Archivo de la etiqueta: Juegos

The Last of Us

louNaughty Dog, los creadores de la saga Uncharted , son listos. Muy listos. Antes que sacar una nueva aventura de Nathan Drake (la ultima, sinceramente, sobrevalorada), decidieron pasar página y crear un título completamente nuevo. Nace The Last of Us y Ellen Page se enfada y no respira por el parecido de la co-protagonista del juego, a pesar de las oportunas modificaciones que sufre el personaje. No olvidemos que la Page se encuentra inmersa en su propio proyecto videojueguil, en el Beyond: Two Souls de Quantic Dream.  Polémicas aparte, damas y caballeros, The Last of Us es una de las experiencias interactivas mas bien paridas en lo que llevamos en este 2013.

El juego ya se baraja como mejor del año a la espera del impacto de Grand Theft Auto V. De todos modos es casi seguro que se llevará el gato al agua, sobretodo si tenemos en cuenta que en 2012 la campanada la dio una aventura gráfica, The Walking Dead, con la cual guarda muchos paralelismos y no solo en la temática zombie.

No os la voy a contar, pero The Last of Us encierra una historia de supervivencia y degeneración de la condición humana en el ámbito apocalíptico. Alrededor de los acontecimientos encontramos a Joel, adulto de edad avanzada, y a Ellie, el receptáculo de empatía de la historia. El juego nos muestra la evolución de la relación entre ambos, forjada ininterrumpidamente por diversos lances y sorpresas de carácter turbio. Estamos ante una “road movie” con infectados (que no zombies) que depara momentos de auténtica tensión, dependiendo de vuestro nivel de canguelo (en mi caso, muy elevado).

ellie

El juego equilibra muy bien la acción con los momentos de exploración en los que nos cautiva el, sorprendentemente bello, mundo apocalíptico creado por Naughty Dog. Por ahí lei que este juego era el mejor “Resident Evil” que habían sacado en años. Y es cierto. El  genero del survival horror encuentra de nuevo un gran exponente en The Last of Us “gracias” a la escasez de recursos que encontramos a lo largo del juego (incluso en nivel fácil).

La banda sonora del compositor cinematográfico Gustavo Santaolalla (os la pongo al final del artículo) aporta textura a la desolación que viviremos a nuestros mandos. Troy Baker y Ashley Johnson ponen voces a Joel y a Ellie respectivamente. A esta última, Johnson consigue imprimirle un carácter maravilloso y no tardamos en adorar a esa pequeña mocosa mal hablada.

El párrafo anterior me lleva a perder el decoro para hablar de la  lamentable y vergonzosa  traducción al español del juego. Niños y niñas que estudiáis Traducción e Interpretación, aquí tenéis un manual interactivo de mala praxis. Traducciones literales que huyen del contexto y el mal uso de los géneros y los tiempos verbales hicieron que cambiaran a versión original, sin desmerecer del trabajo de los actores Lorenzo Beteta y María Blanco (quien doblara tembien a Elizabeth en Bioshock Infinite), quienes hacen un trabajo muy digno.

Tras este esputo, os recomiendo que juguéis ahora mismo porque, no solo os perderéis un gran juego sino que os perderéis una de las mejores historias concebidas para correr sobre una Playstation 3. Excelente. 9.

Tomb Raider (2013)

Day One Web Graphic SkyscraperAdmitámoslo, Lara Croft se convirtió en 1996 en icono de los videojuegos de una manera bastante sexista, sus pechos puntiagudos la auparon en una cresta de fama/infamia cuya inercia se tradujo en una serie de juegos de moderado éxito. Los juegos que protagonizaba no estaban mal pero distan bastante de ser considerados juegos de cabecera y en los que poca gente hubiese reparado de estar protagonizados por alguien diferente.

Intentaron relanzar a Lara con Tomb Raider: Legend pero este continuó siendo un juego del montón, al igual que su sucesor, Tomb Raider: Underworld. Entonces supongo que alguien tuvo la genial idea de hacer un estudio de mercado y ver lo que mola en la decada presente. “¿Y si hacemos un juego de Tomb Raider completamente diferente a lo conocido?“. Espero que le regalaran, como mínimo, una piruleta a quien lanzara esa propuesta.

