De vuelta

Hola gente, se acabaron las vacaciones. No os preocupéis, renfe ya se ha encargado de hacer que empiece la rutina de buen humor. He estado unos días de descanso y otros quereseres  y se ha notado en el blog. ¿no? ¿NO? ¿Que puedo decir de este verano? Pues que he ido a la playa el doble de veces que el año pasado, que vienen a ser… dos veces. Pero, aunque no me he bronceado, algo de descanso lo he agradecido, a pesar de que no me he frikado demasiado, ni siquiera he jugado apenas aunque algunos ratitos al L.A. Noire. Seguramente lo más destacado es que he empezado a aprender a tocar la armónica. ¿Que para qué? Que pregunta más estúpida. ¿Y si me quedo tirado por la noche en el desierto de Nevada y tengo que acampar? ¿Qué iba a hacer yo sin armónica?

También he aprovechado para actualizar mi iMac a OS X Lion y no ha sido muy buena idea, al menos mi querido Steam no se ha resentido.

En fin, que pronto volverán las frikeces, pendiente queda mi impresión sobre Super8 y alguna otra cosilla.

Artículos relacionados