un buen rato con una película de ciencia ficción. Pobre de mi.

Por cierto, el 3D realmente aporta bien poco así que guardaos el dinero como máximo para un pase digital 2D. Entre tanto efecto 3D no hay lugar para las sorpresas. A medida que avanzaba la película me iba sintiendo más y más decepcionado con un argumento absolutamente previsible e infantil. Vamos que he jugado a videojuegos con un guión mucho más currado, por ejemplo, Pac-Man.

Los diálogos me hacían bostezar, cliché tras cliché me iba acercando más al facepalm pero bueno, llegaba el momento de las batallitas y esperaba al menos algo de acción de la buena. Que ingenuo por mi parte. El enfrentamiento final entre los marines y los gaticos azules es más digno de la saga de Las Crónicas de Narnia (que, por cierto, le da mil vueltas) que de una película de estas características. Aquí al señor Cameron se le ve el plumero y nos presenta una pulla de patio de recreo, sin sangre ni crudeza, para asegurarse el beneplácito de la calificación por edades y llenar más las arcas.

Lamentable, lamentable. Pocahontas 2.0, los exoesqueletos robóticos de Aliens, propaganda ecologista muy manida… originalidad nula HOYGAN! Parece mentira que, a parte de Aliens, las mejores películas de James Cameron sean las protagonizadas por Arnold Schwarzenegger (Terminator 1 y 2 y True Lies).

En fin, señoras y señores, estamos ante el timo de la estampita en 3D más grande en lo que llevamos de siglo XXI.

La voy a puntuar como un videojuego:

  • Historia 2
  • Gráficos 9
  • Sonido 7
  • Diversión 0

Sacad vosotros la media.

Artículos relacionados

A Yoda prostituido han
piezas