Hoy en día, y cada vez más, si un juego no tiene una historia más o menos consistente es apaleado por la crítica. El videojuego como técnica narrativa avanza a pasos agigantados (aunque algunos se empeñen en verlos como catálogos de homicidios para jovenes desequilibrados) y detrás de la historia de la nueva Lara Croft se encuentra Rhianna Pratchett, hija del popular escritor británico Terry Pratchett, quien lleva ya tiempo en el mundo de la narrativa en el ámbito videojueguil.

En este Tomb Raider se inicia el viaje como un brillante ejercicio  de empatía hacia el personaje, Lara Croft no es ninguna super heroina y durante las primeras horas de juego la vemos pasar muy putas, realmente sufrimos por las cosas que le pasan continuamente cuando pensamos que ya no puede ir a peor. Es realmente magistral la evolución del personaje desde el principio hasta el final.  Sabemos que es la misma Lara pero, a la vez, el infierno por el que pasa la ha cambiado un huevo y medio.  Este juego es una prueba patente de que el mercado actual de videojuegos pide personajes humanos y no fontaneros histriónicos y rechonchos.

Si, vale, pero no deja de ser un juego de tiros“, dirá el típico listo. Bueno, si, no deja de ser un videojuego de aventuras que no solo bebe patentemente de la saga Uncharted sino que va más allá y adquiere elementos típicos de la saga de The Legend of Zelda. La conbinación no puede fallar si además le añades un toque de exploración. Vamos, que les ha salido niquelado, incluso el doblaje español es excelente pero  lo volveré a jugar en versión original ya que Lara tiene un acento inglés muy molón.

No voy a comentar el modo multijugador. No todo va a ser bueno en la actual generación de juegos. Me refiero a la decisión de meter con calzador modos multijugador (generalmente desarrollados por terceros, como en este caso) a experiencias claramente de un jugador. Pero, en fin, gustos… colores… y esas mierdas.

Anyway, Tom Raider es de lo mejor de 2013. 9.

 

Bioshock Infinite

bioshock_infinite_3-t2

Necesitaba romper brevemente el hiatus del blog para evangelizar la palabra del profeta Comstock y recomendaros Bioshock Infinite. Algunas veces pasa que la fuerza narrativa de un juego se mea encima del séptimo arte. La subjetividad de los eventos y la capacidad de inmersión del medio produce sensaciones que raro es que nos pueda proporcionar una película. Puede que no sea perfecto, pero el universo creado por Ken Levine en la saga Bioshock rezuma encanto, a la par que sordidez, por todos los lados. Infinite nos ubica en la ciudad voladora de Columbia, a principios de siglo XX, y en la piel de Booker Dewitt un excombatiente convertido en mercenario que tiene la misión de encontrar una chica. Y que chica. Elizabeth se ha convertido por méritos propios en un icono.

Señores de Irrational Games, bravo. Me ha encantado y, lo más importante, no habéis decepcionado a los seguidores de la saga. 10.

God of War: Ascension

God-of-War-Ascension-Game-CoverEsta semana santa, mientras unos celebraban la ascensión de Jesucristo al reino de los cielos, he optado por otra mitología diferente y he recorrido el viejo nuevo viaje de Kratos para lidiar con los dioses del Olimpo.  O, más bien, con las furias. Kratos ha roto su juramento con Ares, dios de la guerra, y por ello es perseguido y capturado por las protectoras de juramentos. Aquejado de horribles visiones relacionadas con la pérdida de su familia, Kratos busca lidiar con las furias e iniciar el camino, conocido por todos, que le acercará al Olimpo y a su venganza.

Tras un redondo desenlace a una (falsa) trilogía, el equipo de Sony Santa Monica decidió que era hora de resucitar una de las gallinas de oro de la compañía. Tres años más tarde nos llega, en forma de precuela, God of War: Ascension.  El retorno del espartano más famoso de los videojuegos se salda con una modesta acogida y la introducción de un modo multijugador que debo admitir que me ha sorprendido gratamente después de haber probado una insulsa versión beta.

