Toy Story 3

toy-story-3-finalWoody, Buzz, Jessie y compañía divagan sobre su futuro ante la inminente marcha de Andy a la universidad. Por miedo a acabar en la basura, los juguetes se meten en la caja de donaciones a un jardín de infancia. Un lugar lleno de niños con los que jugar sin fín y, por supuesto, de otros juguetes que no aceptarán demasiado bien la llegada de los nuevos.

Toy Story 3 es una conclusión necesaria a una trilogía iniciada hace 15 años con la película que sentó las bases del actual cine de animación computerizada y el inicio de un largo camino de clásicos de Pixar. Referente indiscutible, Toy Story es el cuento de juguetes que por fin cuenta con el final que merece.

La película llega sin sorprender, como lo hicieron Wall-E o Up, (la última, para un servidor, la mejor de toda la carrera de Pixar) pero no está exenta del genial toque al que nos tienen acostumbrados. En esencia es bastante simplona, pero la manera de contar y el trabajazo artístico la hace merecedora del prestigio de las otras cintas de la productora. Lo mejor de la película probablemente sea la escena final, no voy a spoilear, donde se concentra toda la carga emocional y logra calar en el espectador (o sea, yo).

En otras palabras menos pedantes, la película vale la pena y no decepciona. Id al cine de cabeza.

P.S. ¡Sale Totoro!

Artículos relacionados