Metal Gear Solid 2La historia de Metal Gear Solid 2 comienza con un prologo. Dos años después del incidente de Shadow Moses, Solid Snake se encuentra en un carguero que esconde un nuevo modelo de Metal Gear y, por supuesto, se dispone a deshacer el entuerto utilizando sus ultra-famosas técnicas de infiltración. La cosa se acabará torciendo acabando con Snake desaparecido. Otros dos años más tarde, un joven agente de nombre clave Raiden se encuentra en una plataforma ubicada en el lugar del incidente del carguero. Un grupo terrorista se ha adueñado del garito reteniendo a varios rehenes, entre los que se encuentra el presidente de los Estados Unidos. La misión de Raiden será rescatar al presidente pero, como no podía ser de otra forma, hay algo más gordo detrás de todo el asunto.

Este es el último juego viejuno que he completado por la presión social, queriendo comprobar de primera mano si se merece la etiqueta de obra maestra, al igual que hice el año pasado con el primer Metal Gear Solid. Mis consolas de última generación han sido las responsables de que el título coja polvo en las estanterías, pero una vez me he puesto no he podido parar hasta completarlo. Para mí ese es el primer requisito para saber si el juego es bueno. Porque Metal Gear Solid 2 lo es, es un buen juego… ¿o debería decir que es una buena historia? La saga no en vano tiene fama por sus extensísimas cinemáticas. Tan extensas que, en una de ellas, una vez le di a START para pausarla (ya veis, a veces necesito mear) y me la salté sin querer, por lo que tuve que tirar de YouTube para ver lo que me había perdido. Probablemente esta característica haya echado para atrás a muchos jugadores así que es mejor saber donde uno se mete y acomodarse bien para disfrutar pausadamente de este juego.

fortune2

La historia vuelve a centrarse en Snake y sus «familiares», incluido Raiden y haciendo referencias al Big Boss. Aunque a mucha gente le tirara para atrás el protagonismo de Raiden, lo encuentro una incorporación bastante acertada que evita oxidar la percepción que podamos tener de Snake. Por otra parte, los malos me han parecido menos carismáticos que los del primer título. Sniper Wolf, Psycho Mantis, Vulcan Raven…. Ninguno de los contrincantes de la secuela tienen el mismo carisma que estos; ni siquiera Vamp, que cuenta con muchos fans, ni Fortune, la jamelga bronceada con pensamientos emo. Creo que, de todos, me quedo con Olga Gurlukovich y Emma Emmerich, aunque sea un poco incordio. Al final, la historia es un tanto WTF y deja una sensación de irrealidad y extrañeza que ya no sabes por donde estas moviendote ni hacia donde vas, además el guión de Hideo Kojima peca de cierta moralina bastante mascada sobre la condición humana y los avances de la era digital.

Concluyendo, Metal Gear Solid 2 importa la excelente jugabilidad del primer título pero, a nivel argumental, es un tanto enrebesado y forzado no alcanzando la calidad de la historia de su predecesor. Aún así no deja de ser un imprescindible en la colección.

Artículos relacionados

Resident Evil 4 Wii Edition
God of War: Ghost of Sparta
Sly Cooper and the Thievius Raccoonus