Archivo de la etiqueta: vampiros

Daybreakers

En el año 2019 prácticamente la mayoría del planeta esta habitada por vampiros. Los pocos humanos que quedan son capturados y cosechados para abastecer de sangre a la población. Pero la inminente extinción de estos hacen que se trabaje en un plasma sustituto capaz de independizar a los vampiros de la necesidad de sangre humana, sin la cual evolucionan a un estado animal. Uno de los vampiros trabajando en el sustituto es el Dr. Edward Dalton (Ethan Hawke) empleado en la empresa Bromley Marks, principal proovedora de sangre de Estados Unidos y dirigida por Charles Bromley (Sam Neill). Tras topar y ayudar a un grupo de humanos, Edward es llevado por una de ellos (Claudia Karvan) ante “Elvis” (Willem Dafoe) un ex-vampiro que consiguió, accidentalmente, invertir el proceso y que necesita los conocimientos de Edward para recrear las condiciones idóneas para proporcionar una cura al vampirismo.

Daybreakers es una película más de vampiros que profundiza en el concepto de sociedad vampírica de manera lo suficientemente interesante como para no aburrir. Los responsables del film son los australianos hermanos Spierig, cuya opera prima, Undead, la disfruté en Sitges hace ya unos añitos. La película arranca con cierto aspecto noire que llega a recordar a Dark City. Desgraciadamente el film no sabe mantener la coherencia visual y el poco estilo que presenta al principio se va diluyendo conforme avanza. Menos mal que hay un nivel aceptable de gore, aunque en momentos puntuales. Tanto Hawke como Dafoe realizan un trabajo bastante bueno, aunque las lineas de guión de este último son un tanto tontunas. A Sam Neill como malo maloso le falta chicha, pero afortunadamente sus intervenciones son pocas.

En definitiva, aceptamos Daybreakers como aportación válida al cine de vampiros. No llega al nivel de Vampiros de Carpenter ni al de Abierto hasta el amanecer de Rodríguez, pero esta muy por encima de Brácula: Condemor II.

True Blood (Temporada 3)

RESUMEN. ACHTUNG SPOILER!

Bufff, que ya se ha acabado la temporada 3 de True Blood. Si la segunda moló mazo, esta ha sido raruna de cojones. Algunos personajes interesantes, como Russel o Franklin. Hombres lobos descafeinados y sin pelos en el pecho. Sam no es tan buenazo como creíamos. Bill no es tan buenazo como creíamos. Lorena, un personaje que daba mucho juego, muere. Tara se pasa la serie con los nervios destrozados (y de paso poniendo nerviosos a los espectadores). Jason quiere ser poli y se enamora de una mujer pantera. Todo ha acabado en una especie de “Truepúsculo” pero lo más importante…

Sabemos la verdad sobre Sookie

sookifairy

Y Lafayette ve demonios

lafayette-aznar

El final de temporada me ha dejado bastante indiferente.

Dead Until Dark

deaduntildark
Sookie Stackhouse sería una chica normal de un pueblecito normal de Luisiana si no fuera porque tiene la capacidad de leer mentes. Bill Compton, un vampiro, se instala en el pueblo y enseguida conecta con Sookie. Mientras, una ola de asesinatos empieza a azotar la tranquilidad de los habitantes de Bon Temps, los cuales no tardan en sospechar de Bill… chan chan!

Bueno, va, lo admito, soy un lector mediático y adquirí este libro, en Londres, después de ver True Blood, la adaptación televisiva de la saga de libros escrita por Charlaine Harris. Eso fue el pasado verano y, hasta ahora, no lo he leído. Bueno… ¿que decir de este libro? Si os gusta la serie… no lo leáis. No hace falta. A menos que os guste la novela rosa y la descripción exhaustiva del cuerpo de los partenaires masculinos de la protagonista. Eso si, imagino que infinitamente menos ñoño que la saga de Crepúsculo.

No vale la pena poner mucho más que lo dicho, la serie rescató lo rescatable de esta novela y lo moldeó de manera eficiente, y con grandes cambios, para el público televisivo. Me leeré el segundo libro porque me lo regalaron, este en español, y es de lectura fácil pero dudo que siga adelante con la saga.

Avisados/as estáis.

True Blood (Temporada 2)

true-blood-season-2-review

La semana pasada finalizó la segunda temporada de True Blood y la verdad es que nos ha mantenido en alerta todo el verano. Con contundencia, esta temporada es superior a su predecesora. Esto no es un secreto, tanto seguidores como críticos comparten esta opinión. Esta temporada han sabido plantear dos tramas interesantes, jugar bien con ellas y ofrecer la correcta conclusión de ambas.

El trabajo de Anna Paquin y Stephen Moyer, como Sookie y Bill, es lo menos destacable y apenas se nota que la relación sentimental entre estos actores se ha extendido al plano personal. Lo que hace grande esta segunda temporada es que es muchísimo más coral, estableciendo un interesante equilibrio entre los diversos personajes de la serie, acabándolos de dibujar. Durante los episodios conocemos más sobre Sam, Eric, Hoyt, Jessica, Lorena, Andy, Jason o Laffayette (mi preferido). Si hay que darle un premio al mejor trabajo de la temporada se lo doy de cabeza a Michelle Forbes (vieja conocida de los seguidores de Battlestar Galactica) por su interpretación de Maryann Forrester, la ménade que la lia parda en Bon Temps.

