Archivo de la etiqueta: steam

Y Valve lanzó Steam para Linux…

steamubunto0

y vió que era bueno.

Bueno, supongo que no es noticia para aquellos que disfrutaban de la beta desde hace un par de meses,  Valve ya ha presentado formalmente Steam para Linux. El sistema operativo del pingüino ha sido durante mucho tiempo denostado por las desarrolladoras de videojuegos hasta que Gabe Newell ha dado un golpe sobre la mesa apostando por la plataforma preferida por los geeks… ¿o debería decir nerds? En casa hace años que me pasé a Apple para uso casual, pero esta noticia hace factible que mi próxima adquisición de sobremesa venga con el pingüinito dentro (o, si no, se lo pongo yo).

Los linuxeros más puristas lo acogen a regañadientes por la decisión de Valve de optar por Ubuntu como plataforma “oficial” de lanzamiento y soporte. Si, amigos y amigas, los linuxeros son como los partidos de izquierdas, todos comparten enfoque pero tienen sus diferencias. Viva la fragmentación. Pero no nos olvidemos de lo importante aquí. ¿Usar wine para jugar bajo Linux tiene los días contados? ¿Este, esta vez de verdad, será el año de Linux? (#ranciofacts).

steamubuntu

Para celebrarlo, Steam se engalana para la ocasión ofreciendo ofertas en todo el catálogo de Linux. Incluido el mítico Half-Life, todo un bookmark en la historía de los videojuegos. ¿Cómo afectará esto a las ventas de los juegos del catálogo de Steam que ya se incluyen en el Centro de Software de Ubuntu? Yo creo que más bien poco. El usuario medio de Ubuntu seguro que se ha beneficiado de la mayoría del catálogo de juegos de Linux haciendo uso de los bundles de software indie que tanto se han puesto de moda de un tiempo a esta parte. Gracias a Steam esas adquisiciones se pueden centralizar.

En fin,  linuxeros, a jugar. Por cierto, este es mi perfil de usuario. Hagregarme hamijos.

 

Voy camino Anvil, ¿tú hacia donde vas? ♪

The_Elder_Scrolls_IV_Oblivion_coverBuenas, gente. A principios de año os comenté que os iría poniendo más al día de lo que va pasando por mis manos y hoy voy a hablaros de un juego que me ha tenido muy absorbido: Los Pergaminos de los Viejunos IV: Oblivion. Ojo, que si, que ya se que no he descubierto América y se trata de un juego que ya tiene 7 años.  Aunque había disfrutado de él en Steam, no ha sido hasta ahora que le había echado mano, después de hacerme con una edición baratita del 5º aniversario, con extras y todo, para Xbox 360, que eso de jugar en Windows como que me da mal karma.

Pues eso, ha sido ponerlo y un no parar hasta desbloquear todos los logros (1250/1250, si, soy un achievement whore) y eso que me he quedado con misiones secundarias pendientes. Que si ahora soy del gremio de luchadores, ahora de magos, luego de asesinos… Y luego dice mi pareja que es un juego aburrido. Bueno, vamos a ver, que ritmo, lo que se dice ritmo, no tiene. Pero es que los chicos de Bethesda se encargan de que pasear por el mapeado sea de emparrarse. Eh, si Journey ofreciera más de 60 horas de juego igual no le lamerían el culo tanto, acusándolo de repetitivo. Gráficamente puede parecer obsoleto pero su punto fuerte es el uso de la iluminación que le da naturalidad a los bosques y pueblos de Cyrodiil, embelleciéndolos un montón.

