Happythankyoumoreplease

Sam (Josh Radnor) es un escritor en horas bajas que no logra colocar su primera novela larga. Por si fuera poco, intenta hacerse cargo de un niño perdido en el metro (Michael Algieri) que resulta ser huerfano y acaba pegado a él como una lapa. Ese mismo día conoce a Mississipi (Kate Mara) una camarera que aspira a cantante y de la cual se encapricha. Mientras, la mejor (y alopécica) amiga de Sam, Annie (Malin Akkerman) tiene que lidiar en el trabajo con un pesado, también llamado Sam (Tony Hale), que no deja de revolotear a su alrededor. El cuadro lo completan Mary Catherine (Zoe Kazan), amiga de la infancia de Sam,  y su novio Charlie (Pablo Schreiber).

No es la primera vez que una estrella de sitcom se lanza al cine indie. Ya lo hizo Zach Braff, protagonista de Scrubs, con «Algo en Común (Garden State)«. Happythankyoumoreplease es el intento de Josh Radnor de saltar, de su sempiterno relato televisivo sobre cómo conoció a la madre de sus hijos, al cine independiente a lo Juan Palomo (yo me lo guiso, yo me lo como). Aunque lo intenta con bastante menos acierto que Braff.

El guión no deja de encerrar la enésima historia de relaciones cruzadas entre neoyorkinos bohemios.  A esto se le suma cierta tendenciosidad a la hora de filmar para encontrarnos una manera de hacer cine forzosamente indie con actores y actrices de blockbuster bambando al son de la música folk de la banda sonora (muy buena por cierto). No digo que la película no encierre buenas intenciones y ciertos aspectos originales, de hecho es una película superior a la media que es entretenida y se ve con facilidad. Lo único que le falta a esta película es un pelín más de honestidad y frescura.

Artículos relacionados