La historia de la Hermandad del Sol refleja muy bien otro de los aspectos de los estadounidenses sureños, mostrando una devoción que apela al odio y enriquece al gurú de turno. Pero también en esta parte se nos presenta a uno de los mejores personajes de la serie, Godric (Allan Hyde), para luego arrebatárnoslo cruelmente.

En general la temporada se desarrolla bien, lamentablemente, en la segunda mitad del último episodio los guionistas pierden el norte y se pasan tres pueblos. Estoy hablando de la situación entre Eggs, Andy y Jason. La mire por donde la mire, no le encuentro sentido. Tras el habitual cliffhanger, nos quedamos esperando que la tercera temporada no tarde demasiado.

Being Human

being_human_00

George (Russell Tovey), Mitchell (Aidan Turner) y Annie (Lenora Crichlow) son jóvenes y comparten piso en Bristol. Por lo menos es lo que quieren aparentar siendo un hombre lobo, un vampiro y un fantasma respectivamente. Su condición de “monstruos” les fastidia y hacen lo posible por intentar llevar una vida normal. La cosa se complica cuando un grupo de vampiros pretende liderar una revuelta contra los humanos intentando reclutar a Mitchell, antiguo colega de fechorías.

De primeras puede parecer un chiste. Un vampiro, un hombre lobo y un fantasma viviendo juntos. Pero esta serie británica esta muy lejos de ser una versión sobrenatural de “Red Dwarf” o “The Young Ones“. Being Human es una de las series más exitosas, en Inglaterra, de la pasada temporada y una auténtica sorpresa televisiva. Con tan solo 6 episodios plantean un marco argumental muy interesante que deja con ganas de más. A decir verdad, se esta preparando la segunda temporada y tengo mucha curiosidad por ver como sigue. Los personajes están muy bien definidos y cada episodio se centra un poquito en el drama personal pertinente.

being_human

Si True Blood se os queda cortos, esta serie es un complemento Ideal para el verano.

Enlaces relacionados
Web Oficial en la BBC (ENG)
En Wikipedia (ENG)
Torrent con toda la serie en DVD Rip + Extras + Subtítulos en inglés

True Blood (1era Temporada)

trueblood3

Hace nada que he visto la primera temporada de True Blood, una perfecta serie veraniega sobre vampiros que viven en “comunión” con los humanos gracias a la existencia de sangre sintética. Por cierto, vampiros que tienen los colmillos en los incisivos en lugar de su lógica ubicación.

El escenario de la serie es un pequeño pueblo sureño de Luisiana y la protagonista principal es Anna Paquin, interpretando a una camarera llamada Sookie Stackhouse que tiene la capacidad de leer la mente de las personas. Cuando se instala en el pueblo Bill Compton (Stephen Moyer), un vampiro antiguo habitante de Bon Temps, Sookie será de las pocas personas reticentes a tratar con él.

La serie venia con el aval de ser fruto de los responsables de “A dos metros bajo tierra”. A los ingredientes principales, sangre y sexo, se le añaden a la serie todos los tópicos sureños: rednecks, xenofobia, fanatismo religioso y vudú. El resultado es un melodrama bizarro con toques sobrenaturales bastante entretenido.

La segunda temporada (llevan 3 capítulos) mete más criaturas fantásticas en el saco y al final de cada episodio me deja con el gusanillo. Veremos como evoluciona.

Por cierto, destacable es la secuencia de los créditos iniciales.

Let the right one in (Låt den rätte komma in)

Oskar (Kåre Hedebrant) es un niño solitario que sufre acoso escolar. Su vida cambia cuando conoce a su nueva vecina, Eli (Lina Leandersson), una niña rara y también solitaria. No tardaran en hacer migas. Eli alimentará las ansias de venganza de Oskar mientras ella tratara de alimentarse de otra cosa…

Como la cerveza San Miguel, allá donde ha ido esta cinta sueca de Tomas Alfredson ha triunfado. También lo hizo en el festival de Sitges pero, incomprensiblemente, se quedó sin premios. ¿Como puede una cinta sobre el vampirismo conseguir buenas críticas? Simplemente mostrándose como un buen ejercicio cinematográfico.

La localización ha ayudado mucho a decorar el producto. La fotografía en este remoto y nevado suburbio de Estocolmo, ofrece imágenes muy bellas. Por otra parte, Alfredson logra sacar partido a dos actores noveles viniendo a demostrar que no hay malos actores sino malos directores (toma nota George Lucas). La inmersión en el mundo de la pequeña pareja es completa gracias al trabajo de Hedebrant y Leandersson, viniendo a demostrar que no hace falta un amplio marco argumental para despertar el interés del espectador y no perderlo.

Let the right one in, vio la luz en forma de libro de manos del novelista, también sueco, John Ajvide Lindqvist y publicado en nuestro país bajo el título “Déjame entrar“, por la editorial Espasa. Desconozco el nivel de fidelidad de la película ya que no he leído el libro (aún). El film se aleja mucho de la imagen que solemos tener de las películas de vampiros. La violencia mostrada deriva de la necesidad de alimentarse que tiene la protagonista, a excepción de la sublime escena final. Por lo tanto no veremos estacas, cruces, agua bendita, escotes voluptuosos o fornidos cazadores de criaturas de la noche. Veremos una película sueca, un drama humano que bien podría recordar a una película del polaco Kie?lowski. Eso sí, con un toque de vampirismo.

Enlaces relacionados
Web oficial (Svenska)
Espacio y tráiler en la web de Apple