Ah, que tonto, no os he dicho de que va. Pues es un action RPG de espadas, magos, elfos, brujos, caballeros, dioses, criaturas mágicas, portales a un plano demoníaco y otros clichés. A parte del principal, hay varios arcos argumentales normalmente unidos a los gremios. Simplemente es ir encadenando una misión tras otra. Eh, sin prisas, tomate tu tiempo. El tiempo es importante a la hora de desarrollar las misiones. Si tienes que hablar con un tendero para avanzar en la misión y son las 12 de la madrugada, te jodes y te esperas a que sea de día, que estas no son horas para ir molestando al personal. Claro que siempre puedes forzar cerraduras y hacer malicias que eventualmente harán que acabes con los polígonos en la cárcel más cercana. Así de tontamente me he pasado muchas horas este último mes y no me arrepiento en absoluto. Si ahora TES IV: Oblivion me parece la leche, no es extrañar que hace 7 años lo petara. La banda sonora del juego, compuesta por Jeremy Soule, me encanta y me la pongo a menudo.

Una de las cosas que más me ha chirriado es la IA (Inteligencia Artificial) de algunos NPC (non-playable characters). Más por su comportamiento que por la correcta programación de sus rutinas. Saca de quicio que se te pongan delante en medio de una batalla. A la mínima que les golpeas accidentalmente, se olvidan de que están batallando por la salvación de su tierra y deciden que devolverte el golpe es prioritario. Era absurdo, y a la par cómico, tener que huir de aliados y demonios daédricos a la vez.   Cositas así aparte, el juego mola mucho mucho.

oblivion01

Yo ya he dado el salto a Skyrim, pero no dudo el que algún día volveré a Cyrodiil para resolver algunos asuntillos pendientes. 9.

PS: Disculpad que sea tan breve y zafio, pero estoy muy oxidado a la hora de escribir reseñas.

Jugando 2012

BorderlandscoverHola niños y niñas. 2012 se ha ido y, aunque el blog esté en hiatus raruno, me gustaría dejaros constancia de la actividad gamer que he tenido este año. No he tenido mucho tiempo para jugar y mucho menos para hablar de juegos, sino que se lo digan a los compis de Blogocio, pero aquí os dejo lo que recordaré de este año, que nos acaba de dejar, en materia jugona. Cabe matizar, por si no ha quedado clarito, que no estoy realizando un balance de los juegos lanzados en 2012, sino de mi propia experiencia subjetiva (con la plataforma indicada entre parentesis) con los títulos que he jugado.

Empezare mencionando los juegos más absorbentes del año, aquellos que han tenido la capacidad de fascinarme hasta el punto de robarme todo el tiempo disponible para el ocio digital.  El año empezó con mis incursiones en las instalaciones de Aperture Science gracias a Portal 2  (Steam), toda una obra de arte de los chicos de Valve que activó mis neuronas para ponerlas al servicio de Chell en su empeño por dejar de ser un conejillo de indias. Maldita ciencia. No solo me pasé este sino que después me entraron las ganas de pasarme el primero otra vez y lo hice, pero en esta ocasión en Steam.

Cole's_faceDespués le llegó el turno a Cole McGrath, el protagonista de la saga inFamous, con la genial secuela inFamous 2 (Playstation 3) y su aventura en formato descargable inFamous: Festival of Blood (Playstation 3). Fantástico trabajo de Sucker Punch que hizo que quisiera exprimir hasta el último trofeo de estas exclusividades de Sony. Al igual que el título original, InFamous 2 ofrece experiencias diferentes según las decisiones morales que tomemos convirtiendo la re-jugabilidad en una de las mayores bazas de este título sandbox.

Sin duda, el campeón del premio de roba-tiempos se lo lleva Borderlands (Playstation 3) que ha amenizado mi verano como pocos. Con la secuela en el mercado, no había echado mano a este título del 2009 hasta este año y es motivo de auto-flagelación perpetua. El formato RPG llevado a la experiencia básica del FPS y un modo multijugador excelente me ha llevado también a tirarme calurosas horas disfrutando de su bonita estética cómic por las áridas tierras del planeta Pandora (pero este Pandora si que mola) exprimiendo trofeos, repitiendo campañas y repartiendo a diestro y siniestro. Algo me dice que, esta vez, no tardaré en hacerme con la secuela.

