Antes que nada, aviso: no encontrarás enlace de descarga de este disco. Tampoco soy un blog especializado así que igual puedes encontrar mejores críticas en otros sitios. Ah, por cierto, me alegro de que la portada final no fuera aquella con la que se anunciaba el disco.

Ha llovido mucho desde que ellos publicaran, hace un lustro, «Ni lo sé ni me importa«, un álbum que saciaba a una masa pop (incluido moi) enfervorizada con el grupo madrileño, el cual viajaba en la cola de un cometa llamado… bueno, llamado de ninguna manera porque «lo tuyo no tiene nombre«. Inmersos en una era dorada del panorama indie nacional, había gente que se empeñaba (y se empeña) en compararlos con Hombres G, a lo que respondo con un rotundo «what the fuck!». Es el grupo que más veces he visto en directo, todavía recuerdo las juergas en Madrid y Barcelona, y también cuando actuaron en el ágora de mi universidad (cuando había un consell de estudiants que molaba y no traía pachanga) junto a Sidonie y Los Planetas.

El pasado 19 de mayo salió a la venta «qué fue de ellos«, el tercer álbum de la banda, pero fue hasta hace unos días que pude disfrutar de este trabajo editado, esta vez, por Pias. Tenia curiosidad por como sonaría el grupo con una capa de polvo de cinco años y un Guille Mostaza krakovizado. No se ellos, pero yo estoy contento con el resultado.

Definitivamente no son los mismos, ellos han cambiado y son «diferentes» (estoy que lo peto). Las canciones contenidas en «qfde» son bailables pero se alejan de aquellos hits contundentes que se paseaban tímidamente por los 40 principales.»Lo dejas o lo tomas» es la carta de presentación del nuevo disco y es la que, probablemente, nos vincula con su sonido de antaño. El resto del disco es más atípico respecto a los anteriores, diría que menos fresco pero con una sobriedad que aporta elegancia al conjunto de canciones. O dicho de otra manera, que tiene menos chunda chunda. Lo que me gusta es que algunos temas se acercan al sonido ochenta.

En fin que es un disco bueno, bueno, yo le daría un ocho. Mis preferidas, hasta ahora, son «Todo el mundo está en contra» y «Lo tomas o lo dejas». Vale la pena hacerse con él.

Artículos relacionados

Delafé y las Flores Azules
Delafé y las Flores Azules en Castellón