Si en España todavía queda algún nostálgico del regimen franquista, en Estados Unidos tambien queda algún orgulloso de la bandera confederada y nostálgico de cuando los negritos se sentaban en el fondo de los autobuses y servían a los blancos. Lo demuestra el reciente auge de los supremacistas que han elevado a Donald Trump a la silla de la Casa Blanca. Una película como “Hidden Figures” no podía llegar en mejor momento. Basada en hechos reales de principios de los 60, esta película expone la situación de tres mujeres afroamericanas que, a pesar de su brillantez, tuvieron que lidiar con las leyes segregadoras del sur norteamericano para desempeñar su labor en el centro matemático de Langley, lugar donde se realizaban los cálculos para la NASA.

A pesar de mostrarnos tres figuras, la de Katherine Goble, interpretada por Taraji P. Henson (que dicen que está muy bien en la serie Empire) ocupa el rol principal por su labor en los cálculos que llevaron a John Glenn a orbitar la tierra y por antagonizar a Kevin Costner  y, en menor medida, a Jim Parsons, el hombre en cuya lápida pondrá “Sheldon Cooper”. Acompañan a Henson la cantante Janelle Monáe, quien interpreta a la primera mujer negra a la que permiten iniciarse en la ingeniería, y Octavia Spencer en un papel que le ha valido una nominación de la academia como mejor actriz de reparto (y que ya le habíamos hacer en Criadas y Señoras) por su pulso profesional con una Kirsten Dunst que no destaca en absoluto.

En general Ted Melfi ha seguido el “manual de hacer películas basadas en hechos reales” al pié de la letra y deja una sensación de pre-fabricado que afortunadamente no logra ensombrecer el mensaje de la película a pesar de la amabilidad desde la que se muestran las duras situaciones de las protagonistas.

 

Artículos relacionados

A Woman, a Gun and a Noodle Shop (??????)
Piranha (2010)
Sucker Punch