ac3Los otoños para mi tienen un nombre especial: Assassin’s Creed. La saga de Ubisoft es la única que sigo y disfruto de sus juegos desde el día de lanzamiento, además este año tocaba cambio de número en el juego. Con carpetazo dado al renacimiento y a la vida de Ezio Auditore, Assassin’s Creed III (Xbox360) llegaba para contarnos la revolución americana de la mano de un nativo, Connor. La habitual  mecánica del juego con ciertos añadidos es suficiente para no decepcionar a los seguidores de la serie AC, pero el ambiente colonial carece del encanto de los atardeceres encaramados sobre cualquier puto alto de la ciudad de Florencia. Assassin’s Creed II sigue siendo el rey.

Mención especial requiere otro título que ha hecho méritos para ser el motivo de mi procastrinación casera ante el ordenador. Y es que Minecraft  puede parecer una chorrada, pero la inmensa comunidad de gente aburrida hace que quieras pasear por servidores de todo el mundo, observando las maravillas arquitectónicas que resultan de combinar tiempo libre y un montón de cubos. Incluso hay quien ha recreado el universo de Juego de Tronos en un servidor. Hay que asumirlo, jugar a Minecraft solo es bastante aburrido.

e223_uncharted_3_drakes_fortune_0También 2012 ha tenido sitio para las decepciones. Probablemente la mayor de ellas ha sido Dragon Age II, un juego extremadamente muy alejado del estilo de RPG habitual de Bioware. Hablando de RPGs lineales, este ha sido el año en el que me pasé (despues de casi dos años desde que lo empecé) Final Fantasy XIII, en el enlace os contaba mis impresiones. Por otra parte el pequeño, muy pequeño, chasco me lo dió Uncharted 3: La Traición de Drake (Playstation 3). Antes de que empecéis a sacar las antorchas y los tridentes, dejad que me explique. Cuando cogí la tercera entrega de la saga Uncharted, este venía con el título de mejor juego de 2011 otorgado por la mayoría de los medios especializados. Lo que me encontré fue un juego corto con un argumento que no llegaba a la suela de los zapatos a sus antecesores. Eso si, técnicamente es impecable y con un 3D que quita el aliento en determinados pasajes. Sin embargo, que éste pasara por encima de títulos como Portal 2 o el puto Batman: Arkham City (lo estoy jugando actualmente, por cierto) es totalmente incomprensible. Sigue siendo un Uncharted y funciona a las mil maravillas, pero no se merece el trono de oro puro que le han otorgado. Como curiosidad, ¿soy el único que ve parecido entre la mala del Uncharted 3 y Esperanza Aguirre?

El premio de truñaco del año va para Fable III (Xbox360), por parecer una nueva versión del Fable II pero sosa y con un final  mierder. Yo no me vuelvo a acercar a esa saga ni jarto de vino.

gravity_rush-480x272

En el apartado portátil lo más destacado es que me hice con una PS Vita. ¡Bieeen, otra de esas consolas con catálogo paupérrimo! Bueno, igual tiene una o dos joyitas. Concretamente las que he jugado. Uncharted: El Abismo Dorado (PS Vita) llega a sorprender por el apartado técnico y por tener una historia (subjetivamente hablando) mejor que la del Uncharted 3, incluso teniendo como malos a narcotraficantes sudamericanos que se ponen, en sus almacenes, de “motivators” posters de Franco. La otra joya inesperada es Gravity Rush (PS Vita), en especial por la atmósfera creada y su estética cercana al universo Ghibli pero con toque oscuro. La historia es bastante naive, igual que su protagonista, Kat. La jugabilidad puede resultar algo tosca, pero yo he acabado completamente absorbido por el mundo creado por Naoko Sato,  escritor también del primer Silent Hill. La portatil de Sony ha sido también testigo de otra pequeña decepción con Assassin’s Creed III: Liberation (PS Vita), juego coetáneo al titulo de consolas de sobremesas pero con entidad propia, basada en el New Orleans del esclavismo. Posee una mecánica interesante con el tema de los perfiles de Aveline, primera protagonista femenina de la saga, pero la errática historia y bastantes bugs hacen de este juego uno más del monton. ¡Ah! también PS Vita tiene  Touch my Katamari, es un Katamari y mola, no hace falta decir más.