¿Ascensión? Va a ser que no.

Decepción puede ser la primera palabra que puede llegar a nuestra cabeza después de las primeras horas a los mandos. La idea de ver a Kratos en una empresa igual (pero diferente) a la de sus tres títulos principales no llega a asentarse apelando constantemente a la nostalgia de la epicidad de sus anteriores (pero posteriores,¡ay que lio!) aventuras. No es que este título no intente ser épico, tal vez el problema es que lo intenta demasiado. Vale que la factura técnica es excelente, pero las luchas con monsturos gigantescos se traducen en graves problemas de cámara que hacen que, en ocasiones, estés jugando a una edición digital de “¿Donde esta Wally?“.

A pesar del mencionado problema de cámara en determinados momentos del juego, la evolución de la jugabilidad a lo largo del título es positiva, va mejorando y se empieza a disfrutar gracias a los cachivaches que permiten a Kratos controlar el tiempo o desdoblarse, llegando a evocar la jugabilidad de títulos indie como P.B. Winerbottom o Cloning Clyde, pero con mucho más presupuesto. Por lo demás, sigue siendo más de lo mismo excepto por la exclusión en esta entrega del mini-juego de zumbarse a jovencitas, pero no os preocupéis que continúan con la manía de ponerle tetas a la mayoría de bichos.

En definitiva, estamos ante un título con regusto a fin de fiesta. Se disfruta, pero lo mejor ya ha pasado. Es hora de que dejen a Kratos subir a los campos Elisios y descansar con su familia. 7.

The Unfinished Swan

The-Unfinished-Swan

Erase una vez un niño que adoraba a su madre, la cual tenía una gran afición por pintar, aunque nunca acababa sus cuadros. Cuando esta falleció, el joven acabó en un orfanato a donde solo pudo llevarse uno de los cuadros, el cisne inacabado.

Dentro del panórama indie de 2012 no solo Journey destacó, hubo un juego que llamó la atención y acaparó unas cuantas nominaciones a premios que, posteriormente, se llevaría la monótona experiencia de That Game Company. Estoy hablando de The Unfinished Swan. Habiendo jugado y completado el título recientemente, me sorprende que se limite a quedarse, literalmente, a la sombra de cualquiera de sus competidores. El equipo creativo de Giant Sparrow se sacó de la manga un cuento maravilloso y original que se traduce en una experiencia de juego que va sorprendiendo y evolucionando a la par.

Visualmente es magnífico, la banda sonora de Joe Corelitz ayuda a las mil maravillas en la inmersión y narrativamente vapulea a Journey. Eso es así. El principal problema, que aleja a The Unfinished Swan del calificativo de obra de arte, es su evidente caracter experimental. Este cuento interactivo (me parece el apelativo más adecuado) dispone de demasiadas mecánicas de juego metidas sutilmente con calzador que ponen al descubierto un cajon desastre de conceptos, por muy maravillosos que sean.

the-unfinished-swan-ps3-58579

Su ajustada duración ayuda a retener la experiencia en el ideario del jugador. Yo mismo fuí incapaz de dejar el mando hasta el final convirtiendose, creo, en el único juego que me he pasado de un tirón. No son necesarias más de 2 horitas para hacer este viaje hacia una blanca inocencia que lidia con la curiosidad y el valor.

Bravo.8,5.

P.S. Journey es muy mainstream.

Y Valve lanzó Steam para Linux…

steamubunto0

y vió que era bueno.

Bueno, supongo que no es noticia para aquellos que disfrutaban de la beta desde hace un par de meses,  Valve ya ha presentado formalmente Steam para Linux. El sistema operativo del pingüino ha sido durante mucho tiempo denostado por las desarrolladoras de videojuegos hasta que Gabe Newell ha dado un golpe sobre la mesa apostando por la plataforma preferida por los geeks… ¿o debería decir nerds? En casa hace años que me pasé a Apple para uso casual, pero esta noticia hace factible que mi próxima adquisición de sobremesa venga con el pingüinito dentro (o, si no, se lo pongo yo).

