Archivo de la etiqueta: Kratos

God of War: Ascension

God-of-War-Ascension-Game-CoverEsta semana santa, mientras unos celebraban la ascensión de Jesucristo al reino de los cielos, he optado por otra mitología diferente y he recorrido el viejo nuevo viaje de Kratos para lidiar con los dioses del Olimpo.  O, más bien, con las furias. Kratos ha roto su juramento con Ares, dios de la guerra, y por ello es perseguido y capturado por las protectoras de juramentos. Aquejado de horribles visiones relacionadas con la pérdida de su familia, Kratos busca lidiar con las furias e iniciar el camino, conocido por todos, que le acercará al Olimpo y a su venganza.

Tras un redondo desenlace a una (falsa) trilogía, el equipo de Sony Santa Monica decidió que era hora de resucitar una de las gallinas de oro de la compañía. Tres años más tarde nos llega, en forma de precuela, God of War: Ascension.  El retorno del espartano más famoso de los videojuegos se salda con una modesta acogida y la introducción de un modo multijugador que debo admitir que me ha sorprendido gratamente después de haber probado una insulsa versión beta.

¿Ascensión? Va a ser que no.

Decepción puede ser la primera palabra que puede llegar a nuestra cabeza después de las primeras horas a los mandos. La idea de ver a Kratos en una empresa igual (pero diferente) a la de sus tres títulos principales no llega a asentarse apelando constantemente a la nostalgia de la epicidad de sus anteriores (pero posteriores,¡ay que lio!) aventuras. No es que este título no intente ser épico, tal vez el problema es que lo intenta demasiado. Vale que la factura técnica es excelente, pero las luchas con monsturos gigantescos se traducen en graves problemas de cámara que hacen que, en ocasiones, estés jugando a una edición digital de “¿Donde esta Wally?“.

A pesar del mencionado problema de cámara en determinados momentos del juego, la evolución de la jugabilidad a lo largo del título es positiva, va mejorando y se empieza a disfrutar gracias a los cachivaches que permiten a Kratos controlar el tiempo o desdoblarse, llegando a evocar la jugabilidad de títulos indie como P.B. Winerbottom o Cloning Clyde, pero con mucho más presupuesto. Por lo demás, sigue siendo más de lo mismo excepto por la exclusión en esta entrega del mini-juego de zumbarse a jovencitas, pero no os preocupéis que continúan con la manía de ponerle tetas a la mayoría de bichos.

En definitiva, estamos ante un título con regusto a fin de fiesta. Se disfruta, pero lo mejor ya ha pasado. Es hora de que dejen a Kratos subir a los campos Elisios y descansar con su familia. 7.

God of War: Ghost of Sparta

god-of-war-ghost-of-sparta-box-artKratos acaba de derrotar a Ares y ocupa el trono de Dios de la Guerra. Pero, antes de meterse de lleno en la vida olímpica, decide poner en orden su pasado y partir a la búsqueda de su hermano Deimos, separado de él por los dioses cuando eran infantes.

God of War” impreso en la carátula de un juego, es garantía de que va a ser la leche. La segunda incursión de Kratos en la PSP, también de la mano de Ready at Dawn Studios, pasa el listón de la franquicia sin pestañear y logra un título superior a “Chains of Olympus“, añadiendo mejoras que ya se encontraron en “God of War III” como nuevos movimientos y una tercera barra asociada a un poder, en este caso, las cuchillas llameantes. A parte de eso sigue siendo exactamente igual en lo que a jugabilidad se refiere, aunque en esta ocasión apenas hay puzzles y los que hay son muy fáciles. En fin, que es más de lo mismo pero… ¿quien se cansa de comer una buena paella?

Cronológicamente, “Ghost of Sparta” está situado entre los acontecimientos de “God of War” y “God of War II“. La historia nos brinda mucho más feedback del espartano, enriqueciendo su figura invitándonos a conocer su infancia y a su madre y hermano. Entre las localizaciones que nos brindan esta vez, se encuentran la mismísima Atlantis (si, Kratos la hundió), el Templo de Poseidón y el Reino de Thanatos, la divinidad que personifica la muerte y que mantiene prisionero a Deimos.

El juego no es mucho más largo que la primera entrega de PSP, pero no deja de tener, al igual que los anteriores, una gran re-jugabilidad. Total, juegazo con todas sus letras.

