Scott Pilgrim vs. el siglo XXI

Canadá tiene fama de ser el sombrero de américa, de ser un país aburrido donde nunca pasa nada. Poco se imaginaban los canadienses que iban a ver nacer en su seno a uno de los ya iconos del siglo XXI: Scott Pilgrim. Todo un personaje actualmente neo-renacentista por escarcear entre páginas, pantallas de cine y consolas. Todo un sueño hecho realidad para su creador.

El cómic

omalley_bryanBrian Lee O’Malley, un joven loco por el panorama musical indie canadiense y cuya principal ocupación era (y és) dibujar comics. En 2004, el útero de su frikosa mente dio a luz el primer tomo de Scott Pilgrim, llamado así por la canción homónima del grupo plumtree, con la coletilla ‘s Precious Little Life, publicado en españa bajo el título Scott Pilgrim: su vida y sus cosas, en el que nos presenta a un chico normal tirando a patético que comparte piso con su amigo gay, Wallace, y sale con una menor de edad china, Knives Chau. Scott toca en una banda junto a Stephen Stills y Kim Pines, su antigua novia. Se hacen llamar Sex Bob-omb y su máxima aspiración es tocar en cualquier garito de Toronto, por muy cutre que sea. La vida de Scott cambia cuando en sus sueños se entromete Ramona Flowers, una repartidora de Amazon capaz de moverse en las autopistas sub-espaciales. Cuando, ya despierto, Scott se encuentra con Ramona en la biblioteca se enamora a primera vista. A partir de ahí comenzará el peligroso acercamiento a Ramona, una chica con un pasado sentimental bastante complicado debido a la alianza formada por sus malvados ex-novios con el objetivo de sabotear cualquier futura relación que tenga. Aunque sea con Scott.

ScottPilgrimLa serie de Scott Pilgrim podría ser el enésimo cómic indie sobre lo complicado de las relaciones entre veinteañeros sino fuera por el estilo que O’Malley imprime a sus historias, inspiradas en el mundo del manga y en el de los videojuegos, «quotes» de Monkey Island incluidos. Así pues el cómic costumbrista se topa con el de aventuras y, sobretodo, con enormes dosis de humor y amor.

Se me llena la boca con Scott Pilgrim pero la cosa no funcionaría de no ser del basto número de personajes carismáticos que influyen en su vida, convirtiéndola en una historia extraordinariamente coral. Los únicos y verdaderos secundones en esta serie son los ex-novios (con perdón de Roxy) malvados, reducidos a pequeños contratiempos en la relación de Scott y Ramona cuyo único obstáculo se encuentra en la cabeza de esta. Pero tranquilos que no voy a spoilear. Solo diré que final del cómic, compuesto por seis tomos, es bastante rayante y por los pelos no está a la altura del resto de tomos. Se agradece la conclusión ya que alargar la serie hubiese hecho que perdiera fuerza.

Podéis encontrar los seis volúmenes editados en nuestro país por la editorial Random House Mondadori.

La película

Scott_Pilgrim_vs._the_World_teaserEn 2005 se firmó el primer acuerdo para que Michael Bacall comenzará a esbozar el guión de una película basada en el primer tomo del cómic y que dirigiría el británico Edgar Wright, que por aquel entonces se había ganado el pública con la excepcional Shaun of the Dead, y se encontraba en fase de desarrollo de su siguiente película Hot Fuzz. Los años siguientes, O’Malley trabajó codo con codo con Bacall a medida que iban llegando a las viñetas las nuevas aventuras de Scott. El guión estuvo completo cuando O’Malley estaba ultimando el quinto tomo del cómic así que se acordó que iba a tener un final diferente al de la película.