Los linuxeros más puristas lo acogen a regañadientes por la decisión de Valve de optar por Ubuntu como plataforma “oficial” de lanzamiento y soporte. Si, amigos y amigas, los linuxeros son como los partidos de izquierdas, todos comparten enfoque pero tienen sus diferencias. Viva la fragmentación. Pero no nos olvidemos de lo importante aquí. ¿Usar wine para jugar bajo Linux tiene los días contados? ¿Este, esta vez de verdad, será el año de Linux? (#ranciofacts).

steamubuntu

Para celebrarlo, Steam se engalana para la ocasión ofreciendo ofertas en todo el catálogo de Linux. Incluido el mítico Half-Life, todo un bookmark en la historía de los videojuegos. ¿Cómo afectará esto a las ventas de los juegos del catálogo de Steam que ya se incluyen en el Centro de Software de Ubuntu? Yo creo que más bien poco. El usuario medio de Ubuntu seguro que se ha beneficiado de la mayoría del catálogo de juegos de Linux haciendo uso de los bundles de software indie que tanto se han puesto de moda de un tiempo a esta parte. Gracias a Steam esas adquisiciones se pueden centralizar.

En fin,  linuxeros, a jugar. Por cierto, este es mi perfil de usuario. Hagregarme hamijos.

 

Voy camino Anvil, ¿tú hacia donde vas? ♪

The_Elder_Scrolls_IV_Oblivion_coverBuenas, gente. A principios de año os comenté que os iría poniendo más al día de lo que va pasando por mis manos y hoy voy a hablaros de un juego que me ha tenido muy absorbido: Los Pergaminos de los Viejunos IV: Oblivion. Ojo, que si, que ya se que no he descubierto América y se trata de un juego que ya tiene 7 años.  Aunque había disfrutado de él en Steam, no ha sido hasta ahora que le había echado mano, después de hacerme con una edición baratita del 5º aniversario, con extras y todo, para Xbox 360, que eso de jugar en Windows como que me da mal karma.

Pues eso, ha sido ponerlo y un no parar hasta desbloquear todos los logros (1250/1250, si, soy un achievement whore) y eso que me he quedado con misiones secundarias pendientes. Que si ahora soy del gremio de luchadores, ahora de magos, luego de asesinos… Y luego dice mi pareja que es un juego aburrido. Bueno, vamos a ver, que ritmo, lo que se dice ritmo, no tiene. Pero es que los chicos de Bethesda se encargan de que pasear por el mapeado sea de emparrarse. Eh, si Journey ofreciera más de 60 horas de juego igual no le lamerían el culo tanto, acusándolo de repetitivo. Gráficamente puede parecer obsoleto pero su punto fuerte es el uso de la iluminación que le da naturalidad a los bosques y pueblos de Cyrodiil, embelleciéndolos un montón.

Ah, que tonto, no os he dicho de que va. Pues es un action RPG de espadas, magos, elfos, brujos, caballeros, dioses, criaturas mágicas, portales a un plano demoníaco y otros clichés. A parte del principal, hay varios arcos argumentales normalmente unidos a los gremios. Simplemente es ir encadenando una misión tras otra. Eh, sin prisas, tomate tu tiempo. El tiempo es importante a la hora de desarrollar las misiones. Si tienes que hablar con un tendero para avanzar en la misión y son las 12 de la madrugada, te jodes y te esperas a que sea de día, que estas no son horas para ir molestando al personal. Claro que siempre puedes forzar cerraduras y hacer malicias que eventualmente harán que acabes con los polígonos en la cárcel más cercana. Así de tontamente me he pasado muchas horas este último mes y no me arrepiento en absoluto. Si ahora TES IV: Oblivion me parece la leche, no es extrañar que hace 7 años lo petara. La banda sonora del juego, compuesta por Jeremy Soule, me encanta y me la pongo a menudo.

