Max y Chloe

Por la ventanilla semi-abierta del coche de Chloe, se cuela el olor del mar transportado por el aire que sobrevuela Arcadia Bay. Max aun tiene mal cuerpo después de ver morir a Chloe de un tiro en el vientre en el lavabo de chicas de la academia Blackwell. Todavía no se explica como fue capaz de rebobinar el tiempo para poder evitarlo. Decenas de preguntas le rondan por la cabeza. Sobre su nuevo poder y sobre todo lo que ha estado haciendo Chloe en Arcadia Bay durante los cinco años que ella ha pasado en Seattle. Parece tan cambiada con el pelo azul y los tatuajes… Chloe la sorprende mirándole fijamente y se ruboriza. Ambas bromean mientras el coche se detiene en la base de la colina del faro. Mientras caminan hacia el mirador, Max se detiene a fotografiar a un pájaro con su vieja polaroid. Cuando quiere darse cuenta, Chloe está sentada en el banco junto al faro contemplando el atardecer y Max se da cuenta de lo mucho que la ha echado de menos. Cuando se sienta junto a su amiga descubre las duras experiencias que ha pasado durante su lustro de ausencia. Max la reconforta y también le cuenta su nuevo secreto temerosa de recibir incredulidad. Pero no, no de Chloe. De repente, y fuera de temporada, empieza a nevar. Al fin y al cabo, la vida es extraña.

Artículos relacionados