La labor de encarnar a Scott Pilgrim recaería en Michael Cera, después de que Wright lo viera en la magistral serie Arrested Development. La verdad es que, a raíz de la serie, la incursión cinematográfica del joven fue exitosa aunque no muy afortunada, recayendo en papeles en normalmente comedias mediocres pero con gran presupuesto y distribución. Por fortuna el actor también participo en películas decentes como Juno y la, a su modo, «scotpilgriniana» Nick & Nora’s Infinte Playlist. La verdad es que cuando uno lee el cómic no se puede imaginar a Scott con el desgarvado físico de Michael Cera pero hay que darle crédito por la excelente labor de dar vida al heroe. La caracterización del resto de personajes es soberbia aunque, sin desmerecer el gran trabajo de Ellen Wong, tal vez una Knives Chau más joven no hubiese estado mal, Wong tiene actualmente 25 años, uno más que Mary Elizabet Winstead la encargada de interpretar a ese multicolor objeto de deseo llamado Ramona Flowers, y lo hace muy bien. A Brie Larson le han hecho un gran favor al ponerla como Envy Adams, es la única manera de que esta cantante de música propia de Disney Channel parezca guay, y encima del escenario parece todo lo alta que tendría que ser Envy. Alison Pill y Mark Webber como Kim Pines y Stephen Stills respectivamente están inmejorables. Ambos clavan al resto de Sex Bob-omb, sobre todo Pill con su contundente y arisca Kim.Scott-Pilgrim-3-450x299 Por supuesto, no podía faltar Wallace Wells que, en las manos de Kieran Culkin (si, el hermano de McCauly), satisface completamente las expectativas. Si, ya se que no estoy haciendo más que echar flores. Pero es que no hay ni un solo actor o actriz que chirrie en esta película. También todos los ex-novios malvados están clavados. Incluso Chris Evans está más que tolerable como Lucas Lee, claro que el papel le viene bastante bien…

Como película, se mantiene fiel al lenguaje del cómic cambiando radicalmente de planos y ubicaciones como quien pasa de una viñeta a otra. Esto le da un dinamismo importante al film y es de agradecer para los lectores de la obra de O’Malley, pero puede quedar un tanto marciano al principio. La versión cinematográfica tiene la ventaja de poder potenciar la vertiente «videojueguil» de la historia, recreándose en combos, premios y vidas extra; y en la exacerbación de las peleas al estilo manga al más puro estilo Dragon Ball. Resumiendo, Edgar Wright se lo ha pasado en grande haciendo esta película y en dicho disfrute, transmitido y contagiado al espectador, queda patente una vez más la genialidad del director inglés que, firmando esta película, mantiene impecable su corta filmografía como director. La banda sonora es otra genialidad más de la película. La mayoría de temas incluidos los de Sex Bob-omb, corren a cargo de Beck aunque incluye piezas, entre otros, de Metric (que ponen sonido a «Clash at Demonhead»), T-Rex, The Rolling Stones, The Bluetones y el tema de Plumtree que dio origen a todo: Scott Pilgrim.

El videojuego

ScottpilgrimthegameJuegos basados en cómics y en películas los hay a patadas. Pero raro es el caso en el que el responsable de un comic y de una película se vuelquen supervisar el progreso de un juego. Scott Pilgrim se merecía un juego que refleje todo aquello de lo que ha bebido el autor. El resulatado, por parte del equipo de Ubisoft Montreal (aaah, Canadá, como no…) esta a la altura de la franquicia y se convierte en una manera más de contar la historia.

Scott Pilgrim vs. The World: The Game mezcla de manera ingeniosa los 8 bits nintenderos propios de los años 80 (no faltan referencias a Mario) con el género «beat’em’up» que tanta fama alcanzaría en los 90 con juegos como Final Fight o Cadillacs & Dinosaurs, aunque este título recuerda más a los juegos de Konami basados en las aventuras de las Tortugas Ninja, no en vano Ubisoft las ha devuelto al candelero. El juego pues es un título de acción de estética retro en el que pueden participar a la vez hasta cuatro personas manejando a Scott, Ramona, Kim y/o Stephen. Cuanta más gente, mucha más diversión y mucho más fácil será abrirse paso por los niveles hasta llegar al respectivo ex-novio (o ex-novia) malvado (o malvada) de turno. El juego tiene el aliciente de poder ir subiendo de nivel a los personajes, haciendo que adquieran nuevos ataques que facilitaran mucho más las aventuras.

ScottPilgrim-game

La música corre a cargo del artista neoyorkino Anamaguchi, especialista en recrear composiciones en 8 bits. Podéis escuchar la banda sonora del juego en Spotify. El juego esta disponible, a un precio asequible, tanto en Playstation Network como en Xbox Live y, como he dicho, vale la pena para todos aquellos fans de Scott Pilgrim y compañía…

Como veis (y podéis apreciar en la cabecera del blog) soy un fan redomado de la obra de O’Malley y sus extraordinarios derivados. Si todo esto que os he contado aquí os suena a chino, no pasa nada, para eso estamos los mas frikis, para informar. Tan solo aceptad mi palabra cuando digo que Scott Pilgrim mola mucho. Vale la pena echarle un ojo, especialmente al cómic, la película no deja de ser un excelente condimento.

Enlaces relacionados

Web oficial.
Blog de Brian Lee O’Malley.
Web oficial de la película.
Scott Pilgrim vs. The World en Xbox Live Marketplace.
Torrents varios de la película.

Artículos relacionados