Como “homenaje” al regreso de la peor película de la saga Star Wars a las carteleras, en un refrito 3D, voy a plasmar aquí los sentimientos que me provocó la tan esperada película. Usaré los populares memes de internet como licencia narrativa. Allá voy.

Y así he resumido la nefasta y traumática experiencia que supuso el primer visionado de la malograda película de George Lucas. Es un secreto a voces entre los fanáticos de Star Wars, pero no lo reconocerán: esta película es una mierda. El guión parece escrito en un fin de semana. Se supone que Darth Maul iba a ser un malo con carisma pero nos ofrecieron a un coreógrafo con maquillaje. Y, en cuanto a Anakin, el mérito se estuvo en encontrar al peor actor infantil del planeta, Jake Lloyd, quien firmó con este su último largometraje. Desde aquí espero que le vaya bien recogiendo animales muertos de las carreteras de las afueras de Austin, Texas. El único en aportar un poquiiiiito de dignidad a la cinta es John Williams.

Aprovechando la vuelta de la peli, os recomiendo encarecidamente que veáis Fanboys y os quedéis con la última frase.

Por cierto, ya os hablé del Episodio III hace muchos años.

Artículos relacionados

Avatar, la bicicleta vendida como moto
High-Kick Girl! (ハイキック・ガール!)
Super 8