Thor

Durante años los reinos de Asgard y Jotunheim vivían enfrentados hasta que el asgardiano Odin (Anthony Hopkins) venció a los gigantes de hielo y acordó una tregua con su rey, Laufey (Colm Feore), a quien le arrebata su fuente de poder. Años más tarde, el día en el que Thor (Chris Hemsworth) esta llamado a suceder a su padre, gigantes de hielo se infiltran en el palacio de Odin e intentan, sin éxito, recuperar la fuente de poder. Ofuscado, sin contar con la aprobación de su padre y haciendo oidos sordos a los consejos de su hermano Loki (Tom Hiddleston), Thor decide ir a Jotunheim para ajustar cuentas con el rey Laufey. La intromisión de Thor es tomada como un grave incidente diplomático que acaba con los dos pueblos enfrentados de nuevo. Odin, decepcionado, destierra a Thor y le despoja del mjolnir, el arma más poderosa de Asgard. El ex-dios aterriza en medio del desierto de Nuevo México dando con la cazadora de tormentas Jane Foster (Natalie Portman). Mientras Thor intenta idear la manera de volver a Asgard, allí Loki se ha hecho con el trono aliándose los gigantes de hielo.

El pasado fin de semana vi al fin Thor, la nueva película “vengadora” del estudio Marvel. No me disgustó, pero tampoco es lo que esperaba. No me malinterpretéis, la película de Kenneth Branagh bien vale su visionado, sobretodo para los más frikis pero no es igual de disfrutable que las películas de Iron Man. La historia es bastante tontuna. La estancia en la tierra de Thor abusa de situaciones típicas de comedia de los 80 en donde un extraño choca con las costumbres americanas. A Balki Bartokomus le funcionaba, al dios del trueno no. Argumento muy simple escaso de escenas de acción y en el que Branagh no sabe sacar suficientemente jugo y se limita a recrearse, sin éxito, en sus shakespirianas intrigas familiares en el marco de la nobleza.

Casi no vale la pena hablar de la densidad interpretativa. No entiendo que pinta Asano Tadanobu, el Toshiro Mifune del siglo XXI, en un papel tan nimio. Natalie Portman y Kat Dennings no dan el pego como nerds. Chris Hemsworth parece de la escuela de Hayden Christensen e Idris Elba interpreta a un Heimdall con el nivel intelectual de un portero de discoteca. Únicamente Tom Hiddleston hace gala de un trabajo interesante con su Loki.

Si se ve como un episodio suelto de una serie llamada “Los Vengadores” puede tener su aquel, pero como película individual no esta a la altura de las expectativas.

Artículos relacionados

5 comentarios en “Thor

  1. http://www.manganzon.com/resenas/451-resena-de-thor.html

    Poner al mando de una película hollywoodense de superhéroes a un cineasta irlandés que hasta el momento se había encargado básicamente de hacer adaptaciones teatrales y fílmicas de la obra de Shakespeare parecía un riesgo inesperado para un gran estudio; pero Paramount puede decir ahora que la apuesta resultó acertada.

    Y es que “Thor”, que se estrenó el viernes pasado (y que está también producida por los Estudios Marvel), es una de las cintas más logradas del subgénero, en un nivel cercano al de la celebrada primera entrega de “Iron Man”, lo que dice mucho del trabajo de dirección de Kenneth Branagh, quien además de haber presentado en el pasado títulos cinematográficos como “Henry V” y “Much Ado About Nothing”, hizo una efectiva pero poco recordada versión de “Frankenstein” (que estuvo protagonizada ni más ni menos que por Robert de Niro en el papel del monstruo).

  2. http://www.manganzon.com/resenas/451-resena-de-thor.html

    Poner al mando de una película hollywoodense de superhéroes a un cineasta irlandés que hasta el momento se había encargado básicamente de hacer adaptaciones teatrales y fílmicas de la obra de Shakespeare parecía un riesgo inesperado para un gran estudio; pero Paramount puede decir ahora que la apuesta resultó acertada.

    Y es que “Thor” es una de las cintas más logradas del subgénero, en un nivel cercano al de la celebrada primera entrega de “Iron Man”, lo que dice mucho del trabajo de dirección de Kenneth Branagh, quien además de haber presentado en el pasado títulos cinematográficos como “Henry V” y “Much Ado About Nothing”, hizo una efectiva pero poco recordada versión de “Frankenstein”

Deja un comentario