Piranha (2010)

piranha3d Hay que ver, cuanto tiempo sin ver una película infame. Hoy os voy a hablar de Piranha, sin la coletilla 3D por que la vi en excelente 2D. Se trata de una película inspirada en la homónima que Joe Dante dirigió en 1978 y dirigida por Alexandre Aja un gabacho que hace unos años se paseaba por Sitges con «Haute Tension» una película sobre una lesbiana con trastornos de personalidad psicóticos. Os acabo de hacer un spoiler pero es igual, no vale la pena. Su otra labor destacable es el remake de «Las colinas tiene ojos» que no lo he visto así que no digo ná.

Volviendo a la película de los pececicos, esta arranca (literalmente) con Richard Dreyfuss pescando en medio del Lago Victoria, un seismo abre una fosa habitada por pirañas prehistóricas que acaban por merendarselo. ¡Que chispa! El heroe de «Tiburón» devorado por pirañas, ¡jamás se me habría ocurrido!… ejem. Por otra parte el pueblo de Lake Victoria se ve inundado por mozos y mozas de buen ver que se encuentran celebrando el Spring Brake, esa fiesta tan americana en el que todos visten en traje de baño y se ponen ciegos hasta las trancas. Lago + pirañas + jovenes descontrolados… ¿hace falta que resuelva la ecuación?

shuePara salvar el día están la sheriff del lugar Julie Forester (Elisabeth Shue) y el oficial Fallon (Ving Rhames) aconsejados por el ¿científico? loco y naturista del pueblo interpretado por Christopher Lloyd. Así es, de nuevo vemos juntos a Doc y a Jennifer, la novia de Marty McFly (y de Daniel Larusso). A la Shue le sientan bien los años pero en esta película aparece bastante fuertota, como bien muestra la imagen. Vamos, que te dan a elegir y no sabes si preferirías que te arreara una tollina ella o Ving Rhames, al cual le queda ya muuuuuy lejos Marcellus Wallace vistos los últimos años de su carrera. Y no voy a destacar ni mencionar a ningún otro actor o actriz porque no vale la pena.

En lo que respecta a la casquería encontramos lo más divertido. Evidentemente hay una escena en la que los peces se ceban con los bañistas y allí salpica de todo poniendo a trabajar a destajo a la gente de FX. Eso sí, según esta película nuestros huesos son de goma. Aunque no sabes si es mas ficticio eso o los pechos de las figurantes, no hay una que no parezca operada. El tagline de la película reza «Sea, sex and blood» pero no hay mar, es un lago, así que yo lo cambiaría por «Lake, fake boobs and fake blood»

¿Veredicto? Tiene la estructura y elementos de las pelis infames de los 80 pero le sobra el rollo MTV. Para reírse esta bien y en una maratón de Sitges podría funcionar a las mil maravillas, pero es un truñaco del tamaño de las tetacas que salén.

Artículos relacionados