God of War III

20100120_00044 Después de ser traicionado por los dioses y aliarse con los titanes, Kratos se encuentra en pleno monte Olimpo buscando su venganza definitiva a lomos de la titánica Gaia. Por desgracia para él, Gaia acaba por considerarle un estorbo y el espartano vuelve a dar con sus huesos en el reino de Hades. Escapar de allí será el principio de un ajuste de cuentas de grandes dimensiones.

Hace poco volví a disfrutar de “God of War” y “God of War II“, en la versión remasterizada para Playstation 3, de “God of War: Chains of Olympus” en mi PSP y he llegado al culmen de la saga al completar “God of War III“, el título más esperado desde que la tercera Playstation salió al mercado. Así, a bote pronto, podría decir que la industria tiene un nuevo baremo.

El final (o no) de la saga de Kratos es el mejor juego, de la actual generación, que he tenido la oportunidad de jugar. Vale, es un título que no es perfecto, pero la dedicación artesanal de los desarrolladores se nota en todo momento. Gráficamente es inmenso, el uso de las texturas es magistral, ¡cojones, que se ven hasta los poros de la piel de Kratos! La banda sonora recoge piezas de las anteriores entregas, pero es igual de épica. La jugabilidad es sublime y el nivel de violencia… ¡extraordinario! Solo hay que ver como Kratos, chopadico de la sangre de sus enemigos, lacera a un minotauro o le arranca la cabeza a un dios a pelo. Vamos, que uno empieza a pensar que Kratos es de Bilbao.

god-of-war-iii-013

Y después de esta eyaculación de elogios, vamos a los peros (que no perros, pero ladran igual). Lo mismo suelto algún spoiler, lo mismo no, ya veré según escriba. Mientras estamos jugando no nos cabe la menor duda de que estamos ante un gran juego, sin embargo no deja de ser más de lo mismo: saltos, bichos, bichos mas grandes, saltos, palanca, saltos, bichos, dios y asín sucesivamente. Hey, pero nos gusta, a pesar del momento “Guitar Hero“, el momento “Echochrome” y ese homenaje (¿plagio?) a cierta escena de “Max Payne“. La innovación queda patente a la hora de enfocar los combates con los dioses: no hay dos igual y todos son geniales. Los señores de Sony Santa Monica han logrado que la batalla final con Zeus quede grabada con letras de fuego en la historia de los juegos de marcianitos.

Al igual que la entrega anterior, fomenta la rejugabilidad gracias a los artefactos especiales y a los trajes adicionales. Incluye una serie de videos que explican los procesos del desarrollo, etc. En definitiva, que estoy contento de tenerlo en mi estantería. Os dejo con una reseña más currada de mi compañero Raúl de Ps3p.es.

God of War II: Divine Retribution

Los dioses están un poco mosca con su nuevo compi de piso, Kratos. No limpia, no saca la basura y encima lidera al ejercito espartano en la conquista del resto de pueblos griegos. Atenea, que esta ya hasta el gorro, aprovecha una visita de Kratos a Rodas para robarle parte de su poder divino transfiriéndolo al coloso que da la bienvenida a los marineros en la entrada de la ciudad. Tras una dura pelea con el coloso en la que Kratos sale vencedor pero moribundo, Zeus baja a la tierra para rematar la faena. Kratos tiene que renunciar a sus poderes divinos para obtener la Espada del Olimpo. Aún así, el espartano queda a merced de Zeus y, tras denegar fidelidad al rey del Olimpo, muere a sus manos. De camino al reino de Hades, es rescatado por Gaia, madre de todos los Titanes. Ávida de venganza por el trato que reciben de los dioses, Gaia le brinda la oportunidad a Kratos de convertirse en su particular instrumento de venganza indicandole el paradero de las hermanas del destino, las únicas que pueden hacer que Kratos vuelva al momento en el que Zeus acabó con su vida y cambiar el rumbo de la historia del Olimpo.

