Hay autores cuya obra compro incondicionalmente, la de Junji Ito es una de ellas. La retorcida mente de este dentista metido a autor me cautivó hace más de 15 años con Uzumaki (うずまき)…