Una de las cosas que más me ha chirriado es la IA (Inteligencia Artificial) de algunos NPC (non-playable characters). Más por su comportamiento que por la correcta programación de sus rutinas. Saca de quicio que se te pongan delante en medio de una batalla. A la mínima que les golpeas accidentalmente, se olvidan de que están batallando por la salvación de su tierra y deciden que devolverte el golpe es prioritario. Era absurdo, y a la par cómico, tener que huir de aliados y demonios daédricos a la vez.   Cositas así aparte, el juego mola mucho mucho.

oblivion01

Yo ya he dado el salto a Skyrim, pero no dudo el que algún día volveré a Cyrodiil para resolver algunos asuntillos pendientes. 9.

PS: Disculpad que sea tan breve y zafio, pero estoy muy oxidado a la hora de escribir reseñas.

Jugando 2012

BorderlandscoverHola niños y niñas. 2012 se ha ido y, aunque el blog esté en hiatus raruno, me gustaría dejaros constancia de la actividad gamer que he tenido este año. No he tenido mucho tiempo para jugar y mucho menos para hablar de juegos, sino que se lo digan a los compis de Blogocio, pero aquí os dejo lo que recordaré de este año, que nos acaba de dejar, en materia jugona. Cabe matizar, por si no ha quedado clarito, que no estoy realizando un balance de los juegos lanzados en 2012, sino de mi propia experiencia subjetiva (con la plataforma indicada entre parentesis) con los títulos que he jugado.

Empezare mencionando los juegos más absorbentes del año, aquellos que han tenido la capacidad de fascinarme hasta el punto de robarme todo el tiempo disponible para el ocio digital.  El año empezó con mis incursiones en las instalaciones de Aperture Science gracias a Portal 2  (Steam), toda una obra de arte de los chicos de Valve que activó mis neuronas para ponerlas al servicio de Chell en su empeño por dejar de ser un conejillo de indias. Maldita ciencia. No solo me pasé este sino que después me entraron las ganas de pasarme el primero otra vez y lo hice, pero en esta ocasión en Steam.

Cole's_faceDespués le llegó el turno a Cole McGrath, el protagonista de la saga inFamous, con la genial secuela inFamous 2 (Playstation 3) y su aventura en formato descargable inFamous: Festival of Blood (Playstation 3). Fantástico trabajo de Sucker Punch que hizo que quisiera exprimir hasta el último trofeo de estas exclusividades de Sony. Al igual que el título original, InFamous 2 ofrece experiencias diferentes según las decisiones morales que tomemos convirtiendo la re-jugabilidad en una de las mayores bazas de este título sandbox.

Sin duda, el campeón del premio de roba-tiempos se lo lleva Borderlands (Playstation 3) que ha amenizado mi verano como pocos. Con la secuela en el mercado, no había echado mano a este título del 2009 hasta este año y es motivo de auto-flagelación perpetua. El formato RPG llevado a la experiencia básica del FPS y un modo multijugador excelente me ha llevado también a tirarme calurosas horas disfrutando de su bonita estética cómic por las áridas tierras del planeta Pandora (pero este Pandora si que mola) exprimiendo trofeos, repitiendo campañas y repartiendo a diestro y siniestro. Algo me dice que, esta vez, no tardaré en hacerme con la secuela.

ac3Los otoños para mi tienen un nombre especial: Assassin’s Creed. La saga de Ubisoft es la única que sigo y disfruto de sus juegos desde el día de lanzamiento, además este año tocaba cambio de número en el juego. Con carpetazo dado al renacimiento y a la vida de Ezio Auditore, Assassin’s Creed III (Xbox360) llegaba para contarnos la revolución americana de la mano de un nativo, Connor. La habitual  mecánica del juego con ciertos añadidos es suficiente para no decepcionar a los seguidores de la serie AC, pero el ambiente colonial carece del encanto de los atardeceres encaramados sobre cualquier puto alto de la ciudad de Florencia. Assassin’s Creed II sigue siendo el rey.