Expliqué por aquí como me fue en la Nintendo 3DS con Super Mario 3D Land y The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D. Poco más tengo que añadir a los juegos completados en la portátil de Nintendo, ya que estoy inmerso en un par de RPGs que requieren tiempo y paciencia. Hablo de Tales of the Abyss y el último y controvertido juego de la saga Kingdom Hearts. Ya os contaré.

Por otra parte, los Humble Bundle periódicos han ayudado a acrecentar mi Síndrome de Diógenes Digital en el catálogo de Steam. Muchos juegos que se compran por que sí. Al menos se hace algo de caridad. Hablando de juegos indie, en Sitges asistimos la proyección del documental Indie Game: The Movie, que tenéis que verlo si o si.

Vaya churro de artículo me ha salido, ¡menos mal que estoy en hiatus! Es más fácil de decir que de hacer, pero a ver si este año hago como mínimo un post al mes de lo que he probado y estoy jugando. Bueno, solo queda decir que feliz 2013 y que juguéis mucho siendo sabios con vuestro tiempo.

150px-Creeper

Back to the Future: The Game

Ha pasado un año desde que Doc Emmet Brown dejó a Marty McFly junto a los escombros de un DeLorean destrozado por un tren de mercancías. Con Doc desaparecido, el ayuntamiento pretende hacerse con su casa y el padre de Marty se encarga de supervisar la subasta de los bienes del científico, a pesar de no contar con la aprobación del joven Marty.

En plena subasta, una instancia del DeLorean aparece con Einstein, el perro de Doc, en el interior. Las pistas halladas en el interior del vehículo acaban por indicar que Doc está atrapado en 1935. El joven no se lo piensa dos veces y decide ir a auxiliar a su viejo amigo. El condensador de fluzo vuelve a brillar para Marty McFly.

Telltale Games es una desarrolladora conocida por intentar devolver su esplendor a las aventuras gráficas de antaño. Después de recuperar a la pareja de detectives Sam & Max y al mismísimo Guybrush Threepwood, entre otros, la compañía californiana se atrevió a meter mano a uno de los iconos de los 80 más queridos por los amantes de la ciencia ficción ofreciendo una aventura episódica protagonizada por Marty McFly. Afortunadamente, el resultado es correcto y simpático pero queda lejos de ser memorable.

Regreso al Futuro quedaba exenta de una representación digna en el mundo de los videojuegos. Unicamente en Japón, los usuarios de Super Nintendo (y más tarde los de emuladores) pudieron disfrutar de un magnífico juego de plataformas ambientado en los eventos de Regreso al Futuro 2. La labor de Telltale Games ha sido más ambiciosa y pretende expandir el universo creado por Rober ZemeckisBob Gale. El propio Gale se ha encargado de supervisar y dar el vistobueno al proyecto que nos lleva a volandas entre 1935 y 1986 limando las catástrofes que pueden producir los viajes temporales.

El arco argumental se basa en las típicas situaciones que tanto han popularizado a la trilogía cinematográfica. Ir a linea temporal A, meter la pata. Ir a la linea temporal B, darse cuenta que hay que deshacer cosas. Volver atrás, salvar el tiempo. Por supuesto, hay que lidiar con la familia Tannen y procurar no meter la pata con la familia McFly. Pero la verdadera antagonista de la historia es Edna Strickland, hermana mayor del director Strickland quien tanta tirria le tiene a Marty. Tampoco me gustaría especificar el papel que ejerce Edna Strickland en la historia ya que considero que deberiáis verlo vosotros mismos.

El diseño de los personajes se basa en tal y como los conocemos en las películas, de hecho choca que tanto Marty McFly como Biff sigan vistiendo igual un año mas tarde de los acontecimientos cinematográficos. Nimiedades a parte, el tono caricaturésco le sienta estupendamente y los escenarios, aunque escasos, recogen toda la esencia del Hill Valley que tanto adoramos.

