Iron Man 3

iron3

Iron Man 3 marca el inicio de la Fase 2 que culminará con la segunda entrega de Los Vengadores. El guionista forjado en los 80, Shane Black, se encarga de dirigir la tercera entrega del hombre de hierro cogiendo el testigo de un orondo Jon Favreau que retoma también su papel de guardaespaldas del filántropo preferido de los aficionados al universo Marvel.

Tony Stark (Robert Downey Jr.) anda tocado desde los eventos ocurridos en New York (ver Los Vengadores). Se pasa el día en su laboratorio mientras que Pepper Potts (Gwyneth Paltrow) se encuentra al mando de Stark Industries y su amigo, James Rhodes (Don Cheadle), mantiene en activo servicio público la antigua armadura de Tony bajo el nombre de Iron Patriot. Aldrich Kirllian (Guy Pierce) se presenta ante Pepper como un antiguo colaborador potencial de Tony y líder del exitoso proyecto «Extremis» que explota la idea de la regeneración celular y que fue ideado por Maya Hansen (Rebeca Hall), también científico y  antiguo rollete de Stark. La aparición de Kirllian coincide con la ola de atentados terroristas proclamados por el grupo «Los diez anillos» liderado por quien se hace llamar El Mandarín (Ben Kingsley) quien no tardará en ponerle la mosca detrás de la oreja a Tony Stark.

No me pienso extender demasiado así que lo dejo caer: Iron Man 3 mola. Es difícil que la película no guste a los marvelitas, sobretodo cuando la película se centra en el personaje que Robert Downey Jr. ha ayudado, con su carisma, a enaltecer en la memoria cinematográfica del genero. No en vano fue el mejor en Los Vengadores.

tumblr_inline_mm605pXMkN1qz4rgp

En esta entrega, Shane Black hace uso de sus recursos de guionista de buddy movies ochenteras para vendernos a un Tony Stark que deriva en agente secreto improvisado capaz de hacer equipo con mozalbetes, si la situación lo requiere, o infiltrarse en una mansión como si fuera el hijo secreto de Axl Foley y McGyver. Agregar  lacayos tontos y humor construido a base de simpáticas fanfarronerías para obtener una película de superheroes sorprendéntemente fresca. El guión tiene giros interesantes aunque no me acaba de convencer la resolución, cerrando demasiado. Vamos, todo el mundo quiere más Iron Man.

Aun siendo superior a Iron Man 2, no sabría compararla con la relativa sobriedad de la primera Iron Man, el resultado es bastante diferente. Lo mejor es que vayáis vosotros al cine y opinéis. Yo le doy un 8.

PS. La escena del rescate aéreo: Awesome.

Artículos relacionados