Super 8

Joe Lamb (Joel Courtney) acaba de  perder a su madre al morir esta en un accidente laboral, quedando se sólo con su padre, Jakson (Kyle Chandler), un ocupado oficial de la oficina del Sheriff. Haciendo de tripas corazón, Joe se refugia en el hobby que comparte con sus amigos, hacer cine. El chico se encarga del maquillaje en la producción de terror que su amigo Charles (Riley Griffith) dirige, con una cámara Super 8, y el cual por fin ha conseguido una actriz , Alice Dainard (Elle Fanning). Una noche, los chicos se encuentran en un apeadero rodando una escena cuando una camioneta se precipita hacia un tren de mercancías, provocando un accidente de gran magnitud del cual «algo» logra escapar. A partir de ese momento, los habitantes del pueblo de los chicos empezaran a ser testigos de extraños y aterradores fenómenos.

¡ACHTUNG! Puede contener spoilers.

J.J. Abrams, el papa del humo negro de Perdidos, y Steven Spielberg, el señor encumbró a Indiana Jones para luego violarlo años mas tarde, convergen energías en esta producción cuyo título se lo pone a huevo a Carmen de Mairena para hacer una de sus rimas. Todo apuntaba a que Super 8 iba a ser Los Goonies del siglo XXI. Después tanta expectativa, tras su estreno algunos lo ven así y otros se han sentido decepcionados. Yo estoy entre los segundos. ¿Por qué? Callese señor Mourinho que ahora se lo explico.

El hype es muy malo, todos lo sabemos, especialmente los que fuimos al cine  a ver La Amenaza Fantasma. El siglo XXI carece de películas icónicas, prueba de ello es la obscena cantidad de remakes de películas de los 80 que nos llega constantemente. Yo me imagino los señores Spielberg y Abrams reunidos manteniendo la siguiente conversación…

Mi propio cortometraje en Super 8

Entra J.J. Abrahams al despacho de Steven Spielberg

– Oye Jey Jey, pasa, sientate.

– Dime Steven.

– Había pensado en producir un remake de los Goonies  y, como tu tienes tu público, había pensado que tal vez querrías dirigirlo, yo voy a estar ocupado haciendo Tintin y una película sobre un caballo.

– (WTF) Vaya Steven, me halagas… pero… ¿un remake? No se, no se, ya tuve bastante con Star Trek y tu versión de La Guerra de los Mundos era un truñete…

– Bueno, pues algo que se parezca a los Goonies,  tu pon críos que corran aventuras y tengan diálogos atropellados.

– ¿Qué clase de aventuras, Steven?

– No sé, podríamos meter… erm… ¿nazis?

– ¿Nazis?…

– …¡0 extraterrestes!

– ¿Nazis y extraterrestres?… que original eres Steven…

–  *cof cof* Fringe *cof cof*

– Igual lo de extraterrestres esta bien, ¿que clase de criaturas quieres?

– Hum… igual con una es suficiente, pero que sea misteriosa y que quiera telefonear a casa.

– ¿Telefonear?

– Vale, igual telefonear no, pero si que quiera volver a casa.

– ¿Y que se lo impide?

– El ejercito, por supuesto.

– Veamos… quieres un extraterrestre que quiera volver a casa y que se lo impida el ejercito…

–  Sep

– … y que se tope con críos.

– Exacto. ¿No es genial?

– ¿Cuantos remakes querías hacer exactamente?

– ¡Venga! Sera un bombazo… ¡como en los 80! Aaah… que tiempos aquellos, rodando con Kate y Harrison en el templo de Kali.

– O sea que quieres una película con el sabor de los 80. ¿La ambientamos en esa década? ¿No cantará mucho?

– Igual un poco… ¡pues úbicala en el 79! Pero que parezcan los 80.

– Esta bien, tu pones la pasta, tu mandas.

– Vale, entonces… ¡a trabajar! (J.J. sale, suena el teléfono) ¿Diga? ¡George! Dime truhan… ¿que si sustituiría la marioneta de Yoda de La Amenaza Fantasma por un CGI en la versión blu-ray? ¡Por supuesto!…. ¡Y más Jar-Jar Binks!… por cierto, ¿has pensado en incluir nazis?

Fin

Bueno, esta conversación es ficticia pero viendo Super 8 se puede imaginar que la cosa fue mas o menos así por lo evidente del esquema utilizado. Al menos se puede decir que al menos es una copia película muy muy bien rodada y que la elección del reparto infantil es bastante acertada, en especial la de Elle Fanning que a su corta edad ya apunta buenas maneras, como lo hizo su hermana Dakota en la truñera versión de Spielberg de La Guerra de los Mundos, aún así los diálogos no son muy frescos, me ha faltado naturalidad, no en los niños sino en el guión. Vamos a ver, ¡son crios! Deberían decir groserías y estupideces pero hablan de conspiraciones del ejercito. Falta un personaje como Bocas de Los Goonies, interpretado por Corey Feldman, bueno, aquí lo encontramos mezclado con un pseudo-Data pirómano interpretado por Ryan Lee. Además en Super 8¡no hay supermeneo! Otro aspecto paralelo con los Goonies lo encontramos en el, usando términos de Inception, «totem» del protagonista. En los Goonies, Mikey (Sean Astin) no se despegaba de su inhalador del asma, en este film Joe siente apego por un camafeo de su madre. Tanto el inhalador como el camafeo son elementos análogos que infunden valor al protagonista quien, al concluir la aventura, decide prescindir de él al darse cuenta de que todo lo que necesita está en su interior. Cuidado no os resbaléis con la pota de arco iris.

La trama de «los adultos» es caótica y se queda sin resolver. ¿A nadie más le parece ridícula la facilidad con la que el padre de Joe se escapa de la base militar? El padre de Alice es un cliché con patas y los militares malos malosos capaces de matar a cualquiera… nadie sabe que pasa con ellos al concluir la película, dando la impresión que todo minuto de metraje en el que aparecen son prescindibles. Y si seguimos hablando de la conclusión, bueno, es bastante sosa. ¿Basta con poner ojos de minino a una bestia que acaba de descuartizar a unos cuantos, y merendarse a otros, para sentir empatía con él? Yo creo que no.

En definitiva, a pesar de lo catastrófica que pueda parecer esta entrada, a Super 8 no le falta magia pero si un buen mago capaz de ocultar como se realizan los trucos. Es  un postre con la receta a la vista, que no deja de saciar e incluso esta bueno, pero le falta la bendita imperfección de la repostería casera.

PS. ¡Esta es la entrada número 1000 de luen.org! *kabuki* ¡Yay! ¡Yuhu! *globos* ¡Bravo! *serpentinas*.  Thanks for watching.

Artículos relacionados