A Woman, a Gun and a Noodle Shop (??????)

a_woman_a_gun_and_a_noodle_shop_online Seguimos con las reseñas de Sitges 2010 y esta vez lo hacemos con «A Woman, a Gun and a Noodle Shop» película cuyo título original es «Una simple historia de fideos«. La importancia de esta película reside en el nombre de su director, Zhang Yimou. Un hombre que salta como si nada del cine costumbrista, como «El camino a casa» o «Ni uno menos» (con las cuales lloré como una magdalena), al cine épico como «Hero» o «La casa de las dagas voladoras«.

La película que tratamos aquí difícilmente podría encajar en los dos estilos tan marcados en los que se mueve en director, sobretodo siendo un remake de la película «Sangre Fácil» de los hermanos Cohen la cual no he visto (todavía), por lo que fui uno de los pocos a los que enganchó la historia, en la cual Wang (Dahong Ni), el dueño de un restaurante, contrata a un policía sin ética (Honglei Sun) para averiguar las infidelidades de su mujer (Ni Yan) con Li (Xiao Shen-Yang), uno de sus empleados. Un arma comprada por la mujer será el desencadenante de una serie de situaciones orquestadas por el azar y cuyo desenlace podría ser firmado por el mismísimo William Shakespeare.

¿Cual es el problema principal de la película? El ritmo. El cine asiático es lo que tiene. Yimou se recrea en los bellos paisajes de la estepa china dando trabajo al director de fotografía con composiciones extraordinarias. Pero claro, estamos viendo una película y no un documental de National Geographic. Planos largos, pero bellos, se toman el lujo de frenar el desarrollo de una historia cuyo mérito, supongo, habrá que atribuir a los Cohen. A pesar del mencionado problema de ritmo, la película me gustó bastante y mantuvo mi interés hasta el final. Actoralmente la película esta muy desequilibrada, ganando el pulso interpretativo la joven Ni Yan y Hongle Sun, haciendo muestra de una impasividad y frialdad que no deja indiferente.

Resumiendo, es una película atípica de Yimou, sólo apta para los seguidores del director chino y aquellos fans de los hermanos Cohen que quieran acercarse a otra manera de ver una de sus historias.

Artículos relacionados