Mención especial requiere otro título que ha hecho méritos para ser el motivo de mi procastrinación casera ante el ordenador. Y es que Minecraft  puede parecer una chorrada, pero la inmensa comunidad de gente aburrida hace que quieras pasear por servidores de todo el mundo, observando las maravillas arquitectónicas que resultan de combinar tiempo libre y un montón de cubos. Incluso hay quien ha recreado el universo de Juego de Tronos en un servidor. Hay que asumirlo, jugar a Minecraft solo es bastante aburrido.

e223_uncharted_3_drakes_fortune_0También 2012 ha tenido sitio para las decepciones. Probablemente la mayor de ellas ha sido Dragon Age II, un juego extremadamente muy alejado del estilo de RPG habitual de Bioware. Hablando de RPGs lineales, este ha sido el año en el que me pasé (despues de casi dos años desde que lo empecé) Final Fantasy XIII, en el enlace os contaba mis impresiones. Por otra parte el pequeño, muy pequeño, chasco me lo dió Uncharted 3: La Traición de Drake (Playstation 3). Antes de que empecéis a sacar las antorchas y los tridentes, dejad que me explique. Cuando cogí la tercera entrega de la saga Uncharted, este venía con el título de mejor juego de 2011 otorgado por la mayoría de los medios especializados. Lo que me encontré fue un juego corto con un argumento que no llegaba a la suela de los zapatos a sus antecesores. Eso si, técnicamente es impecable y con un 3D que quita el aliento en determinados pasajes. Sin embargo, que éste pasara por encima de títulos como Portal 2 o el puto Batman: Arkham City (lo estoy jugando actualmente, por cierto) es totalmente incomprensible. Sigue siendo un Uncharted y funciona a las mil maravillas, pero no se merece el trono de oro puro que le han otorgado. Como curiosidad, ¿soy el único que ve parecido entre la mala del Uncharted 3 y Esperanza Aguirre?

El premio de truñaco del año va para Fable III (Xbox360), por parecer una nueva versión del Fable II pero sosa y con un final  mierder. Yo no me vuelvo a acercar a esa saga ni jarto de vino.

gravity_rush-480x272

En el apartado portátil lo más destacado es que me hice con una PS Vita. ¡Bieeen, otra de esas consolas con catálogo paupérrimo! Bueno, igual tiene una o dos joyitas. Concretamente las que he jugado. Uncharted: El Abismo Dorado (PS Vita) llega a sorprender por el apartado técnico y por tener una historia (subjetivamente hablando) mejor que la del Uncharted 3, incluso teniendo como malos a narcotraficantes sudamericanos que se ponen, en sus almacenes, de “motivators” posters de Franco. La otra joya inesperada es Gravity Rush (PS Vita), en especial por la atmósfera creada y su estética cercana al universo Ghibli pero con toque oscuro. La historia es bastante naive, igual que su protagonista, Kat. La jugabilidad puede resultar algo tosca, pero yo he acabado completamente absorbido por el mundo creado por Naoko Sato,  escritor también del primer Silent Hill. La portatil de Sony ha sido también testigo de otra pequeña decepción con Assassin’s Creed III: Liberation (PS Vita), juego coetáneo al titulo de consolas de sobremesas pero con entidad propia, basada en el New Orleans del esclavismo. Posee una mecánica interesante con el tema de los perfiles de Aveline, primera protagonista femenina de la saga, pero la errática historia y bastantes bugs hacen de este juego uno más del monton. ¡Ah! también PS Vita tiene  Touch my Katamari, es un Katamari y mola, no hace falta decir más.

Expliqué por aquí como me fue en la Nintendo 3DS con Super Mario 3D Land y The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D. Poco más tengo que añadir a los juegos completados en la portátil de Nintendo, ya que estoy inmerso en un par de RPGs que requieren tiempo y paciencia. Hablo de Tales of the Abyss y el último y controvertido juego de la saga Kingdom Hearts. Ya os contaré.