El compositor en nómina de Telltale, Jared Emerson-Johnson, realiza una gran labor basándose en las reconocibles melodías de Alan Silvestri. Mientras que Christopher Lloyd se enfunda de nuevo en el papel de Doc Brown, A.J. Locascio pone la voz a Marty McFly por razones de edad aunque el mismísimo Michael J. Fox pone voz a William McFly a quien conocimos siendo un bebé en Regreso al Futuro 3. Una lástima que Thomas F. Wilson no retomara su rol de Biff Tannen como tampoco lo hacen Lea Thompson y Crispin Glover como los padres de Marty. Curiosamente, quien si regresa al universo BTTF es Claudia Wells, quien interpretara a Jennifer Parker en la primera película (mas tarde sería Elisabeth Shue) y lo vuelve a hacer en el juego.

El juego en sí cuenta con la jugabilidad limitada de una aventura gráfica contemporanea. El cambio entre escenarios es brusco y a menudo los controles se alteran con la nueva perspectiva haciendo el control bastante confuso, sobretodo en sus versiones de consolas siendo, junto los irregulares tiempos de carga, lo poco negativo del juego. Los puzzles planteados no son demasiado rebuscados y es facil abrirse camino por la historia. Aunque, para los rezagados, el sistema de pistas resulta útil en determinados momentos.

Sinceramente, en los tiempos que corren me hubiese dado más miedo que Hollywood hubiese querido exprimir la saga con otra película y el formato escogido para el retorno de Marty me ha parecido acertado. Es un alivio comprobar el respeto y mimo que el equipo de Telltale Games ha tenido con la serie. Ahora bien, estoy convencido de que, comprimiendo el argumento, en una película de animación hubiese sido la bomba.

Os aconsejo que le echéis ojo al espacio que tiene el juego en Steam y estéis atentos a las posibles ofertas. El juego ha sufrido reducciones de precio varias veces y, si sois fans de Regreso al Futuro y todavía, no lo habéis jugado, no lo dejaría pasar. Os recomiendo encarecidamente la versión de Mac o PC antes que la versión de consolas (aunque admito que no he probado la versión de iOS).

En fin, larga vida a Marty McFly. 7,5.

 

Broken Sword: La Leyenda de los Templarios (The Director’s cut)

Seguimos con el ciclo “juegos viejunos que todo el mundo ha jugado excepto yo (hasta ahora)” con Broken Sword: La Leyenda de los Templarios. Ubiquémonos. Corre el año 1996 y Lucasarts empieza a vivir el ocaso de sus aventuras gráficas point and click. Por aquel entonces los aficionados a las aventuras teníamos en el punto de mira a Revolution Software gracias al magnífico Beneath a Steel Sky, publicado en el 94, y que decide lanzar el primer título de la saga Broken Sword. Un juego que se presentaba con un cuidado aspecto gráfico, incluyendo cinemáticas animadas , y que nos ponía en la piel de George Stobbart, un turista norteamericano que se encuentra en una cafetería de París cuando un atentado le mete de lleno en una investigación que le llevará a una disputa con siglos de duración. Pero Stobbart no estará solo, le ayudará la reportera Nicole Collard. Como reza el título del artículo, no he disfrutado del juego original sino del “Director’s Cut” lanzado en 2009 en infinidad de plataformas, con un lavado de cara y nuevas secuencias protagonizadas por Nicole.

Reconozco que en esto de las aventuras gráficas únicamente me he nutrido de los viejos títulos de Lucasarts y Sierra (a excepción de Beneath a Steel Sky) por lo que las comparaciones son odiosas en cuanto nos ponemos a jugar a cualquier título del genero. Broken Sword cuenta con una interfaz que facilita bastante las cosas, basta con hablar o interactuar con objetos para seguir adelante y en los tiempos que corren es un título perfecto para los jugadores casuales (ese mal endémico). El juego es bastante más fácil de lo esperado y, a una mala, cuenta con un sistema de pistas que te hará sentir un loser si echas mano de él. La historia es muy simple, no pasa de entretenida, y  el humor que presenta no cuenta con la acidez de las aventuras de Lucasarts así que no va más allá de despertar una ligera simpatía.

