12068670_1132322296819789_9069713039150852895_o

Hace unos días me marché hacia tierras sevillanas para ser partícipe de la II Semana Internacional de Teatro Espontaneo y Playback Theater, concretamente del taller intensivo de teatro playback que impartió Jutta Heppekausen, y más concretamente sobre los ecos de la historia a la hora de trabajar con una historia en esta doctrina del teatro aplicado.

Sobre el teatro aplicado tuvimos tiempo para charlar largo y tendido, sobretodo de su presencia en España, que es de risa. Hay un amplio desconocimiento sobre la existencia de este, incluso entre los profesionales del teatro. Los familiarizados con la obra de Augusto Boal y su teatro del oprimido bien pueden saber de que va. La presencia del teatro aplicado en España se resume en un puñado de asociaciones que practican y trabajan tímidamente el teatro del oprimido (en su mayor parte colectivos de mujeres), el teatro espontaneo y, en mi caso, el teatro playback desde València (creo que únicamente Salamanca mantiene otra formación activa). Mi contacto con este fue al cursar Postgrado de Teatro en la Educación (futuro Master de Teatro Aplicado, esperemos) de la Universidad de Valencia, por el que luchan Tomás Motos y Antoni Navarro.

En otros países, es habitual utilizar ciertas prácticas de teatro aplicado, incluso en empresas. Aquí… vamos a ver, que levante la mano quien conozca a alguien que haya asistido a una sesión de dramaterapia, teatro foro o teatro playback. Aha… aha… ok, lo que imaginaba. La reflexión lleva a pensar que, en nuestro país, no se considera el teatro como herramienta de cohesión social y/o sanadora. Pero claro, a duras penas se considera como opción cultural así no vayamos a pedir peras al olmo ni a ofrecer miel a la boca del asno. No es que esté llamando burros y burras a los habitantes de este país (del que me consta que hay un número importante), sino que nos falta costumbre. A lo largo del par de años que llevamos haciendo teatro playback, trabajando con diversos colectivos, hemos podido comprobar que es un trabajo necesario, agradecido y que tiene cabida en cualquier espacio (incluso en los teatros, como decía Boal).

¿Qué es lo que pretendo con esta entrada? Si estás leyendo esto y no tenías ni idea que esto existía, pues estaré encantado de contarte mas cosas. Sí ya practicas cualquier modalidad de teatro espontaneo, considéralo como una llamada a la acción, deberíamos unirnos para potenciar la visibilidad del teatro aplicado para honrar el objetivo de este: construir una sociedad mejor.

Artículos relacionados

L'Odissea finaliza la temporada con premios
Improvisación: Muerte al cliché.
La importancia de la creación colectiva