imagesCAD1HCGBNunca he sido alguien de los que recurren a libros de auto-ayuda. Pero dada mi situación actual varias fuentes apuntaban y recomendaban la lectura de El camino de las lagrimas del escritor y pepsicólogo argentino Jorge Bucay, para algunos todo un gurú. Así que me acerqué a la biblioteca y saqué una copia. Es un libro que habla sobre como afrontar las pérdidas y el duelo. Especialmente la muerte de seres queridos.

¿Que queréis que os diga? No me ha dicho nada que no sepa ya, que el duelo es una cosa muy hijaputa que se ha de tomar con calma y sentadicos porque va para largo (aunque para algunos más que para otros, según este señor). Sinceramente, el libro no ha hecho más que hurgar en la herida y remover cosas. Que si, que igual esta bien ventilar la mierda para que no se pose. Para mi se trata más de un panfleto informativo y extenso que el señor Bucay adorna con cuentos ajenos para jugar a las parábolas. Total, para decir que el tiempo lo cura todo, que hay que aprender a soltar, etcétera, etcétera… ¿Le damos un aplauso y dejamos que se vaya?

Hay gente que dice que le ha servido de ayuda. Bien por ellos. Pero esta claro que estas condiciones afectan de manera muy distinta a cada persona. No existe una receta infalible que cure los males. Sobretodo los que tienen raíz en la psique. Pero bueno, voy a callar por si algún psicólogo o fan de Bucay acaba leyendo esto e intente psicoanalizar esta entrada diciendo que es un episodio de ira que sale de las profundidades del resentimiento blah, blah, blah…

Solo digo que me volveré a leer Scott Pilgrim antes de coger otro libro de este señor del que, con todos mis respetos, no me interesa su trabajo. O por lo menos, no me ha aportado nada.

Artículos relacionados

Kick-Ass
Camps ha dimitido...