Kingdom Hearts II

Roxas vive el verano en la tranquila y rutinaria Villa Crepusculo junto a sus amigos. Durante la última semana del estío, Roxas comenzará a tener visiones y sueños con un tal Sora. Convocado por Namineé, el joven descubrirá la ficción en la que esta envuelto y dará de bruces con realidad al topar con Sora y sus amigos, envueltos en un letargo del cual él les puede sacar a costa de su existencia. Tras despertar, Sora, Donald y Goofy retoman sus aventuras en la búsqueda de sus amigos y tras los pasos de la Organización XIII.

Recién completado el juego procedo a plasmar aquí mis impresiones sobre una de las últimas superproducciones de Square Enix para Playstation 2, la secuela (mal llamada) Kingdom Hearts II retoma, de nuevo bajo la dirección de Tetsuya Nomura, las andanzas de Sora desde el punto en el que finalizó Kingdom Hearts: Chain of Memories. No voy a profundizar demasiado porque puedo decir de este juego poco más de lo que dije de Kingdom Hearts.


Roxas poniéndose filosófico

Lo mejor del juego, rotundamente, es el prólogo. Las tres primeras horas al mando de Roxas nos muestran un juego con identidad propia, presentando personajes nuevos a parte de viejos conocidos del universo Square. El prólogo consigue provocar un constante interés por conocer la identidad y circunstancias de Roxas llegando a lamentar sus sustitución por Sora. ¿Por qué? Por que con Sora tenemos más de lo mismo. Pistoletazo de salida al declive argumental, con el permiso de la Organización XIII.

Disney con olor a rancio

De todos es sabido que Disney vivió una época dorada durante la década de los 90 engarzando éxitos consecutivos que, pese a quien le pese, se han convertido en clásicos de la compañía. Después, los estudios de animación de Disney encadenaron fracaso tras fracaso lo que les llevó a ampararse bajo el ala de Pixar y a producir Piratas del Caribe. Kingdom Hearts II parece falto de material por parte de los estudios y repite con la mayoría de mundos. La aportación más reciente, la de Piratas del Caribe rompe bruscamente con la estética global del juego como un tiro de mierda sobre un escaparate. Todo lo contrario ocurre al escoger Tron como escenario de un nuevo mundo del universo KH. El colorido mundo virtual acompaña bien al diseño global del juego. Otro aporte original es el viaje al pasado de Disney, al escenario mas vintage del juego lo acompaña el rediseño de Sora a una versión más acorde con los años 20. A mi pesar, repite la Sirenita, eso si, a modo de sidequest musical y siguen sin resarcirse con el cuento original y siguen en sus trece, incomprensiblemente, de mantener con vida a esa insoportable mujer pescado.


Kingdom Vintage

En lo que respecta al aspecto general del juego, continua con la misma plasticidad de su predecesor original apoyada por los diseños de Tetsuya Nomura. Gráficamente el juego no difiere demasiado al primero. Las escenas cinemáticas se desarrollan con el motor del juego y únicamente al comenzar y finalizar el juego, podemos disfrutar de las habituales escenas en CG con el sello de calidad de Square Enix. Lo mismo ocurre con la banda sonora, Yoko Shimomura aprovecha el trabajo hecho en las anteriores entregas para aplicarlas en la nueva producción junto a las nuevas composiciones.

Un Kingdom Hearts castizo

La edición española del juego estaba de enhorabuena ya que cuenta con doblaje a nuestro idioma por parte de actores profesionales. Profesionales… ¿hasta que punto? No se hay quien responsabilizar de los muchos errores de lypsinc y el obsequio de algunos silencios mientras vemos aletear labios. La mayoría de voces están bien pero, al parecer, hay actores que no se toman muy en serio eso de poner voces en videojuegos ya que algunos personajes carecen completamente de énfasis y emoción. Aunque de eso habrá que responsabilizar al director de doblaje por no obsequiarles un capón con los nudillos. Se hace raro escuchar a Hades con la voz de Homer Simpson y se que Joaquin Reyes no ha participado en el proyecto, si no juraría que Winnie the Pooh habla igual que Enjuto Mojamuto. En fin, el doblaje en general esta correcto, pero podrían haberlo hecho mejor.

Acción y reacción

Una de las novedades en esta entrega es la posibilidad de realizar comandos de reacción, durante las batallas, y en el momento preciso, pulsar el botón del triangulo nos permitirá realizar movimientos especiales aportando mas espectacularidad y riqueza a nuestras peleas, sobretodo en las que nos enfrentamos a los «bosses». Algo digno de un buen action-RPG Por lo que respecta al resto de comandos, continúan prácticamente igual a excepción de alguna batalla que esta planteada a modo de mini juego.


Sora y Tron intentan derrocar al PCM

Conclusión

La historia de Kingdom Hearts II tiene mucha, pero que mucha paja. Hay que saber distinguir la información útil de la prescindible y, a pesar de que la saga ya va adquiriendo identidad propia, quedan muchas preguntas por responder y al juego le pesa demasiado la etiqueta de merchandising de Disney. Pero es lo que hay. A parte de eso, estamos ante un action RPG entretenido con un despliegue técnico encomiable, como era de esperar de Square.

En luen.org
Kingdom Hearts
Kingdom Hearts: Chain of Memories

Enlaces relacionados
Web europea
En Wikipedia
En Meristation

Artículos relacionados