Kingdom Hearts

kingdom-hearts-logo.jpg

Sora, desde niño, vive en la costa de una de las Islas del Destino junto a sus amigos Riku y Kairi. Una noche una oscuridad inmensa cae sobre la isla y esta acaba invadida por las sombras «sin corazón». Los tres amigos son arrastrados por la oscuridad separandolos. Parece ser que la oscuridad actua como nexo entre los diversos mundos invadidos por esta. Mickey, el rey de uno de estos mundos, abandona el suyo para buscar la raiz del problema. Sus amigos Donald y Goofy deciden ir en busca de Mickey y se topan con Sora, el cual acaba de recibir el sable llave, y deciden unir fuerzas. Goofy, Donald y Sora, convertiran la busqueda de sus amigos en una batalla por erradicar la oscuridad liderada, aparentemente, por la malvada Bruja Maléfica.

Heme aquí haciendo otro review de un juego obsoleto. Cinco años obsoleto, para ser exactos. Hace unos dias que completé este action RPG y, ¿como no?, voy a vomitar mis opiniones acerca de este titulo de la antigua Squaresoft, en asociación con Disney Interactive, y en el que se mezclan los personajes de la saga Final Fantasy con los personajes de la factoría Disney. Como lo primero de un videojuego siempre entra por los ojos, empezaré hablando del aspecto gráfico.

Explosión plástica

Producido por Hironobu Sakaguchi, Tetsuya Nomura dirige el cotarro y vuelve a encargarse del diseño de los personajes. Estos ya no estan tan estilizados como los que acostumbrabamos a ver en sus trabajos dentro de la saga Final Fantasy y recuerdan más a los personajes diseñados por Shukou Murase en Final Fantasy IX, en un esfuerzo de acercarse a la estética disney. Un mestizaje entre estilismos occidental y oriental produce un resultado bastante atractivo el cual me hacía ver a los personajes como muñecos de plástico.

kingdom-hearts-4.jpg
Sora, el protagonista de la historia

Al igual que los personajes, los escenarios desarrollados por Daisuke Watanabe son cucos y con un contraste cromático también de juguete, incluso los más oscuros. A parte de unas cuantas ubicaciones originales, el juego permite que nos paseemos por localizaciones de unas cuantas películas Disney como la selva de Tarzan, el país de las maravillas o mis favoritas: Halloween Town y el Pais de Nunca Jamas. Gracias al cuidado aspecto gráfico, pasearse por estos escenarios es una delicia.

Apenas cuenta con escenas pre-renderizadas, unicamente el opening y el ending pasaron por las granjas de renderizado de Square. Las escenas cinemáticas que encontramos estan realizadas integramente con el excelente motor gráfico del juego y son de una calidad indiscutible.

Sin embargo exite una parte descuidada graficamente, en concreto la parte en la que tenemos que recorrer, en una nave poligonal, la distancia entre dos mundos. Ahí no se deslomaron demasiado.

kingdom-hearts-5.jpg
Una de las escenas cinemáticas del juego

Melodías para acabar con la oscuridad

Otro de los puntos fuertes es la banda sonora compuesta por Yoko Shimomura. A parte de basarse en el score de cada una de las películas representadas en el juego, los temas originales de la compositora han sabido cautivarme, incluso le da magia a algo tonto como el splash screen para empezar nuevo juego o cargar la partida aderezandolo con su tema «Dearly Beloved». También he de decir que con la música de la pantalla de la Sirenita acabas con ganas de pintar la pared de tu cuarto con tus propios sesos por lo repetitivo y tedioso de las marimbas. Menos mal que se redime con temas tan acogedores como el de Traverse Town. A parte del score, la popular cantante Hikaru Utada entro en nómina de Squaresoft al interpretar el tema musical «Simple and clean».

