Disfraz de rinoceronte

- No tuve tiempo de cambiarme. Salí corriendo del trabajo y 20 minutos mas tarde estaba en el teatro. Conociendome, Raquel, tu abuela, no se extrañó cuando me presenté a la audición vestido de rinoceronte. Cosa que no dejó indiferente al director y al equipo de producción. Me movía con bastante agilidad para llevar un enorme traje de gomaespuma verde pistacho. “Buenas tardes” dije. El director me replicó mientras sonreía con curiosidad “¿Sabías que tienes que bailar en esta prueba?”.
“Sí. Pero no voy a hacer giros, me mareo”. Giré la cabeza hacia bambalinas y guiñé el ojo a tu abuela a traves de la boca de la cabeza. Desde el escenario ví al equipo de producción hablando seriamente y con prisas al director el cual les hizo callar llevandose el dedo índice a los labios. “Esta bien, comience”. En ese momento se produjo el milagro,el pianista comenzó a tocar The moment of thruth de Survivor que sono como nunca aderezado por el sonido de mis de zapatos de claqué. Stamp, step, step, stamp, clap, heel, heel, touch… ah… Jamás un rinoceronte había volado hasta ese momento. Tras el slide final estaba chorreando de sudor bajo el disfraz. Me alegré de llevarlo puesto cuando perdi el conocimiento y caí por el proscenio. Al despertar estaba en un camerino. El rostro de tu abuela fué lo primero que ví, estaba sonriendo de oreja a oreja y, por el brillo de sus ojos, pude adivinar que había estado llorando. Levante la cabeza y ahí estaba el director. Me miró y dijo “Enhorabuena”.

Artículos relacionados

2 comentarios en “Disfraz de rinoceronte

Deja un comentario