75580_10153792517620953_5129573481017527484_nSigo con el repaso de las obras que vi la semana pasada y, como hoy es Jueves, me viene al pelo hablar de Thursday Today de Miquel Mateu. Una obra cocinada a fuego lento (desde 2014) con el trabajo de Tadeusz Kantor en el punto de mira, esto se traduce en una obra que se mueve entre el vanguardismo y lo «performancístico» combinándolo con la ranciedad y decadencia de estampas rurales del siglo pasado. Sí, la propia definición puede dejar con el culo torcido a cualquiera cuya noción de teatro es ir a ver a Arturo Fernández al teatro Olympia, pero profundicemos un poco más…

Thursday Today es un compendio de recuerdos de la infancia que el autor ha querido plasmar escogiendo el modus operandi del artista multidisciplinar polaco. Así pues, la obra se apoya puramente en la sucesión de propuestas visuales fuertemente subrayada por ocho actores y actrices y una escenografía formada por objetos que, a la vista está, vienen de coger polvo durante muchos años en algún desván o alacena y cuentan, encima del escenario, con una transformación que les otorga una digna segunda vida. Viendo en el escenario a los actores y actrices, no dejaba de pensar en lo interesante que debe de haber sido (y es) para ellos este tipo de trabajo que roza la psicodelia, sin duda alguna se han divertido y ello se refleja en la interpretación, incluso en el inerte rostro de Helena Font durante todo el espectáculo.

Ahora viene cuando le saco los «peros» al espectáculo. La repetición de las rutinas de este tipo de teatro, a veces provoca que se pierda una conexión que no se recupera hasta que nos sorprende con la construcción de la siguiente imagen potente, afortunadamente no son pocas las imágenes interesantes que ofrece. Por otra parte, la visión demasiado personal del autor (recordemos que el espectáculo se basa en vivencias propias) no me generó demasiada empatía (empatizaba más con el trabajo de los propios actores y actrices). Por muy reconocibles que sean las experiencias mostradas, la mayoría de ellas son sitas en el marco de una España de profundidad insondable. Cierto es que, como país, nos cuesta salir de esa imagen. Si reflejar eso era intención del autor, entonces ha sido un éxito.

En definitiva, hay que reconocer que es una obra que no se ha hecho para «gustar». Thursday Today es una buena ejecución de teatro «kantoriano» y, para todos aquellos que quieran la oportunidad de ver de primera mano esta clase de trabajo, es completamente recomendable.

Artículos relacionados

Improvisación: Muerte al cliché.
Fando y Lis
Un par de estructuras de Teatro Playback