Visualmente se ha diseñado un nuevo “hud” (head-up display) para interactuar con los objetos y/o personajes, mucho más limpio y atractivo, y se han añadido dibujos con estética cómic de los personajes que se muestran en las conversaciones. Por lo demás, está prácticamente igual, algo negativo si tenemos en cuenta que las cinemáticas no se han alterado y se ven muy sucias en comparación al juego.

El juego está considerado una de las mejores aventuras gráficas de los 90, tiene todos los ingredientes, me lo creo. Pero supongo que me ha pillado en la época equivocada ya que no veo más que un juego entretenido, bien hecho y, según cuando lo mires, económico. Este es uno de esos juegos que rebajan en steam (para Windows y OS X) a la primera de cambio, yo de vosotros no lo perdía de vista. Un 7.5 se lleva.

Portales a la excelencia

En esto de ser jugador asiduo, ocurre en pocas ocasiones que un juego te absorba y haga que, a cada paso que das, repitas lo jodidamente genial que es. Me ha pasado recientemente. Con dos juegos. O más bien un juego nacido de un experimento, y su secuela de mayor entidad. Estoy hablando de Portal y Portal 2. Cuando declaro mi amor incondicional a estos títulos, lo hago mirando más allá del mero concepto de juego. El arco argumental y el universo presentados por Valve me parecen una aportación cojonuda al genero de la ciencia ficción. Un arco, por cierto vinculado con la saga Half-Life debido a la naturaleza de Aperture Science, empresa que hace breve aparición en el último episodio conocido de la serie.

¿Que de qué va esto? ¿Te suena lo de “hombre contra máquina”? Pues en este caso es una mujer pero, a pesar del punto de vista subjetivo de la narración, la protagonista absoluta es GLaDOS (Genetic Lifeform and Disk Operating System) una I.A. que se sirve de los cacharritos de Aperture Science para poner a prueba a Chell, la sufridora que tendremos que manejar para escapar de las instalaciones. GLaDOS es ya un icono entre los jugadores del siglo XXI gracias a su cinismo que acapara todas las lineas del ingenioso guión del primer título y parte del segundo. Vamos, que deja a HAL9000 a la altura del betún (aunque un poco de inspiración de este si que tiene).

La cuestión aquí es jugar con el entorno, abriendo portales con nuestra maravillosa y única arma, para llegar de un punto A a otro punto B. Los puzzles no son demasiado complicados, me he pasado los juegos (las campañas de un jugador) sin caer en la tentación de buscar por internet las soluciones. La sensación de recompensa es mucho más placentera, uno hasta se siente listo e incluso hace subir la autoestima. ¡Ah, benditos masajes cerebrales! Son una delicia suprema de juegos si no os importa usar el coco un poquito. Hay que darle las gracias a Valve por ellos.

Os recomendaría comprarlos desde Steam (son compatibles tanto para PC como para OS X) pero, como son juegos de la casa, los rebajan muy frecuentemente.

En fin, chapeau.

Dead Space baratón

Salgo del agujero en el que me encuentro para deciros que durante este fin de semana Dead Space está por unos míseros 2,50€ en la plataforma Steam. ¿Que por qué una entrada por esta chorrada? Pues porque es un señor juegazo, capaz de hacerme cagar “patas pabajo” y de los pocos en esa generación que me he pasado mas de una vez. Nadie debería dejarlo pasar. La mejor ciencia ficción y el mejor terror se cogen de la mano en este título magistral. Si os gustan los videojuegos esta noticia os la traerá floja ya que lo tendréis o  lo habréis jugado. La secuela se encuentra también rebajada a 7,50€ y se pueden comprar los dos junticos por 9,99€. Si lo queréis, (creedme, lo queréis) aqui está.

