Los Juegos del Hambre (The Hunger Games)

Lee sin miedo, no hay spoilers.

Katniss Everdeen pasa los días cazando furtivamente en los terrenos del distrito 12, el más pobre de todo Panem, para alimentar a su madre y a su hermana pequeña Prim. En sus días de caza le acompaña su amigo Gale con quien mantiene una estrecha relación y con el que colabora para obtener mejor botín que repartirse. Pero no todo es pobreza en Panem, desde el Capitolio controlan todo el país y ofrecen oportunidad de gloria a un joven cada año, la única condición es sobrevivir a los mortales juegos del hambre, una competición en la que un chico y una chica, elegidos a sorteo, de cada uno de los 12 distritos luchan a muerte hasta sobresalir entre todos. La vida cambia para Katniss cuando el nombre de Prim sale escogido para participar en los juegos y ella se presenta voluntaria para sustituirla. El joven Peeta Mellark, panadero del distrito, es la contrapartida masculina del distrito 12 y con el cual tendrá que convivir Katniss antes de entrar en la arena de juego.

Suzanne Collins firma esta novela y nuevo fenómeno pop gracias a su reciente adaptación al cine. Al tener esta condición de fenómeno, es normal que lo haya cogido con pinzas, no sea que intentaran colarme algo a lo Crepúsculo. Otra cosa que me tiraba para atrás era el argumento demasiado “inspirado” en Battle Royale de Kinji Fukasaku en el que los alumnos de una clase tienen que matarse unos a otros. Pero bueno, también era reticente a la saga Harry Potter y caí de lleno. Con Los Juegos del Hambre me ha pasado algo parecido pero no tan devotamente.

El libro se me ha pasado en un suspiro, sobretodo cuando dan comienzo los juegos, momento en el que es dificil detener la lectura. El nivel de salvajismo es más del que me esperaba, pero todavía esta lejos de un nivel de crudeza aceptable para un evento de estas características. Demasiadas páginas destinadas a la relación entre Katniss y  Peeta ralentizan el ritmo en la etapa final del libro, en la cual añaden un elemento sorpresa que támpoco me acaba de convencer. Pero aceptamos barco como animal acuático.

El rollo “todos contra todos” no tiene el mismo interés que en la historia original de Fukasaku ya que el hecho de que los participantes no se conozcan entre ellos (la gran mayoría) le quita bastante tensión a la posible relación entre estos. Esta clase de relaciones son bastante escasas en el libro de Collins, siendo la más interesante desechada demasiado pronto.

El libro se queda en una interesante y entretenida propuesta de distopía que se disfruta como la superficie helada de un lago en invierno. 7.

 

Artículos relacionados

Un comentario en “Los Juegos del Hambre (The Hunger Games)

Deja un comentario