WIDE-Star-Wars-The-Force-Awakens-POSTER-585x300

No podía dejar pasar la ocasión de hablaros del esperado retorno de la saga de ciencia ficción más naive de la historia del cine. Ha vuelto Star Wars muchotantos años después de ser violada varias veces por su propio padre, George Lucas, quien no contento con ello violó con furia a Indiana Jones. Pero llegó Disney, enrolló un periódico y  golpeó al hombre de papada infinita en la nariz mandándolo a una esquina por mearse donde no le toca.

Dejad que arranque diciendo que este episodio VII de la saga de los jedis no es, en absoluto, perfecta. Tampoco son perfectas las películas originales, lo que hace que le haya resultado fácil a J.J. Abrams acercarse al nivel de estas. ¿Cómo? La clave de que SW:TFA funcione tan bien es el enfoque que trata de huir de la grandilocuencia de la que pecan las precuelas. Abrams decide construir desde la simplicidad y en ningún momento del metraje parece una película pretenciosa. El mayor pecado de esta es, sin duda, la poca originalidad de la trama. Sin embargo, que no sea original no significa que el desarrollo sea previsible (excepto por eso de que los buenos ganan, etc… pero… ¿ganan?). Uno de los mayores atractivos de la película son las escenas de acción en las que las naves nos hacen movernos en el asiento con todos y cada uno de los ziiiiu, pew pew pew, shuuuuum, zas, pow, gruuuuu y shiiiiu. Como un chiquillo me lo pasé, oigan. Pero lo mejor de la película son…

Los personajes

Hubo un tiempo en que la franquicia Star Wars fue una fábrica de personajes carismáticos. Por lo menos hasta los años 80. Muchos de estos están en esta película y vemos que no han perdido fuelle. En especial Han Solo. Siempre da miedo ver a un personaje mítico que regresa pero Harrison Ford logra de nuevo imprimir a nuestro contrabandista más querido su carácter original. Cuando apareció en pantalla, junto a Chewbacca, de mis ojos asomaron tímidamente las lágrimas. Con la misma dignidad, Carrie Fisher retoma su papel de Leia Organa que se ha convertido en una mujer fuerte y curtida por los años, cuyo último momento de descanso fue entre hogueras y ositos de peluche en los bosques de la luna de Endor. Y Mark Hamill

Entre los personajes nuevos quiero destacar a mi preferido: Rey (Daisy Ridley) . De Rey no quiero contaros mucho porque prefiero que la descubráis vosotros (sobretodo vosotras) por vuestra cuenta, solo diré que es un personaje fuerte e icónico. Lo que me lleva a hablar de la diversificación que se presenta en la nueva etapa de Star Wars. Hay más personajes femeninos carismáticos y tienen más tiempo en pantalla. Incluso ser stormtrooper o piloto para la fuerza rebelde ya no es sólo cosa de hombres.  Esto supone un gran avance respecto a la trilogía original en la que los personajes femeninos (que no fueran Leia) tenían una participación irrisoria. Comprobadlo en este video.

Por otra parte tenemos a Finn (John Boyega), un stormtrooper que en su primera misión se da cuenta de que está con los malos y que igual no le viene bien eso de ir saqueando aldeas en busca de planos rebeldes. Así que decide entrar en paz con el karma. ¿Como? No, no me tiréis de la lengua. Boyega, a parte de ser el responsable de la mayor carga humorística de la película, demuestra tener una química excelente con Ridley y su personaje apunta a hacer grandes cosas en las siguientes entregas.

Es inevitable encontrar críticas al personaje de Kylo Ren, interpretado por el orejas Adam Driver. ¿Están justificadas? Para nada. Precisamente es este personaje el que sufre una evolución más evidente a lo largo del metraje. Se dice que  Kylo Ren no es un villano a la altura de Darth Vader. Ni lo es, ni se pretende. De momento. El Kylo Ren mostrado aquí es una crisálida de un gran villano y no cabe duda de que alcanzará el estatus del papá de Luke en las siguientes entregas.

Poe Dameron (Oscar Isaac), es un personaje interesante que no cuenta con la presencia que parecía apuntar los trailers y queda ver que le depara el futuro.  Por último cabe destacar lo monísimo que es el androide BB-8, sin lugar a dudas, el toque más Disney de la película.

Star Wars: The Force Awakens L to R: Rey (Daisy Ridley) & BB-8 Ph: David James © 2015 Lucasfilm Ltd. & TM. All Right Reserved.

Star Wars: The Force Awakens
L to R: Rey (Daisy Ridley) & BB-8
Ph: David James
© 2015 Lucasfilm Ltd. & TM. All Right Reserved.

También se ha criticado la banda sonora de John Williams, sin tener en cuenta de que es un señor octogenario que no necesita demostrar nada a nadie. Williams se apoya en su trabajo anterior del que deriva hacia nuevas piezas que, en mi humilde opinión, son igualmente geniales. De hecho, en el momento en el que escribo esto, estoy escuchando la pieza final y se me ponen los pelos de punta.

Si te has saltado todo lo anterior te resumo aquí. Star Wars: The Force Awakens es una evolución natural, correcta y palpable de aquél universo creado de 1977 a 1983 y que nos fascinó.  Tenía mucho miedo de que no me gustara pero, a pesar de sus imperfecciones, he caído rendido al séptimo episodio de la guerra de las galaxias. Damas y caballeros (Jedi), la magia ha vuelto.

P.S. He usado el título original en el artículo porque todavía no la he visto doblada al castellano.

 

Artículos relacionados

Chatroom
Jack Torrance
Big Man Japan (大日本人)