Seguimos con el ciclo «juegos viejunos que todo el mundo ha jugado excepto yo (hasta ahora)» con Broken Sword: La Leyenda de los Templarios. Ubiquémonos. Corre el año 1996 y Lucasarts empieza a vivir el ocaso de sus aventuras gráficas point and click. Por aquel entonces los aficionados a las aventuras teníamos en el punto de mira a Revolution Software gracias al magnífico Beneath a Steel Sky, publicado en el 94, y que decide lanzar el primer título de la saga Broken Sword. Un juego que se presentaba con un cuidado aspecto gráfico, incluyendo cinemáticas animadas , y que nos ponía en la piel de George Stobbart, un turista norteamericano que se encuentra en una cafetería de París cuando un atentado le mete de lleno en una investigación que le llevará a una disputa con siglos de duración. Pero Stobbart no estará solo, le ayudará la reportera Nicole Collard. Como reza el título del artículo, no he disfrutado del juego original sino del «Director’s Cut» lanzado en 2009 en infinidad de plataformas, con un lavado de cara y nuevas secuencias protagonizadas por Nicole.

Reconozco que en esto de las aventuras gráficas únicamente me he nutrido de los viejos títulos de Lucasarts y Sierra (a excepción de Beneath a Steel Sky) por lo que las comparaciones son odiosas en cuanto nos ponemos a jugar a cualquier título del genero. Broken Sword cuenta con una interfaz que facilita bastante las cosas, basta con hablar o interactuar con objetos para seguir adelante y en los tiempos que corren es un título perfecto para los jugadores casuales (ese mal endémico). El juego es bastante más fácil de lo esperado y, a una mala, cuenta con un sistema de pistas que te hará sentir un loser si echas mano de él. La historia es muy simple, no pasa de entretenida, y  el humor que presenta no cuenta con la acidez de las aventuras de Lucasarts así que no va más allá de despertar una ligera simpatía.

Visualmente se ha diseñado un nuevo «hud» (head-up display) para interactuar con los objetos y/o personajes, mucho más limpio y atractivo, y se han añadido dibujos con estética cómic de los personajes que se muestran en las conversaciones. Por lo demás, está prácticamente igual, algo negativo si tenemos en cuenta que las cinemáticas no se han alterado y se ven muy sucias en comparación al juego.

El juego está considerado una de las mejores aventuras gráficas de los 90, tiene todos los ingredientes, me lo creo. Pero supongo que me ha pillado en la época equivocada ya que no veo más que un juego entretenido, bien hecho y, según cuando lo mires, económico. Este es uno de esos juegos que rebajan en steam (para Windows y OS X) a la primera de cambio, yo de vosotros no lo perdía de vista. Un 7.5 se lleva.

Artículos relacionados

Pataleta
Final Fantasy IV: Interlude
Jugando 2012