[Sitges 2011] The Woman

Chris Cleek (Sean Bridgers) es, a la vista de todos, un abogado competente y un padre de familia de bandera… o eso parece. Estando de cacería, descubre en el bosque a una mujer salvaje (Pollyana McIntosh) y decide capturarla y llevarla a su granero  ante la estupefacción de su mujer, Belle (Angela Bettis) y el asombro de sus hijos Brian (Zach Rand), Peggy (Lauren Ashley Carter) y Darlin (Shyla Molhusen). Pero el hecho de tener encerrada a una mujer no es la única muestra del oscuro carácter de Chris.

El director Lucky McKee dirige esta adaptación de la novela de Jack Ketchum Offspring: The Woman secuela de Offspring en la que se detalla la vida de un clan salvaje y canibal y la cual también contó con adaptación cinematográfica en 2009. Hasta el momento de informarme para escribir esto, no sabía que esta película se trataba de una secuela, o más bien de la evolución de uno de los personajes de la citada Offspring. ¡Ahora quiero verla!

En fin, la película no se presenta como secuela sino como una historia independiente, una cruda historia que refleja la peligrosa y brutal misoginia que todavía se dan en determinadas familias que siguen unos valores que son peligrosamente rancios (¿alguien dijo tea party?) o, simplemente, son obligados a seguirlos por el cabeza de familia. Dicha misoginia, toda ella con patas, se representa en el personaje de Sean Bridgers, un actor que debía ducharse y exfoliarse con papel de lija para sacarse de encima el repugnante papel que le tocó representar aquí. El film critica no solo la misoginia y la violencia de genero sino lo peligroso que resulta no identificarla hasta que se lía parda.

Su crudeza no dejó indiferente en el festival de Sundance, como bien muestra este vídeo de un espectador indignado en dicho festival. En el festival de Sitges se agradeció la presencia de gran parte del equipo que acudió a defender la película, aunque la reacción del público era inquietante ante las escenas más misóginas. Quiero pensar que eran risas nerviosas. Risas y aplausos nerviosos.

Una historia de violencia física y psicológica acompañada de una potente banda sonora que no deja indiferente a nadie. Ideal para hacer un double feature friki-gore-feminista con I Spit On Your Grave.

Artículos relacionados