Os juro que he intentado poner de que va este libro en lugar de estas palabras que estáis leyendo en este primer párrafo de la entrada, pero no he sido capaz. La magnitud épica de la historia y el extenso «dramatis personae» de la obra desbordan completamente mi penosa capacidad de sintesis. Así que, esta vez, os quedáis sin leer una sinopsis.

Probablemente a muchos de vosotros, como a mi, esto os suene a una serie de televisión. Pero en este caso el huevo (de dragón) es antes que la gallina y Canción de Hielo y Fuego: Juego de Tronos es el inicio literario de una saga en la que nunca me habia aventurado. Si, hasta ahora, que hay una serie de marras. Si es que, a veces, estoy hecho un puto mainstream. Pero, hey, todavía no he visto la serie de bittorrent television.

El libro fue la incursión en la fantasía medieval de George R. R. Martin, escritor con barbas blancas curtido en la ciencia ficción pura y dura, al cual el invento le ha salido muy rentable, antes incluso de la serie televisiva, la saga contaba con su propia e importante legión de seguidores. Y yo he caido de cuatro patas con todo el fanboyismo implícito que haga que adore a los Stark y odie a (casi) todos los Lannister, que son muy de derechas.

El secreto del éxito de este libro, a mi entender, reside en la capacidad que tiene este hombre de atribuir carisma a todos los personajes, de una manera que resulta imposible no empatizar con ellos. Ayuda el hecho de que el barbas escriba con una prosa bastante ligera que te lleva suave y ritmicamente por la narración. Eso y el marujeo de telenovela que encierran sus páginas. Por supuesto, no soy crítico literario pero si que se cuando un libro me se me atora y cuando evita que me aburra. Este es de los segundos y prueba de ello es que he devorado en relativamente poco  tiempo las casi 800 páginas del tochaco. Y encima, va el tio y acaba de manera que quieras leer más.

Anyway, el invierno se acerca y yo me voy a comprar la secuela, Choque de Reyes, para pasarlo entretenido. Y ahora, además, es cuando tocará ver la serie. Ale.

Artículos relacionados

El camino de las lágrimas
Adolf (アドルフに告ぐ)
Jessica Jones: The Pulse