MR. BRAIN

mrbrainRyusuke Tsukumo (Takuya Kimura) trabaja en un host club masculino en Tokyo hasta que un andamio le cae encima y de repente la actividad de su cerebro empieza a alcanzar cotas por encima de la media. Tras licenciarse en neurociencia, Tsukumo pasa a formar parte del IPS, el instituto de investigación de la policía científica, como encargado del departamento de psicología criminal. El carácter inquieto de Tukumo hace que este,  con la joven Yuri Kazune (Haruka Ayase) como asistente,  tienda en meterse de lleno en las investigaciones de la policia ante el desconcierto del capitán Tanbara (Teruyuki Kagawa). Su amplio conocimiento del cerebro humano le ayudará a resolver los casos más complejos.

No es demasiado habitual encontrarnos con doramas procedurales , MR. BRAIN, es uno de ellos. Los 8 capítulos que forman la serie sirven de marco para presentarnos casos individuales en los que Tsukumo hace gala de su inteligencia para tender trampas mentales a los propios delincuentes que acaban por ponerse en evidencia.

Takuya Kimura  interpreta a un personaje bastante carismático y que recuerda sospechosamente a Doctor Who. Posible referente si uno tiene encuenta el dichoso puntero laser verde, el traje peculiar y su manera atropellada de lanzar teorías con entusiasmo. ¿Pretendían enseñarnos como sería el Doctor si fuera japonés? Claro que una persona sin esa referencia puede encontrarse con un personaje bien construido y Kimura es capaz de imprimirle energia y simpatía.

El carácter procedural de la serie impide realizar una valoración global ya que hay historias mejores que otras, todas ellas entretenidas. Destaca la gran cantidad de invitados de primera linea como secundarios en las diversas tramas. Entre dichas estrellas invitadas encontramos, entre otras, a Gackt, Yukie Nakama, Ryoko Hirosue o Katori Shingo.

mrbrain-shot

Se deja ver, pero sigo pensando que el formato procedural no acaba de funcionar del todo en las series niponas (más allá del genero sentai). La divertida relación entre Ayase y Kimura al menos despierta algunas sonrisas. 6,5.

Artículos relacionados