Archivo de la etiqueta: chris hemsworth

Los Vengadores (The Avengers)

En una base de S.H.I.E.L.D,  estan tratado de descubrir la manera de manejar la energía del teseracto, un cubo cósmico de inmenso poder. El dios del engaño, Loki (Tom Hiddleston), logra infiltrarse y robarlo ante la impotencia del mismo Nick Furia (Samuel L. Jackson) y tomando bajo control a Clint “Ojo de Halcon” Burton (Jeremy Renner), uno de sus mejores agentes. Ante la alerta que supone que Loki tenga el cubo cósmico, Furia decide localizar al Dr. Bruce Banner (Mark Ruffalo), con la ayuda de Natasha “Viuda Negra” Romanoff (Scarlet Johansson), y a Tony Stark (Robert Downey Jr.) para que usen su talento científico para localizarlo. Furia decide también tener al mismísimo Capitán América (Chris Evans) en el equipo ante cualquier amenaza que pueda surgir por parte del exiliado de Asgard, por mucho que su hermano Thor (Chris Hemsworth) se empeñe en hacerle entrar en razón. Aunque Loki no prentende hacer el trabajo sucio él solo sino que quiere dar paso a los Chitauri, una raza alienígena con ansias de expansión, para comprometer a todo el planeta.

La película con mas hype del año ya ha llegado a nuestras pantallas y estaba como loco por desatar mi frikez así que fuimos a verla. Yo con mi camiseta de Hulk. Pero el interés no venía unicaménte por ver la reunión en el cine de superheroes tan molonas sino por que el responsable de orquestarla es Joss Whedon, quien fué el responsable de la serie Buffy, Vampire Slayer  y creador de Firefly, una de las mejores de ciencia ficción de este universo y el siguiente.

Los Vengadores, probablemente, es la primera película que cuenta con otras tantas previas para ponerla en situación. Y es cierto que si no has visto Thor  y Capitán América: el Primer Vengador, se te puede escapar alguna cosa. Si no has visto previamente las películas de Iron Man no te has perdido nada relevante para la historia de Los Vengadores, pero te habrás perdido la presentación del personaje de la Johansson y, lo más importante, el carisma de Robert Downey Jr. como un perfecto Tony Stark que viene a demostrar, en la película de Whedon, que es el mejor filón. Por eso esta ahí, en el centro del cartel, por que es el puto amo y casi todo el humor de la película recae en él. Aún así se las apañan para que no eclipse al resto de los personajes.

Tenía un miedo atroz de que el nuevo Bruce Banner no diera la talla, me gustaron Eric Bana y Edward Norton y las fotos promocionales de Mark Ruffalo en plan Zoolander no auguraban nada bueno. Afortunadamente, el personaje esta bien perfilado e incluso le sienta bien el tono sarcástico que tan bien encaja con su colega Stark. El toque más humano, controlado y no exento de humor que le han dado a Hulk es, simplemente, espléndido.  Genial la relación que acaba estableciendo con Thor, el cual sigue en la misma linea un tanto sosainas que en la película de Kenneth Branagh.

En cuanto a los agentes de S.H.I.E.L.D., todavía me chirría mucho ver a Samuel L. Jackson sin decir tacos, pero sigue teniendo esa presencia de badass motherfucker que tan bien le funciona. Johansson y Renner ponen la parte de tensión sexual de la película y aunque apenas hablan de ello esta claro que ha habido mucho tomate entre ellos. Por supuesto, en las escenas de acción dan el callo  perfectamente. La última incorporación al S.H.I.E.L.D  cinematográfico ha sido la de Cobie Smulders interpretando a Maria Hill pero apenas destaca y su papel en How I met your mother le pesa demasiado como para que te la tomes en serio. Le auguro a la chica algo con el Capitán América ya que se la ve haciendole ojitos. Por cierto, un Capitán América que no luce demasiado más allá de sus oportunas acrobacias y su ramalazo de liderazgo.

Se dice, se comenta, que la película tiene un ritmo algo lento. Bueno, la primera parte de la película si que tiene una cadencia mas pausada pero es necesaria para establecer una relación sólida entre los personajes. Por lo menos yo lo prefiero así que no una atropellada excusa para ponerlos a todos juntos. Además, los últimos 40 minutos son pleno disfrute no solo por la acción, sino precisamente por las premisas establecidas entre los personajes.

Joss Whedon nos lleva de viaje por el universo Marvel de una manera sin precedentes, no tiene la misma textura y sobriedad que X-Men: First Class ni la necesita. Puro disfrute marvelita para los amantes de los superheroes. 8,5.

Thor

Durante años los reinos de Asgard y Jotunheim vivían enfrentados hasta que el asgardiano Odin (Anthony Hopkins) venció a los gigantes de hielo y acordó una tregua con su rey, Laufey (Colm Feore), a quien le arrebata su fuente de poder. Años más tarde, el día en el que Thor (Chris Hemsworth) esta llamado a suceder a su padre, gigantes de hielo se infiltran en el palacio de Odin e intentan, sin éxito, recuperar la fuente de poder. Ofuscado, sin contar con la aprobación de su padre y haciendo oidos sordos a los consejos de su hermano Loki (Tom Hiddleston), Thor decide ir a Jotunheim para ajustar cuentas con el rey Laufey. La intromisión de Thor es tomada como un grave incidente diplomático que acaba con los dos pueblos enfrentados de nuevo. Odin, decepcionado, destierra a Thor y le despoja del mjolnir, el arma más poderosa de Asgard. El ex-dios aterriza en medio del desierto de Nuevo México dando con la cazadora de tormentas Jane Foster (Natalie Portman). Mientras Thor intenta idear la manera de volver a Asgard, allí Loki se ha hecho con el trono aliándose los gigantes de hielo.

El pasado fin de semana vi al fin Thor, la nueva película “vengadora” del estudio Marvel. No me disgustó, pero tampoco es lo que esperaba. No me malinterpretéis, la película de Kenneth Branagh bien vale su visionado, sobretodo para los más frikis pero no es igual de disfrutable que las películas de Iron Man. La historia es bastante tontuna. La estancia en la tierra de Thor abusa de situaciones típicas de comedia de los 80 en donde un extraño choca con las costumbres americanas. A Balki Bartokomus le funcionaba, al dios del trueno no. Argumento muy simple escaso de escenas de acción y en el que Branagh no sabe sacar suficientemente jugo y se limita a recrearse, sin éxito, en sus shakespirianas intrigas familiares en el marco de la nobleza.

Casi no vale la pena hablar de la densidad interpretativa. No entiendo que pinta Asano Tadanobu, el Toshiro Mifune del siglo XXI, en un papel tan nimio. Natalie Portman y Kat Dennings no dan el pego como nerds. Chris Hemsworth parece de la escuela de Hayden Christensen e Idris Elba interpreta a un Heimdall con el nivel intelectual de un portero de discoteca. Únicamente Tom Hiddleston hace gala de un trabajo interesante con su Loki.

Si se ve como un episodio suelto de una serie llamada “Los Vengadores” puede tener su aquel, pero como película individual no esta a la altura de las expectativas.