P.D. ¿Apreciaríais si pusiera por aquí las ofertas de Steam que considere que valgan la pena?

Assassin’s Creed: Revelations

Quien me conoce sabe que soy bastante fanboyer de la saga Assassin’s Creed. Como si de una serie se tratara, cada año espero impaciente la nueva entrega para saber como continua la historia. Es de los pocos juegos que suelo tener el mismo día de su lanzamiento y pagando por su edición de coleccionista.

En Assassin’s Creed II nos introdujeron a Ezio Auditore, un florentino del siglo XV descendiente del clan de los Hashshashin, una orden que lucha contra el ansia de poder de los templarios. Tras su conversión a maestro asesino en Assassin’s Creed: Brootherhood, en este último título, Revelations, se completa la historia de las andanzas homicidas de Ezio Auditore, en el cenit de su vida adulta, cerrando el circulo junto a los secretos de Altair Ibn-La’Ahad, protagonista del primer juego y miembro destacado de la orden original.

No voy a hacer un análisis al uso y no voy a spoilear. Simplemente pasaba por aquí para comentaros que si bien la historia merece la pena, como juego nos ofrecen más de lo mismo con poco aderezo y una campaña de duración escasa. Esta vez el escenario de las aventuras de nuestro asesino preferido es la ciudad de Estambul (A.K.A. Constantinopla) pero no tiene ni la magnitud ni la belleza de la Italia renacentista de los juegos anteriores.

Volviendo al rollo de la historia, toda esta gira alrededor de Desmond Miles, y lo que vivimos son los acontecimientos de sus ancestros. El juego nos cuenta mucho más sobre la historia personal de Desmond, lo malo es que no lo han incluido en la secuencia del juego y es algo que está ahí de manera opcional y desbloqueable únicamente encontrando todos los fragmentos coleccionables esparcidos por el mapa. Es si, las secuencias de Desmond las viviremos a través de una cámara subjetiva, lo que otorga un toque fresco y original que se agradece.

Con Assassin’s Creed: Revelations, Ubisoft ha hecho un muy buen juego, pero no podría decir que sea un gran juego como los dos anteriores ni que tenga la frescura del título que inició la saga. Eso sí, tiene uno de los mejores trailers del año…

Si queréis jugarlo y podéis esperar, mejor pilladlo cuando baje de precio. Así pues, mi baremo queda…

Assassin’s Creed: Brotherhood > Assassin’s Creed II > Assassin’s Creed: Revelations > Assassin’s Creed.

L.A. Noire

Al regresar de su participación en la Segunda Guerra Mundial, Cole Phelps (Aaron Staton) se establece con su familia en Los Angeles e inicia su carrera como policía. Sus impresionantes dotes deductivas le llevarán a convertirse en uno de los mejores detectives del departamento. Asesinatos y corrupción harán que el mundo de Cole de una vuelta radical mientras se debate entre sus decisiones morales.

L.A. Noire es una producción de la todopoderosa Rockstar Games desarrollada por el estudio Team Bondi, quien con este realizó su primer y último juego. A pesar de las abrumadoras notazas que recibió, polémicas internas y chanchullos con el estudio dieron con su reciente cierre. Pero dejémonos de marujeos y vayamos al grano con el juego de marcianitos este.

Este juego mola por muchos motivos. Uno de ellos es la revolucionaria e innovadora técnica de captura de movimiento con el que han recogido las interpretaciones de los actores involucrados en la producción, captando con una asombrosa perfección todas y cada una de las expresiones de cuello para arriba. Muchos de los rostros que veréis aquí os resultarán familiares, no en vano comparte dirección de casting con la misma Mad Men, como bien se puede uno imaginar viendo al prota y a algunos de los secundarios que van apareciendo. Los Angeles de 1947 se presenta en un basto mapeado recreado con más de un millar de fotografías aéreas de la época. Vamos, que pasearse por el mundo vintage implementado en este juego es una gozada.

