Wall-E

Wall-E es un pequeño robot de mantenimiento que lleva 700 años de rutina comprimiendo la basura con la que los humanos «adornaron» la tierra. Dicha rutina se rompe cuando aparece una nave dejando un robot de reconocimiento llamado EVA. Las consecuencias de dicho encuentro cambiará el rumbo de la historia de la humanidad.

Creo que se ha hablado y escrito mucho sobre «Wall-E«. Tanto que lo que pueda escribir aquí tiene la misma trascendencia que un campeonato de mirar sin pestañear. Se pueden llegar a varias conclusiones tras ver la última producción de Disney-Pixar, por no decir Pixar ya que el «Disney» esta solo por motivos de branding. ¿Es tan buena y maravillosa como se dice? Si, lo es. ¿Estamos ante un hito de la historia del cine de animación? Probablemente.

Por todos es sabido que si no tienes nada bueno que decir mejor no decir nada. No lo digo por mi sino por los guionistas de la película. «Wall-E» se aplica el cuento y la ausencia de diálogos es la gran baza y reto por parte de los animadores a la hora de buscar la expresividad. Todo un homenaje a los títulos de Charles Chaplin y Buster Keaton. Cabe recordar que la perfección no existe y «Wall-E» peca en muchos momentos de producción infantil con una historia bastante esquemática y predecible, la originalidad la encontramos en la manera de contar las cosas. Desde luego no esta carente de crítica, me parece genial el pronóstico que se hace sobre la humanidad en la película.

Tras coger carrerilla con «Ratatoullie«, después del fiasco de «Cars«, Pixar ha vuelto al nivel de soberbia calidad que nos ofreció en «Los Increibles«.

Hay una cosa que no entiendo, la relación VHS-iPod. ¿Como puede ver la señal de un VCR a través de un iPod? ¿La cinta magnética de un VHS puede durar 700 años? ¿Porqué no tiene la película directamente en el cacharro de Apple? Lo que me lleva a comentar lo omnipresente de la marca de Steve Jobs en la película. El «startup sound» de Wall-E, el iPod, el diseño de EVA. Yo hubiese puesto la manzanita en el cartel publicitario. Hubiese sido una buena patada en la entrepierna a Redmond.

Artículos relacionados