¡Que vienen los catalanes!

Hay que ver el fruto que han dado tantos años de propaganda anti-Catalunya por parte del Partido Popular. Me flipa ver la gente que esta saliendo ahora que se cree que los catalanes, ahora mismo, están hacinados en Tortosa y organizándose para entrar violentamente en la Comunidad Valenciana para invadirnos, esclavizarnos y sodomizarnos mientras nos obligan a ver la programación de sobremesa de TV3 completita, desde el Telenotícies a La Riera.

¿Sabéis que va a pasar? Absolutamente nada. Catalunya actua con absoluta indiferencia ante este delirio y el único nexo que hay con esta son las raíces lingüísticas. Valencia tiene su propia identidad y precisamente han sido los miembros del Partido Popular los primeros en vilipendiarla, empezando por la lengua. Dicen que Joan Ribó es catalán, que tiene el demonio dentro. ¿Y qué? Zaplana era de Murcia y no decían nada, claro, porque era muy campechano.

El “nacionalismo” que predica Compromís no va más allá de exigir al gobierno la financiación que se merece la Comunitat Valenciana. Fijate tú, lo mismo que ha venido haciendo Alberto Fabra (PP) durante su mandato. En sus viajes a Madrid, Mr. Moniato se enfrentaba, con la boca pequeña, a sus jefes de la capi y estos se limitaban a tratarle condescendientemente mientras lo devolvian a casa con los bolsillos vacíos mientras que por lo bajini comentaban “Es muy bonico, pero es un poco tontico”. El gobierno central del PP no le hace caso ni a los suyos.

Valencia ahora pide todo lo mangoneado (tanto desde dentro como desde fuera). Si me decís que luchar para que la mayor parte del fruto del trabajo hecho en casa se quede en casa es nacionalismo… pues oye, tal vez yo sea nacionalista. Eso sí, no tengo ninguna bandera estelada ni pretendo quemar ninguna con el distintivo azul (más que nada por mi pirofobia).
Llegar a conclusiones por uno mismo ante hechos objetivos no hace nada de daño, oye. Es más, dicen que ayuda a desarrollar una cosa que se llama pensamiento cínico… cítrico… crítico… ¡si, eso es! Pensamiento crítico.