La improvisación en juego

La semana pasada asistimos a un curso de técnica de improvisación en el local de Payasospital. La encargada de impartir el curso fue Veronic Joly, directora artística de la Liga de Improvisación de Francia. Como nosotros ya habiamos trabajado improvisación con Fanfi García, fuimos con los sentidos abiertos al máximo. El curso centró la técnica de improvisación orientada a match de improvisación.

¿Que es un match de improvisación?

Esta idea nació en 1977 en Quebec, Canadá, por parte de dos actores: Yvon Leduc y Robert Gravel. Consternados por la poca afluencia de público que tenía el teatro frente a los partidos de hockey, decidieron crear un juego de improvisación teatral. El juego fue formándose y desarrollándose en poco tiempo llegando a la forma que conserva en la actualidad.

¿Como se juega?

El área de juego simula una pista de hockey sobre hielo en la que dos equipos heterogéneos se enfrentan entre sí. El número de jugadores por equipo oscila entre 6 y 4, originalmente se pensó en 6 pero la reducción a 4 jugadores aumenta la alerta y ganas de participar de estos. Existe también la figura del coach, o entrenador, del equipo y es el que marcara, en tan solo 20 segundos las directrices de la improvisación a los jugadores.

Normalmente se juegan 3 tiempos de 30 minutos. El público escribe, en dos papeles diferentes, un sustantivo y un adjetivo y los introduce en su respectivas urnas. El arbitro cogerá un papel de cada urna y quedará marcado el tema de la improvisación. Este también decide el número de participantes, la duración de la improvisación y el tipo de esta, la cual puede ser mixta o comparada.

En una improvisación mixta participan jugadores de ambos equipos. El coach puede agregar información de como afrontar al jugador del otro equipo dependiendo lo que haga. En una improvisación comparada los coach marcan a la vez de las directrices de la improvisación. La persona del público que ha puesto el adjetivo escogido determina el equipo que comienza.


Dos jugadores en un match oficial

Jugar no es tan fácil como parece. Como en todos los deportes, el arbitro puede pitar falta en cada momento o bien señalarlas al final de la improvisación. Cuando un equipo acumula 3 faltas, el equipo contrario suma 1 punto en el marcador. Os describo unas cuantas:

- Falta de accesorio: Se produce cuando uno de los jugadores crea un objeto, mueble, etc. en el espacio y otro jugador no lo respeta. Objetos o muebles que aparecen en el aire como por arte de magia son también motivo de falta.

- Fuera de tema: evidentemente, se pita cuando la improvisación no trata el tema propuesto.

- La improvisación no avanza: Se trata el tema pero la improvisación se atasca en una situación, generalmente, repetitiva.

- Falta de rudeza: Un jugador realiza una acción que impide que el otro pueda seguir jugando con normalidad. Por ejemplo, cuando un jugador ata a otro a un poste imaginario o lo quema con un lanzallamas. ¿Y el otro jugador no puede negarse? Esto nos lleva a la siguiente falta.

- Negación: Un jugador rechaza la propuesta de juego de otro, ya sea del equipo contrario o del mismo. Por ejemplo, si en una improvisación un jugador nos clava con un martillo en el suelo tenemos que asimilar la propuesta y a partir de ahí realizar nuestra jugada. Hay que estar tranquilo ya que sabremos que al final de la improvisación le pitaran rudeza.

- Falta de escucha: La improvisación parece un gallinero.

¿Que necesita un jugador?

Normalmente, los jugadores son profesionales de las artes escénicas por lo que tienen una formación bastante extensa. Si un jugador crea un espacio o un objeto dentro de la escena, tiene que tener la técnica suficiente como para hacer que el público sepa exactamente lo que esta haciendo. Por ejemplo, ¿sabríais diferenciar alguien jugando al béisbol de alguien cortando un árbol con un hacha? Un buen jugador tiene que hacerlo ver. La escucha con los compañeros de escena tiene que ser también brutal. Esto es una lección de primero de teatro pero no es tan fácil como parece. Respirar el estado de los otros jugadores y actuar en el preciso momento puede ser todo un mundo si no se tiene la escucha suficiente. Por supuesto hay que estar al loro. Como habéis visto, son muchos los factores que hay que tener en cuenta para no caer en falta. Todo ello unido a la agilidad mental garantizan un jugador digno de ofrecer una buena intervención.

Por el momento eso es lo que os puedo contar sobre los match de improvisación. Os puedo asegurar que participar en uno es apasionante y el público se lo pasa pipa. Lástima que no se encuentre mucha gente disponible para realizar una mini-liga en Castellón. Pero si algún día logramos montar aunque sea un match por aquí, os lo haré saber.

Artículos relacionados

Un comentario en “La improvisación en juego

Deja un comentario