Todos se preguntaban si en los estudios de Sony Computer Entertainment en Santa Monica lograrían superar al exitoso God of War con su secuela. La respuesta fue un unánime “SI”. El regreso de Kratos suponía volver a encontrar la espectacularidad gráfica del anterior título. El atractivo de la segunda entrega aumenta con escenarios más amplios y bellos, enemigos más enormes y secuencias cinemáticas más trabajadas con el motor del juego. En las escenas de Pegaso hay determinados momentos en los que hay cierta ralentización. También hay que admitir que la mayoría de las secuencias CGI no están a la altura de un título de primera linea como se supone que es un God of War. Si nos ponemos a comparar los CGI del Final Fantasy XII con los del God of War II hay una diferencia de calidad bastante considerable. Digo esto siendo tiquis miquis, claro está.

Desde la espectacular batalla contra el coloso de rodas hasta el enfrentamiento con Zeus, el juego mantiene el interés en todo momento… o casi. No se hasta que punto la inclusión de puzzles es excesiva en el juego. En la precuela de PSP disfrutaba de los puzzles, aquí me suponían un lastre para seguir matando. Ojo que no esta mal hacer pensar a los canis gamers, pero hay momentos en los que uno no esta de humor para puzzles. Vale, la mayoría son muy fáciles, pero alguno debido a que depende de que reparemos en algún pequeño detalle y es fácil caer en google para buscar un walkthrough.

En el apartado sonoro encontramos lo mismo que en anterior título, contundentes composiciones llenas de fanfarrias durante los encuentros con los enemigos y una excelente ambientación sonora en los escenarios. Lamentablemente el doblaje en castellano vuelve a ser lo peor del juego. Errores de lipsync y lo indescifrable de las voces modificadas dan al traste con un doblaje absolutamente plano de emociones.

La historia es mejor que la del anterior título, por lo menos a mi me ha gustado mucho más. Conocer hechos sobre los dioses y los titanes enriquece el entorno de Kratos. Es normal que conocido todo sobre él, en la primera entrega, ahora desarrollen sus circunstancias y las de su entorno. La verdad, no se que opinar sobre el final abierto, veo muy lejos poseer una Playstation 3 así que lo interpreto, de momento, como una amarga despedida del universo God of War.

Los alicientes para re-jugar el juego una vez completado no son pocos. Tan solo es un poco más largo que el primer juego así que desbloquear diversos atuendos y nuevos modos de juego es un buen incentivo para todos aquellos que quieran sacar partido a su inversión.

Si no has jugado al primer título de God of War, evita jugar a este ya que son indivisibles. Si jugaste al primero y no te cautivó, probablemente este te dirá poco pero merece una oportunidad. Si ya jugaste al primero y te gustó, este review es inútil porque ya tendrás el juego más que pasado.

En luen.org
God of War
God of War: Chains of Olympus

Enlaces relacionados
Web oficial de la franquicia
La espectacular batalla con el coloso de Rodas
En Meristation

God of War: Chains of Olympus

Por encargo de los dioses, Kratos se dirige a Ática para frenar el ataque de los persas los cuales cuentan con un enorme basilisco. Tras evitar el ataque, la oscuridad cubre los cielos. El dios del Sol ha caido junto a su carro permitiendo que Morfeo extienda el letargo al resto de dioses. Sera labor de Kratos, el chico de los recados, levantar de nuevo el carro de Helios para descubrir que el titán Atlas ha sido desencadenado. La busqueda de respuestas llevará a Kratos al inframundo donde, de nuevo, la sombra de su pasado volverá a inquietar al espartano.

God of War: Chains of Olympus es uno de esos juegos que te hacen sentir orgulloso de poseer una PSP, no por el juego en sí, sino porque esta precuela de los títulos de Playstation 2 realmente pone a prueba a la pequeña de Sony, mostrando todo su potencial y alimentando la esperanza de ver grandes títulos a nivel gráfico en el futuro.

El équipo de los estudios “Ready at Dawn” tenía el reto de adaptar la inmensidad de los títulos de God of War para Playstation 2 al modelo portable de la compañía. El reto ha sido más que superado, eso sí, a costa de que se resienta el framerate en determinados momentos del juego. Pero tampoco es algo molesto y podemos disfrutar en nuestras manos de un título digno de una consola de sobremesa.

A nivel sonoro tenemos también más de lo mismo, música rimbonbante que trata de imprimir carsima al juego. Las voces, en versión original, son más que correctas aunque me pone nervioso que Kratos no sepa hablar sin chillar.

El juego en sí, es entretenido y extremadamente corto, pero debo decir que me ha gustado más que la primera entrega para Playstation 2. Si os gustan los retos teneis varios modos de dificultad. Si por el contrario, como yo, solo quereis “comprar” la historia, el modo facil cumple lo suficiente. Total, los puzzles no requieren habilidad a los mandos.

