Sherlock

image-bbc-sherlock-2Justo cuando ya me había resignadio a pasar varios meses sin mi dosis de BBC y Steven Moffat, el responsable de la quinta temporada de Doctor Who va y lanza en la cadena británica Sherlock. Antes de que digáis «¿Otra revisión de las aventuras del personaje de Conan Doyle? ¡Que pereza!«, dejadme que os diga que se trata de lo mejor que he visto en mucho tiempo en televisión… Vale, me lo he descargado, pero lo he visto en la tele, que es lo que cuenta.

Benedict Cumberbatch, un actor con el que no estamos familiarizado, da vida a un Sherlock contemporáneo pero como el que estamos acostumbrado a ver: excéntrico, asocial y con un poder de deducción que asombra a todo el mundo. No en vano, los señores de Scotland Yard llaman a su puerta para pedirle consejo. La serie comienza con el encuentro, casi forzado, de Holmes con el Doctor John Watson interpretado por Martin FreemanLa guía del autoestopista galáctico«). El personaje de Watson esta enfocado desde un médico militar con traumático servicio en Afganistán pero con la paciencia suficiente como para compartir piso con Sherlock.

Lo peor de la serie es su corta duración. Tres episodios, de hora y media cada uno, conforman una primera temporada que acaba con un cliffhanger de tres pares de narices. Lo mejor, el guión, el montaje, la interpretación… vamos ¡todo! Seamos soeces y dejadme exclamar que ¡esta serie es cojonuda!

Ya estáis tardando en descargarla.

Artículos relacionados