Ju On Kuroi Shoujo ( 呪怨 黒い少女)

Cuando a Fukie (Hana Matsumoto) le da  una especie de ataque en el colegio la ingresan en el hospital. Fukie establece una estrecha relación con Yuko (Ai Kago) una joven enfermera, que experimenta fenómenos extraños alrededor de la joven. Los síntomas apuntan a algo mental pero siguen sin hallar la causa de sus extraños episodios. Harta de no obtener ninguna respuesta la madre de la niña contacta con su hermana Mariko (Yuri Nakamura), quien tiene amplios conocimientos a la hora de tratar con espíritus. Todas las personas que han entrado en contacto con la niña llevaran encima la maldición.

«Ju On: La chica de negro» es una nueva entrega en la popular franquicia «Ju On«, el fenómeno que revolucionó las taquillas niponas de la mano de Takashi Shimizu, y que contó con un videojuego y tres películas estadounidenses intentando repetir la fórmula, las dos primeras también dirigidas por Shimizu.

Esta película, escrita y dirigida por Mari Asato, pretende desprenderse de los principales protagonistas de las películas anteriores: los fantasmas de Kayako y Toshio, ambos iconos populares del Japón de principios de siglo, aunque el pequeño fantasma (¿será amigo de Casper?) tiene un cameo aquí.  Así pues, tenemos nuevo fantasma y mismo esquema. La película se divide periódicamente por puntos de vista de los diversos personajes que forman parte de la trama empezando por el del vecino de Yuko, Tetsuya (Koji Seto, del que hablé aquí) y acabando por el encuentro entre Mariko y el espíritu. El film (o mediometraje de 60 minutos) se presenta pues como un puzzle cuyas piezas nos van dosificando para completarlo al final.

El presupuesto de la producción es bastante bajo y se nota bastante por la textura de telefilm que tiene, aunque ha llegado a estrenarse en cines asiáticos con su completentaria, «La dama de blanco«, de la cual hablaré más adelante. ¡Lo mismo me saco un ciclo de todas. En general la película no esta mal, tal vez porque la duración le hace justicia, aunque decepciona un poco el bajo nivel de bizarrismo que tiene la historia y que las escenas sobrenaturales estén más que vistas. Tengo que comentar lo bien que está la ex-Morning Musume Ai Kago en su regreso al «mainstream» después de su «escándalo«.

 

Artículos relacionados