En lo que respecta al doblaje, cada personaje cuenta con una voz popular. La voz principal, la de Sora, la pone Haley Joel Osment, el niño que veía muertos en «El sexto Sentido«. Y, ahora que esta de moda, no esta de mas decir que la voz de Kairi es la de Hayden Panettiere, favorita de todos los frikis por su papel en la serie «Heroes«. También ponen su voz actores como Sean Astin (el hobbit Sam), Billy Zane (el malo de Titanic) o David Boreanaz (el primer novio vampiro de Buffy).

kingdom-hearts-2.jpg
Los emos pueden escuchar una buena versión de «This is Halloween»

Jugando a Kingdom Hearts

Todo el mundo sabe que golpear a alguien con las llaves es doloroso. Squaresoft decidió que miles de kinkis no pueden estar equivocados y decidieron que Sora lo arreglara todo a golpes de llave. Basicamente el juego es eso, pegar a los bichos malos con una llave acompañado por dos bots: Goofy y Donald. Como he dicho antes es un action RPG, tenemos control absoluto de las acciones del personaje y el sistema de turnos del RPG convencional no existe. Cuanto más bicho matemos, más experiencia obtendremos y, por consiguiente, más nivel y más habilidades. Podremos saltar, dar volteretas, nadar y volar. Pero habremos de ganarnoslo. En cada mundo podemos sustituir a Goofy o a Donald por el personaje principal de ese mundo en cuestión, mas que nada por que tener a estos pánfilos detras todo el rato agobia. Dar mamporros junto a Jack Skellintong, Peter Pan o Aladdin mola mas. Claro que no podemos herir a nuestros compañeros por lo que nuestra fantasia de vapulear a la Sirenita se va al carajo.

kingdom-hearts-3.jpg
Escena in-game junto a Peter Pan

Pero no todo es liarse a leches. Contamos con un pequeño menu para decidir nuestras acciones. Por defecto nuestra acción será atacar a quien tengamos delante, tambien podemos, eventualmente, usar magia, objetos que hayamos obtenido (pociones etc) y/o examinar objetos, puertas y cofres. Es en la sección de magia donde nos encontramos un viejo conocido por los jugadores de Final Fantasy, las invocaciones. En lugar de criaturas fantásticas, aqui invocaremos a otros personajes como el Genio, Campanilla, Simba o Mushu. Son bonitos de usar, pero tampoco es que resulten de demasiada ayuda.

El control es correcto a pesar de que cuesta coger pericia en el uso de la camara cuando lo precisemos, sobretodo cuando busquemos a un enemigo demasiado revoltoso. Por otra parte, en ocasiones nos parecerá estar jugando a un plataformas en 3D, momento que nos puede parecer tedioso debido a la tendencia de nuestro personaje a salirse por la tangente. En lo que se refire a los saltos hay que andar con pies de plomo.

La Historia

En principio se podría pensar que la excusa para fusionar los universos Disney y Final Fantasy es demasiado simplona. Y, para que engañarnos, lo és. El juego es corto y, hasta el último tercio de este, no podemos observar una evolución clara de la historia. Pero es a partir de este punto cuando Kingdom Hearts empieza a desvincularse de la excusa inicial y adquiere identidad propia. Una identidad que va reafirmandose con más juegos ya que, si se tratara de una sola entrega, la historia de Kingdom Hearts sería muy pobre. Evidentemente me veo obligado a jugar al resto para saber a donde van a llegar.

kingdom-hearts-1.jpg
Cloud Strife, de FF VII, es uno de los personajes metidos con calzador

La parte que más he disfrutado del juego es la currada y laboriosa confrontación final. La batalla contra el malo maloso requiere paciencia y habilidad, ya que no es un RPG al uso. Evidentemente, cuanto mayor sea nuestro nivel, mas facil sera vencer, pero de nuestros pulgares depende dar pasaporte, varias veces en diferentes formas, al responsable de toda la pesadilla. Esto hace que la sensación de satisfacción al vencer sea mucho mayor.

Conclusiones

Kingdom Hearts es un producto muy bien hecho al que da gusto jugar. Sin embargo, le salvan y dan sentido las nuevas entregas de la saga debido a su escaso contenido narrativo. Ver a los personajes de Final Fantasy fuera de contexto no me gusta. Al igual que cada personaje Disney tiene su mundo, no les hubiese costado mucho ubicar, por ejemplo, a Cloud en un mundo llamado Midgard o Cosmo Canyon. Eso si que hubiese molado.

¿Será Kingdom Hearts II tan bueno como dicen? Cuando complete KoH: Chain of Memories, os lo contaré.

Enlaces relacionados
Web oficial
Wikipedia

Artículos relacionados