Enlaces relacionados
Web oficial
En Wikipedia
En Meristation

God of War

Lamentando su pasado y vagando por el mar Egeo, Kratos, el fantasma de Esparta, vive sirviendo a los dioses esperando conseguir la redención de sus pecados. Tras derrotar a la temerosa Hydra, por encargo de Poseidón, la diosa Atenea tiene preparada para él una importante misión. Derrotar a Ares, el dios de la guerra. El que una vez fuera el señor de Kratos, se encuentra destrozando Atenas y solo un mortal con el poder que puede otorgar la caja de Pandora es capaz de derrotar a un dios.

God of War, es uno de esos títulos que he dejado pendientes durante mucho tiempo. Con la reciente salida del episodio para PSP, “Chain of Olympus“, decidí darle una oportunidad a esta superproducción de Sony Computer Entertainment America. Un título que presume de espectacularidad a todos los niveles. La gran magnitud gráfica deja boquiabierto a cualquiera. Acompañada, claro está, por una pomposa banda sonora orquestada.

Gráficos

¿He dicho ya lo de los gráficos espectaculares? ¿Si? Pues poco puedo añadir. Bueno, sí. El diseño conceptual de todo el juego es magnífico. Sorprende la majestuosa recreación de la mitología griega por parte de la gente de SCEA. Debo decir que algunos videos CG chirrían un poco, aunque el uso del pseudo 2D en algunos es para quitarse el sombrero. Ah, la cámara fija a veces desorienta, por lo menos a mi, que estoy acostumbrado a los últimos RPG en 3D con total libertad de camara.

Sonido

La música es contundente durante la mayor parte del juego y es un poco agotador a ratos. Se agradece el silencio durante las partes de puzzle o, en ocasiones, alguna melodía sutil. Algunas de las piezas me ha recordado al Vangelis de Blade Runner. Será por la inspiración griega. Lo peor sin duda, es el doblaje. Se aprecian fallos de lipsync y Kratos no imprime siempre el carisma que debería tener en su voz castellana. Además, un error de traducción transforma a la hija de Kratos en chico lo que hace soltar un wtf como una casa.

god-of-war-1.jpg
La hydra no es una pequeña lagartija precisamente

Jugabilidad

Este juego tiene un claro referente: “Devil May Cry“. Digan lo que digan, el dios de la guerra le debe mucho a este clásico de Capcom. La posibilidad de incrementar la calidad de nuestras armas a base de “orbes”, el doble salto, las criaturas demoníacas que salen de un agujero en el suelo…. las similitudes son más que patentes. Si hay algo en lo que destaca “God of War” es la violencia y en los minijuegos en forma de combos para derrotar a los enemigos más temibles. Los puzzles sacan de quicio alguna vez y la parte del templo de Pandora es bastante cansina dando al jugador escasa sensación de estar avanzando, algo grave teniendo en cuenta que dicho templo engloba la mitad, o más, del juego. Un juego corto, todo hay que decirlo, entre 8 y 10 horas tenemos tiempo suficiente para completarlo.

god-of-war-3.jpg
Alguien ha dejado abiertas las puertas del laberinto

Como he dicho, la mayor parte del tiempo se invierte en los “puzzles” o situaciones enrevesadas en las que tendremos que usar nuestra lógica combinada con la habilidad. La parte de Hades casi me hace perder la paciencia por los intentos que empleé para superarla.

Conclusión

Si no lo digo reviento: Kratos me cae mal, muy mal. No voy a decir el motivo por no spoilear, pero su poco respeto por la vida ajena hace difícil de creer que tome la decisión que toma en determinado punto de la historia. A parte de eso… a pesar de ser un juego cuyo esquema no es innovador, ha logrado amasar una importante legión de fans por todo el mundo y se ha convertido, por méritos propios, en una de las sagas más carismáticas del mundo de los videojuegos. A mi me ha atrapado por la historia y la calidad gráfica. Eso sí, debo confesar que he jugado en modo fácil porque me interesaba más pasearme por la inmensidad gráfica del juego que encontrar retos. Su corta duración lo hace de disfrute casi obligatorio.

Enlaces relacionados

Web oficial
Reseña en Meristation