Descubriendo Leopard: Gestión de archivos

Como recien usuario de Apple, me gustaría iniciar una serie de entradas especificando las características básicas del sistema operativo Mac OS X Leopard. Puede que suelte algun comentario que pueda ofender a algún fanboy de Apple, esta vez procurare ser objetivo y no soltar críticas por que sí.

Pretendo comentar mis impresiones en el uso de OS X y, a la vez, comentar alternativas libres.

Gestión de archivos

Copiar, pegar, borrar, mover… si hubiera una escuela para gestores de archivos, la asignatura pertinente a estas labores sería de primaria. Evidentemente, el gestor por defecto de OS X, Finder, cumple de sobras para realizar estas acciones. Si a esto le agregamos el espectacular efecto del cover flow, es normal que la gente al verlo se quede prendada. Igualito que un accesorio de Ikea, es práctico y bonito, pero de funcionalidad limitada.

captura-finder.jpg
Finder (Click para ver tamaño completo)

Finder mola, sin embargo se echa de menos un gestor de archivos que posibilite la vista múltiple de diferentes carpetas. El uso de pestañas o la opción de dividir la ventana para mostrar diferentes contenidos lo situan por debajo de otros gestores como Nautilus, Konqueror o Dolphin. Tener dos finders abiertos para mover o copiar contenidos, no es demasiado práctico. Por no mencionar que se abre uno nuevo cada dos por tres (6) o el tramite de eliminar un archivo pasando por la papelera.

Como soy quisquilloso, me puse a buscar opciones libres. La primera que encontré es el XFolders, una aplicación sencilla de «pantalla partida» para intercambiar ficheros entre dos carpetas. Incluye ademas un visualizador de imágenes y la posibilidad de ejecutar comandos mediante la consola interna. Sin embargo, no se permite el lujo de eliminar permanentemente los archivos.

captura-xfolders.jpg
Xfolders (Click para ver tamaño completo)

Dicho programa no acababa de convencerme asi que seguí buscando y acabe en la web del muCommander, un gestor open source que recoge la idea del XFolders y va más alla añadiendo la función de cliente FTP y la posibilidad de enviar archivos por correo configurando el correo saliente en el propio programa. Una cosa que me gusta en un gestor, es la posibilidad de escribir en la cabecera de la ventana la ruta de la carpeta que quiero visitar y muCommander lo permite. Además, este si que deja borrar directamente los archivos.

captura-mucom.jpg
muCommander (Click para ver tamaño completo)

Por supuesto, tiene bastantes carencias pero es el camino a seguir hasta que los señores de KDE porten el Dolphin, en teoría en Julio.

Me gustaría finalizar mencionando otro gestor, desgraciadamente es de pago. Se trata del Forklift. Un programa que recoge la mayoría de las características de los mencionados anteriormente y añade la opcion de preview. Aunque no permite ni FTP ni inserción manual de ruta. Se puede probar durante 15 dias y esta bastante bien, pero no se merece los 29$ que cuesta adquirirlo.

captura-forklift.jpg
Forklift (Click para ver tamaño completo)

Despues de tanta prueba, por el momento, cuando tenga que trapichear con muchos archivos, me quedo con el muCommander.

Hasta aquí, la primera entrega de mis tribulaciones en los mundos de Leopard. Recordad que un gran número de archivos requiere una gran responsabilidad.

Artículos relacionados