Por otra parte, los Humble Bundle periódicos han ayudado a acrecentar mi Síndrome de Diógenes Digital en el catálogo de Steam. Muchos juegos que se compran por que sí. Al menos se hace algo de caridad. Hablando de juegos indie, en Sitges asistimos la proyección del documental Indie Game: The Movie, que tenéis que verlo si o si.

Vaya churro de artículo me ha salido, ¡menos mal que estoy en hiatus! Es más fácil de decir que de hacer, pero a ver si este año hago como mínimo un post al mes de lo que he probado y estoy jugando. Bueno, solo queda decir que feliz 2013 y que juguéis mucho siendo sabios con vuestro tiempo.

150px-Creeper

Back to the Future: The Game

Ha pasado un año desde que Doc Emmet Brown dejó a Marty McFly junto a los escombros de un DeLorean destrozado por un tren de mercancías. Con Doc desaparecido, el ayuntamiento pretende hacerse con su casa y el padre de Marty se encarga de supervisar la subasta de los bienes del científico, a pesar de no contar con la aprobación del joven Marty.

En plena subasta, una instancia del DeLorean aparece con Einstein, el perro de Doc, en el interior. Las pistas halladas en el interior del vehículo acaban por indicar que Doc está atrapado en 1935. El joven no se lo piensa dos veces y decide ir a auxiliar a su viejo amigo. El condensador de fluzo vuelve a brillar para Marty McFly.

Telltale Games es una desarrolladora conocida por intentar devolver su esplendor a las aventuras gráficas de antaño. Después de recuperar a la pareja de detectives Sam & Max y al mismísimo Guybrush Threepwood, entre otros, la compañía californiana se atrevió a meter mano a uno de los iconos de los 80 más queridos por los amantes de la ciencia ficción ofreciendo una aventura episódica protagonizada por Marty McFly. Afortunadamente, el resultado es correcto y simpático pero queda lejos de ser memorable.

Regreso al Futuro quedaba exenta de una representación digna en el mundo de los videojuegos. Unicamente en Japón, los usuarios de Super Nintendo (y más tarde los de emuladores) pudieron disfrutar de un magnífico juego de plataformas ambientado en los eventos de Regreso al Futuro 2. La labor de Telltale Games ha sido más ambiciosa y pretende expandir el universo creado por Rober ZemeckisBob Gale. El propio Gale se ha encargado de supervisar y dar el vistobueno al proyecto que nos lleva a volandas entre 1935 y 1986 limando las catástrofes que pueden producir los viajes temporales.

El arco argumental se basa en las típicas situaciones que tanto han popularizado a la trilogía cinematográfica. Ir a linea temporal A, meter la pata. Ir a la linea temporal B, darse cuenta que hay que deshacer cosas. Volver atrás, salvar el tiempo. Por supuesto, hay que lidiar con la familia Tannen y procurar no meter la pata con la familia McFly. Pero la verdadera antagonista de la historia es Edna Strickland, hermana mayor del director Strickland quien tanta tirria le tiene a Marty. Tampoco me gustaría especificar el papel que ejerce Edna Strickland en la historia ya que considero que deberiáis verlo vosotros mismos.

El diseño de los personajes se basa en tal y como los conocemos en las películas, de hecho choca que tanto Marty McFly como Biff sigan vistiendo igual un año mas tarde de los acontecimientos cinematográficos. Nimiedades a parte, el tono caricaturésco le sienta estupendamente y los escenarios, aunque escasos, recogen toda la esencia del Hill Valley que tanto adoramos.

El compositor en nómina de Telltale, Jared Emerson-Johnson, realiza una gran labor basándose en las reconocibles melodías de Alan Silvestri. Mientras que Christopher Lloyd se enfunda de nuevo en el papel de Doc Brown, A.J. Locascio pone la voz a Marty McFly por razones de edad aunque el mismísimo Michael J. Fox pone voz a William McFly a quien conocimos siendo un bebé en Regreso al Futuro 3. Una lástima que Thomas F. Wilson no retomara su rol de Biff Tannen como tampoco lo hacen Lea Thompson y Crispin Glover como los padres de Marty. Curiosamente, quien si regresa al universo BTTF es Claudia Wells, quien interpretara a Jennifer Parker en la primera película (mas tarde sería Elisabeth Shue) y lo vuelve a hacer en el juego.

