33

Suma y sigue. El marcador cambia de dígito de las unidades cada vez a velocidad más vertiginosa. Disculpadme si este año no me muestro demasiado efusivo. No lo voy a ocultar. Los 32 han sido bastante duros. No, no me va a sentar mal este cambio de etiqueta. Me viene bien para ir dejando atrás lo negativo. Menos mal que ayuda no me falta. Tengo la mejor compañía que podría desear. Hoy solo lamento que mi madre no pueda llamar para felicitarme.

Artículos relacionados