Ahora es cuando vienen los “peros”. La innovadora y mecánica, de investigar e interrogar, entretiene y divierte durante los primeros casos, luego se transforma en rutina. A parte de coleccionar coches y otros elementos, poco se puede hacer en el extenso  y desaprovechado mapeado debido a la forzada linealidad de la historia. Y no, en modo libre tampoco hay mucho que hacer más allá de resolver las limitadas incidencias urbanas. El juego cuenta con un guión poco más que correcto pero que no consiguió que empatizara con el personaje, dejándome con cierta indiferencia al final. Hay casos muy bien planteados, que despiertan interés, pero no siempre siguen esa tónica. Como aventura gráfica o como juego de acción, los recursos de los que cuenta L.A. Noire hacen que este parezca un bebé metido en una camiseta XXL, eso si, de algodón del bueno.

A pesar de lo comentado, el juego tiene un temple de cinco estrellas que hace que te interese seguir jugándolo, de hecho yo lo he exprimido al 100% y probablemente vuelva a enfundarme en los zapatos de Cole Phelps para jugar a algunos de los casos adicionales añadidos como contenido descargable. Pero eso será más adelante, ahora os toca a vosotros.

Half-Life 2

Gordon Freeman, en hibernación durante años por designio de un misterioso hombre con un maletín, es colocado en un tren rubo Ciudad 17, una de las varias ciudadelas fortificadas sede de la gestión de la Tierra por parte de La Alianza Combine, una fuerza militar cuyo origen reside en otra dimensión. La ciudad esta regentada por el Dr. Wallace Breen, antiguo director de Black Mesa, la instalación científica en la Freeman trabajaba y lugar en el que se originó el desajuste dimensional abriendo la brecha que produjo la entrada de razas alienígenas. Concebida más como una carcel, Ciudad 17 cuenta con un movimiento de resistencia liderado, entre otros por el Dr. Eli Vance, su hija Alyx será de gran ayuda en la misión de Gordon de derrocar al Dr. Breen e impedir que sus contactos con los alienígenas sean fructíferos.

No lo he comentado por aquí, hasta ahora, pero soy un ávido usuario (luenkun) de la plataforma Steam en su versión para OS X, todo un revulsivo al potencial gamer de los usuarios de Mac. Valve no sólo es la compañía responsable de la plataforma sino la que revolucionó la capacidad narrativa en el mundo de los FPS, a finales del siglo XX, con la primera entrega de la saga Half-Life. Desgraciadamente, este no está disponible para OS X pero sí la secuela que aquí trato, lo que la convierte en la primera secuela que juego sin haber completado el título anterior, el cual juro completar algún día vía Wine en la partición de Linux.

Volviendo al main subject, Half-Life 2 supuso un salto de calidad en la tecnología de Valve en lo que respecta a su motor Source, todavía utilizado ampliamente. Jugar a Half-Life 2 a día de hoy, más de 6 años después de su lanzamiento, a 1080p y con sus características gráficas a tope puede dejar técnicamente a la altura del betún a algunos de los títulos consoleros de los últimos años. He de confesar de que poseo el título en 360 pero al final me he decantado por jugarlo a la antigua usanza, ratón en mano, y he disfrutado las 15 horas que cuesta llegar hasta el final, todo ello sin interrupciones de cinemáticas ya que, de principio a fin, todo ocurre en “plano secuencia”. Uno de los fuertes del motor source son sus físicas, algo que en el juego se usa de maravilla en la inclusión de puzzles, algunos bastante enrevesados, que tendremos que resolver para ayudar a Gordon a sortear obstáculos. Sin duda una característica rara en los FPS actuales.

De Half-Life 2 se dijo, en su momento, que era el mejor juego que había salido jamás, cosa que corroboró IGN el año pasado nombrándolo el mejor juego de la pasada decada. Esto puede ser más o menos discutido, pero hay que reconocer que el viaje que ofrece Valve con este juego es inolvidable, una experiencia obligatoria para los videojugadores.