El juego en sí cuenta con la jugabilidad limitada de una aventura gráfica contemporanea. El cambio entre escenarios es brusco y a menudo los controles se alteran con la nueva perspectiva haciendo el control bastante confuso, sobretodo en sus versiones de consolas siendo, junto los irregulares tiempos de carga, lo poco negativo del juego. Los puzzles planteados no son demasiado rebuscados y es facil abrirse camino por la historia. Aunque, para los rezagados, el sistema de pistas resulta útil en determinados momentos.

Sinceramente, en los tiempos que corren me hubiese dado más miedo que Hollywood hubiese querido exprimir la saga con otra película y el formato escogido para el retorno de Marty me ha parecido acertado. Es un alivio comprobar el respeto y mimo que el equipo de Telltale Games ha tenido con la serie. Ahora bien, estoy convencido de que, comprimiendo el argumento, en una película de animación hubiese sido la bomba.

Os aconsejo que le echéis ojo al espacio que tiene el juego en Steam y estéis atentos a las posibles ofertas. El juego ha sufrido reducciones de precio varias veces y, si sois fans de Regreso al Futuro y todavía, no lo habéis jugado, no lo dejaría pasar. Os recomiendo encarecidamente la versión de Mac o PC antes que la versión de consolas (aunque admito que no he probado la versión de iOS).

En fin, larga vida a Marty McFly. 7,5.

 

Dragon Age II

Cuando los engendros oscuros toman Ferelden, Hawke y su familia se ven forzados a exiliarse a la ciudad de Kirkwall, antiguo hogar de su madre y colapsada por refugiados.  Hawke y los suyos logran entrar en la ciudad con la condición de servir durante un año, lo que les lleva a descubrir aventuras, intrigas políticas, peligrosos cultos de magos de sangre, dragones, mazmorras, etc, etc.

Hace unas semanas ya que completé la historia de la secuela de Dragon Age: Origins, y no quería que se perdiera mi opinión en el olvido. Así que seré breve. Cuando digo que he completado la historia, lo he hecho de uno de los arcos argumentales de este action RPG que no hace justicia a la franquicia. Bioware, la desarrolladora, nos tiene acostumbrados a grandes joyas como las saga de Star Wars: Knights of the Old Republic o Mass Effect. Con Dragon Age: Origins volvieron a meterse al público en el bolsillo por lo que las expectativas de Dragon Age II eran bastante altas y acabaron por aplastar el resultado final. ¿Significa esto que es un mal juego? En absoluto. Significa que no es lo que se esperaba.

Normalmente un RPG tiene de trasfondo, a parte de una evolución de los personajes, una aventura que conlleva un viaje, pasando de mazmorra a mazmorra abriéndose camino a golpe de espada y lanzamiento de hechizos. Ese es el principal escollo de este juego. Tal viaje no existe, en todo caso alguna excursión. Al verse confinados en la ciudad de Kirkwall y alrededores, es fácil que los jugadores hayan dado la espalda a Bioware, sin embargo el juego en sí es bastante entretenido a pesar de la repetitividad de la que peca en ocasiones.

A pesar de todo, cuando comencé a jugarlo no cambié el disco del lector hasta pasármelo. Así que es definitivamente algo a su favor. ¿Por qué? Es tan simple que no da pereza meterse a una misión, y luego otra… y luego otra… así hasta que te lo pasas. Únicamente me atasqué en el final del segundo acto, de los tres que conforman el juego, luchando con el malvado Arishok. Vencer a ese bastardo fue la sensación más gratificante que me hizo sentir Dragon Age II. El tema de los personajes y las relaciones entre ellos también ayuda a que te intereses un poquito, por supuesto, enrollarte con alguno de ellos te supondrá un logro. Yo me casé con la elfa con cara de pánfila.

Lo dicho, no es un buen RPG pero no es un mal juego. 7.